jueves, 14 de marzo de 2013

¿Podía la Mafia cambiar la ruta del desfile?


Una analogía para la investigación del caso Alcàsser.



¿Podía la mafia cambiar la ruta del desfile?
¿O eliminar la protección del Presidente?
¿Podía la mafia enviar a Oswald a Rusia y traerlo de vuelta?
¿Implicar al FBI, a la CIA y a la Policía de Dallas para convertir la investigación en una chapuza?
¿Arruinar la autopsia? ¿Influir en los medios de comunicación para que callaran?
¿Desde cuándo la mafia ha usado un arma distinta de un 38 para atentar a corta distancia?
Los asesinos necesitan nóminas... agendas, horarios, órdenes.
Ésta fue una emboscada de tipo militar.
Un golpe de estado con Lyndon Johnson esperando entre bastidores.

Jim Garrison a Bill Broussard.
J.F.K. (Oliver Stone)


Eso es lo que en la película J.F.K. le contesta el fiscal Jim Garrison (interpretado por Kevin Costner) a Bill Broussard, uno de sus ayudantes, que había lanzado la hipótesis de que la Mafia estaba detrás del asesinato del presidente Kennedy. Evidentemente, la Mafia por sí sola no podía ser la responsable.

¿Quién "podía" en el caso Alcàsser? ¿Podía Miguel Ricart? ¿O un grupo de soldados pertenecientes a la organización que fuera? ¿O un grupo de gente poderosa radicado en la Comunidad de Valencia? ¿O una secta?

Haceos esta pregunta antes de lanzar -o aceptar- hipótesis sobre los posibles culpables del crimen de Alcàsser. Y fijaos bien en cada una de las preguntas del fiscal Garrison. Puede que algunas os encajen.

2 comentarios:

  1. Para mí que Anglés y Ricart va a ser que no.

    ResponderEliminar
  2. Desde mi punto de vista, los crímenes vienen de arriba. Si hubiera sido una simple secta o un grupo de pervertidos, no habría existido toda la manipulación a distintos niveles de la investigación, incluyendo el montaje de la huida de Anglés, la sustitución de la alfombra azul, etc., etc.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios y opiniones son bienvenid@s mientras se expongan con cortesía. El tema del comentario tiene que estar relacionado con el contenido del post. Antes de redactar uno, tenéis que elegir una opción en el desplegable "Comentar como". Si no tenéis un perfil, podéis elegir un nombre o comentar como usuario anónimo. Y después hay que pulsar "publicar". Los mensajes publicitarios, los mensajes de mal gusto o intrascendentes, los trolls y los intoxicadores no son bienvenidos. También ruego precaución para no vincular nombres a conductas delictivas, lo que puede ocasionar una querella, o dejar mensajes que puedan servir de pretexto a las autoridades correspondientes para cerrar el blog. En cualquiera de esos casos me veré obligado a no publicar el mensaje. No obstante, la responsabilidad sobre el contenido de los mensajes corresponderá a los que los hayan redactado. Ruego que las posibles quejas o solicitud de aclaraciones se remitan a la dirección de correo del blog y no en un nuevo comentario.