miércoles, 9 de julio de 2014

David Parker Ray. El asesino sádico de la caja de juguetes #1.


ADVERTENCIA: CONTENIDO EXPLíCITO




Cualquier transeúnte que pasara aquella tarde del lunes 22 de marzo de 1999 por Bass Road, la polvorienta calle de la pequeña ciudad de Elephant Butte (en Nuevo Méjico, Estados Unidos) se habría quedado estupefacto. Porque se habría cruzado con una mujer que huía despavorida. Una joven de tan sólo veintidós años, Cynthia Vigil-Jaramillo, que corría sin rumbo, descalza y cegada por el sol, escapando de una pesadilla. Estaba completamente desnuda, a excepción de un collar metálico que llevaba al cuello, cerrado con un candado, del que colgaba una cadena.

El pueblo era una mezcolanza de remolques y alguna que otra casa de madera. Cynthia siguió corriendo, gritando histéricamente. En su mente sólo había una idea: escapar de la pareja de sádicos que la habían mantenido cautiva los últimos tres días con sus noches. Al girar una esquina divisó un gran remolque con un jardincillo, rodeado por una pequeña valla blanca. La joven irrumpió en el jardín y comenzó a gritar con todas sus fuerzas. "¡Socorro! ¡Socorro! ¡No dejen que me cojan! ¡Por favor!"


Bass Road, en Elephant Butte.


No se detuvo. Entró por la puerta principal y se coló en el salón, echándose en brazos de Darlene Breech, la dueña del remolque.

"Tenía las muñecas en carne viva. Su hermoso y largo pelo castaño estaba lleno de manchas de sangre. Estaba cubierta de suciedad y parecía como si se lo hubiera hecho encima. Sus pequeños pechos tenían unas zonas moradas y otras negruzcas y tenía heridas en los brazos y las piernas, por todas partes... Estaba aterrorizada. Me dijo que un tal David y su compañera, una tal Cindy Hendy, la habían tenido secuestrada en un remolque durante tres días, torturándola sin parar. El tercer día, David tuvo que ausentarse. Mientras Hendy veía la televisión, Cynthia logró soltarse, aunque Hendy la sorprendió y la golpeó con una lámpara. Pero consiguió escapar clavándole un picahielo en el cuello, tirándose por la ventana y echando a correr sin parar."


Cynthia Vigil.


Darlene se lo explicó todo a su marido, Donald, y decidieron llamar al 911. Luego la cubrieron con una bata rosa. Cuando Cynthia vio llegar a la policía salió corriendo y se echó a sus pies. "¡Estoy viva! ¡Estoy viva! ¡Estoy viva! ¡Lo conseguí!". El ayudante del sheriff, Lucas Álvarez, se la llevó al hospital del Condado de Sierra Vista, mientras su compañero, David Elston, buscaba el origen de una llamada hecha a las 15:24. La que había hecho Cynthia a la policía antes de que Cindy Hendy la sorprendiera, le quitara el teléfono y colgara. De todos modos, las sospechas de la policía por lo extraño de la llamada iban a llevar a Elston hasta el domicilio del mismísimo David Parker Ray, el secuestrador de Cynthia. 




Al llegar al 513 de Bass Road, lugar de origen de la llamada sospechosa, advirtió un letrero de madera en el que se leía "David P. Ray" y una parcela delimitada por una verja metálica de algo menos de dos metros de altura. Atravesando la entrada, Elston se acercó a la vivienda principal. La puerta corredera trasera de cristal no estaba cerrada por lo que, después de llamar y no obtener respuesta, Elston sacó su arma y entró. Se aseguró de que el interior estaba despejado y después comenzó a comprobar las habitaciones.










Al llegar al dormitorio observó manchas de sangre en las sábanas y vidrios rotos por todas partes, probablemente signos de lucha. Había lo que parecía ser un ataúd junto a una pared, una colección de consoladores de goma y toda clase de cadenas, pinzas, ganchos y otros instrumentos. Cuando vio que en dos de las etiquetas se leía "separador de tobillos" y "separador de rodillas", se mareó y salió de la vivienda a la carrera.




Pocos minutos después, David Parker Ray, de 59 años, y su novia Cindy Lea Hendy, de 39, eran detenidos por la policía, a sólo unas manzanas de distancia, en el interior de una autocaravana roja con la que recorrían el pueblo buscando a Cynthia. No ofrecieron resistencia, porque se enfrentaban a cuatro oficiales de policía armados, que les ordenaron echarse al suelo boca abajo, en dónde los esposaron y arrestaron. Cindy estaba cubierta de sangre, porque tenía un corte profundo en la zona occipital.



Cindy Lea Hendy.


Nadie sospechaba que con este arresto se había abierto la caja de Pandora o la boca del infierno. Elephant Butte, el pequeño pueblo de 2.500 habitantes, con una media de edad de casi sesenta años, nunca volvería a ser el mismo. Un pueblo casi fronterizo, situado a tan sólo 204 kilómetros de El Paso y a 207 de Ciudad Juárez.

Cynthia Vigil contó que el 20 de marzo de 1999 estaba en Alburquerque, una ciudad situada a unos 240 kilómetros al norte de Elephant Butte. Ese día, un proxeneta de la localidad le presentó a dos conocidos suyos, Ray y Hendy. Cuando Cynthia subió a la autocaravana Toyota de la pareja, Ray le mostró una insignia de agente de policía, la esposó y le dijo que estaba arrestada por prostitución. La llevaron a un lugar desconocido para ella, la desnudaron y la ataron de brazos y piernas.



Autocaravana Toyota similar a la de David Parker Ray




Luego le hicieron escuchar una cinta magnetofónica, en la que Ray le explicaba todo lo que le iban a hacer y le daba instrucciones que debía seguir al pie de la letra. Después le mostraron fotografías de otras mujeres atadas y desnudas y a continuación comenzaron las torturas. Ray le introdujo consoladores en su ano y vagina, simultáneamente, mientras Cindy miraba, armada con un revólver. A continuación, Ray le puso pinzas metálicas en ambos pezones, conectadas a cables eléctricos con los que la sometieron a descargas que atravesaban todo su cuerpo. Al día siguiente la colgaron del techo por las manos y los pies y la azotaron con un látigo de cuero.

Al tercer día se quedó sola con Hendy, que estaba viendo la televisión en el salón, porque Ray se había ido a trabajar. Cynthia, que estaba en el dormitorio, encadenada a la cama, se estiró todo lo que pudo y rodeó con sus pies una mesita de café, que tenía encima las llaves del candado que aseguraba la cadena a la pared. En cuanto la tuvo a su alcance, agarró las llaves y se soltó. Después se fue de puntillas hasta el teléfono y marcó el 911. Pero, en cuanto descolgaron, Hendy la golpeó con una lámpara de cristal verde. "No vas a ir a ninguna parte." Y colgó el teléfono. Tambaleándose y sangrando profusamente, Cynthia agarró un picahielo que el destino había dejado a su alcance y golpeó a Hendy en la cabeza sin parar hasta que vio que perdía el sentido...

Sólo podemos tratar de imaginar lo que habría sido de Cynthia de no haber conseguido escapar milagrosamente.








Visión de rayos X de la "caja de juguetes"



Una semana después, varios agentes del FBI estaban sentados en el interior de un remolque blanco, aparcado a unos metros de la vivienda principal, que más tarde sería conocido como "la caja de juguetes". Asistían a la proyección de una de las cintas de vídeo grabadas por Ray, en dónde se observaba cómo torturaban a una joven. Le estaban introduciendo un hierro candente en la vagina, de la que salía humo, mientras su cuerpo se retorcía de dolor. La mujer estaba desnuda y atada con cintas rojas de nailon a lo que parecía ser una camilla ginecológica de cuero negro. 

Ray vestía una túnica negra y su cara estaba tapada con una máscara negra y dorada de cuero. Reía, mientras Cindy Hendy blandía un pequeño revólver, con el que amenazaba a la mujer, que luchaba por liberarse. La escena continuó hasta que comenzó a salir sangre de la boca y los oídos de la mujer torturada. Momentos después, su cabeza cayó hacia un lado y su cuerpo se colapsó.














Durante los siguientes cuatro días, Patty E. Rust, una agente del FBI que había estado presente en la proyección de la cinta, se dedicó a describir minuciosamente el contenido de la "caja de juguetes", haciendo una serie de detallados dibujos en blanco y negro de todos los látigos, cadenas e instrumentos de tortura utilizados por David Ray. Cuando terminó, envió su trabajo al Equipo de Recogida de Evidencias de Alburquerque y, en la mañana del viernes 2 de abril de 1999, se entrevistó con su jefe para comentarle sus hallazgos. Éste la felicitó y le dijo que se fuera a casa para relajarse, descansar y tratar de olvidarse de lo que había visto en el remolque.





¿Vio Patty algo que no debía haber visto? ¿Qué evidencias encontró? ¿Más implicados? ¿Redes criminales? ¿La confirmación de que varias de las víctimas de Ray habían sido asesinadas y el destino de los cadáveres? ¿Alguna libreta de contactos con nombres y direcciones? ¿Números de cuentas bancarias como destino de fondos ilícitos o dinero en efectivo? 1 ¿Indicios de grabación y distribución de vídeos snuff? Nunca sabremos qué es lo que le contó a su jefe, pero quizás había visto y oído demasiado, porque a la mañana siguiente Patty apareció muerta en su casa de El Paso, con un disparo en la cabeza hecho con su propia arma. Naturalmente, la versión oficial dictaminó que se había suicidado, probablemente a causa de la depresión que le había ocasionado el mundo de horrores que se había encontrado en la cámara de tortura del remolque.


1 Ray tenía unos ingresos mensuales de 1100 dólares, mientras que Hendy cobraba una pensión de la Seguridad Social de 331 dólares. Sin embargo, Ray poseía una cuenta bancaria con 10.000 dólares, una vivienda remolque, un Dodge Ram Charger blanco de 1985, un Toyota Pick-Up blanco de 1978, una autocaravana Toyota, un velero y una motora. Además, el famoso remolque insonorizado apodado "la caja de juguetes", que había "tuneado" para adaptarlo a sus macabros fines, con un coste de unos 100.000 dólares. En cambio, el solar de Bass Road era de alquiler. ¿De dónde había sacado el dinero para adquirir todo lo que poseía?


Sin embargo, Patty Rust no era una principiante. Había alcanzado el grado de capitán del ejército de los EE.UU. y era una experimentada agente del FBI, graduada en criminología.

Siempre habrá quien llegue a la conclusión de que, gracias al detallado informe de Patty, alguien que conociera su contenido podía eliminar a la principal testigo, la persona que lo había confeccionado, para después -con todo el fin de semana por delante- acercarse al remolque y retirar o destruir cualquier prueba comprometedora para quienes no debían estar implicados en el caso de ninguna manera. ¿Dónde estará ahora ese informe? ¿Seguirá intacto, se habrá suprimido lo que no convenía que constara o se habrá traspapelado?



Los vídeos de David Parker Ray en la "caja de juguetes"


Rumores o realidades, durante la primera semana de la investigación, la prensa tenía constancia de la existencia de impactantes cintas de vídeo, posibles vídeos "snuff" y un montón de cintas de audio que David Ray había grabado con instrucciones para sus víctimas y con detalles de todo lo que pensaba hacerles. Se esperaban nuevos arrestos y se sospechaba que podía haber muchas más víctimas.









En sucesivas entradas iremos viendo cuál era el contenido de esas cintas de audio grabadas por David Ray, el resultado de las investigaciones policiales y la evolución del caso, cuyo principal responsable llevaba muchos años dedicándose a secuestrar, torturar, filmar y asesinar adolescentes y mujeres jóvenes.

Puede que este caso le resulte esclarecedor a muchos lectores. Es el principal motivo que me ha llevado a tratarlo: que es la mejor manera de aclarar muchas cosas que antes no parecían tener explicación. Quizás ahora se vean más claras ciertas lesiones misteriosas y otras circunstancias extrañas presentes en otros casos.

Dedico este artículo a la memoria de la agente del FBI Patty E. Rust, una honesta servidora de su país y de sus compatriotas, que murió en el cumplimiento de su deber. Patty, donde quiera que estés, como no he podido encontrar ni un sólo recorte de prensa que te mencione, espero que este pequeño recuerdo sirva para hacerte algo de la justicia que mereces. Ojalá algún día se esclarezcan las circunstancias de tu pérdida, cuando la justicia y la civilización se restauren en Occidente... Si es que llegamos a conseguirlo antes de desaparecer.




Elephant Butte Lake



Fuentes:


  1. Slow death. Jim Fielder
  2. Cries in the desert. John Glatt
  3. Satan's den exposed. Bill Johnson
  4. http://articles.latimes.com/1999/jun/27/local/me-50708
  5. http://escritoconsangre1.blogspot.com.es/2011/11/david-parker-ray-el-amo-de-la-caja-de.html
  6. http://radaronline.com/exclusives/2011/10/satans-den-photos-where-toy-box-killer-tortured-victims/
  7. http://www.dailymail.co.uk/news/article-2047712/David-Parker-Ray-Police-search-lake-remains-40-victims-sex-fiend.html
  8. http://www.practicalhomicide.com/Research/ReismanSV10.pdf
  9. http://www.crimelibrary.com/serial_killers/predators/david_parker_ray/1_index.html

miércoles, 2 de julio de 2014

María del Carmen Rivas López. "Maruchi".




El miércoles día 16 de septiembre de 1992, sobre las dos de la tarde, María del Carmen 'Maruchi' Rivas López, una niña de tan sólo nueve años, salió del colegio público Manuel Mato Vizoso, de Villalba (Lugo), en donde estaba estudiando cuarto curso de EGB. Era su primer día de clase. Desde el interior del autobús escolar, de vuelta a casa, los niños vieron aparecer un Ford Fiesta blanco, que los adelantaba a gran velocidad, en dirección a Goiriz. Al llegar a su parada, Maruchi se bajó y su primo Paquito, de once años, la acompañó unos metros, hasta un camino de tierra situado a cien metros de su casa. Poco después, el propio Paquito y otras dos mujeres pudieron ver cómo del camino salía el mismo Ford Fiesta -matrícula de Oviedo o de Orense- que había adelantado al autocar, esta vez en dirección Villalba. Debía de ir con prisa, porque se saltó un stop. Uno de los testigos fue Pilar López, prima de Mari Carmen, que describió al conductor como un hombre moreno y con el pelo rizado, cuyo rostro le pareció conocidoLa madre de Maruchi había oído el ruido de un maletero al cerrarse, pero al salir a la calle ya no vio nada.

Pasadas las cuatro de la tarde Ernesto Rivas Díaz e Isabel López Rey, los padres de Maruchi, que ya estaban francamente alarmados, presentaron denuncia por la desaparición de su hija en el cuartel de la Guardia Civil, que comenzó las tareas de búsqueda.

El cadáver de Maruchi apareció tres días después, el sábado 19 de septiembre de 1992. Unos voluntarios de la Cruz Roja de Villalba la encontraron a unos 200 metros de su domicilio, una casa de labradores de la parroquia de Goiriz. Los restos mortales estaban irreconocibles por el avanzado estado de putrefacción y los agentes de la Policía Judicial tuvieron que recurrir al cotejo necrodactilar para certificar su identidad. La niña apareció decapitada y quemada con ácido de cintura hacia arriba, en medio de un monte situado junto al cementerio municipal. Estaba tapada con ramas y maleza y al lado había unos guantes de plástico, quizás abandonados por el asesino.

Durante tres días, helicópteros de la Xunta, unos 40 Guardias Civiles con perros adiestrados, la Policía Local, la Cruz Roja de Villalba y los vecinos de la zona habían estado buscándola sin éxito. Un miembro de la Policía Local declaró, "No nos quedaron ni cinco centímetros por rastrear".

Según los forenses, había sido violada y estrangulada, y después había sido golpeada con un sable o un cuchillo de grandes dimensiones, habiendo fallecido unas 48 horas antes. No había sido decapitada, dado que la cabeza estaba separada del tronco debido a la putrefacción y a que el asesino había rociado a la víctima de cintura para arriba con un líquido abrasivo -probablemente aguafuerte- para evitar que la reconocieran.

Según el juez, Miguel Ángel Pérez Moreno, "Si tardamos unos días más en encontrarlo posiblemente el tronco y la cabeza, que estaban rociados con el líquido, hubiesen desaparecido". La versión del juez difería de la que había circulado en un principio: el secuestrador había matado a Maruchi golpeándola diez veces en la cabeza con un arma blanca muy pesada; cinco mientras estaba de pie y otras cinco después de caer al suelo. Después había sido estrangulada. Cabe mencionar que después de realizar estas declaraciones, el juez fue expedientado por posible vulneración del secreto del sumario.






El día 21 hubo una manifestación de unas 5000 personas, a pesar de que se había desencadenado una fuerte tormenta. El alcalde, Agustín Baamonde, declaró que era "... la respuesta lógica del pueblo ante una situación tan terrorífica y tan trágica". El día siguiente fue declarado de luto oficial, para que los vecinos de Goiriz pudieran asistir al entierro, que fue oficiado por el obispo de Mondoñedo-Ferrol, monseñor José Gea Escolano. El obispo leyó una carta del arzobispo, Antonio Rouco. "... Que no haya nunca más niños amenazados, maltratados, vilipendiados, agredidos o asesinados en ninguna parte del mundo".

En un principio se comentó que José Fraiz Parga, condenado a 25 años de prisión por el asesinato de la niña de Lugo Marie Claire Paredes Rivas, de siete años, el ocho de julio de 1980, no había vuelto a la cárcel de Porixe, a dónde al parecer tendría que haber regresado el 16 de septiembre, por lo que podría estar implicado en el crimen. Pero el director de la prisión lo desmintió: Fraiz no había disfrutado nunca de un permiso. Derrumbada la teoría del "culpable más probable", esta vez no hubo ningún Comandante de ningún puesto de la Guardia Civil que se desplazara hasta la cárcel para verificar la información, tal y como sucedería con Miguel Ricart en el caso Alcàsser.

De modo que el sospechoso número uno pasó a ser un hombre de 29 años, José María Real López, con antecedentes por robo a los 19 años y condenado a 12 años de cárcel en 1986 por la violación en un callejón de Lugo de la niña P. A. F., de once años. Tras haber cumplido tres cuartas partes de su condena en la prisión de Bonxe, estaba en libertad condicional desde julio de 1992. Éste sí que podía valer.

Real se había ido a vivir con sus padres al barrio Fingoi, de Lugo. Los vecinos solían verlo los sábados, cuando lavaba el camión frigorífico de su padre, o cuando recientemente había ayudado a pintar la fachada de la casa. Su vecino de al lado, Ramón, lo vio por última vez cuando ayudó a su esposa con una carga de leña. "... Para mí siempre fue una buena persona..." "... Sé que tuvo lo que tuvo y que otra vez que entró en un chalé de aquí al lado, apareció el propietario y le dio una paliza al chaval. Pero para mí siempre fue una buena persona".

El caso es que Real, el mismo día del asesinato de Maruchi, había desaparecido de su domicilio. Le había dicho a su madre que tenía que irse porque lo perseguían unos delincuentes. Pero fue detenido el día uno de octubre después de que se declarara una psicosis colectiva en la zona entre rumores de nuevos intentos de secuestro y una persecución rocambolesca por parte de varios vecinos de Padrón (Coruña), que lo retuvieron hasta que se presentó la Guardia Civil. Llevaba unos cuantos días vagabundeando. En Picareña durmió en el interior de un vehículo abandonado y después se bajó los pantalones delante de una mujer que le había reprendido, para aterrorizar después a los niños de una escuela cercana, que la maestra cerró con llave. Probablemente, porque Real llevaba un enorme cuchillo. Curiosa forma de intentar pasar inadvertido, después de haber cometido un terrible asesinato. Sin darse cuenta de lo grotesco de la redacción del artículo, un diario afirmaba: "... Entre las numerosas personas que se congregaron alrededor del poste, sin saber todavía quién era el detenido, una mujer esgrimía una vara, amenazándolo: '¡Como seas el de Villalba, merecías unos golpes!".

De modo que Real, sin que todavía hubieran transcurrido tres meses desde su puesta en libertad condicional, volvió a ingresar en la prisión de Bonxe. A pesar de que Pilar, la prima de Maruchi, no pudo identificar la foto de Real como la del hombre que conducía el Ford Fiesta blanco que se había llevada a la niña.

Se descubrió que Real había intentado alquilar urgentemente un vehículo en dos agencias, visiblemente drogado. Como no lo consiguió, por tener antecedentes, le pidió ayuda a un amigo de origen cubano llamado Orlando, alias El Negro, que tramitó el alquiler del Fiesta blanco con el que Real secuestraría a Maruchi.



¿Un hombre moreno con el pelo rizado?


El 15 de marzo de 1994, la prensa se hacía eco de que Real había sido condenado a 56 años de cárcel: 8 por rapto, 19 por violación y 29 por asesinato; destierro de Lugo y Villalba durante los seis años siguientes a su salida de prisión, y al pago de una indemnización de 30 millones de pesetas a los padres de la víctima. 

Dos psiquiatras declararon que Real sufría síndrome de Klinefelter, una anomalía sexual genética. Los seres humanos tienen 23 pares de cromosomas. Los primeros 22 pares son los llamados autosomas y el par restante lo forman los gonosomas, o cromosomas sexuales. El par XX confiere sexo femenino y el par XY, masculino. Real presentaba una trisomía gonosómica: tenía tres cromosomas sexuales con la disposición XXY. Esto le hacía proclive a la paidofilia, según el informe psiquiátrico. Este factor fue considerado como atenuante por el Tribunal.

El Manual del Residente en Psiquiatría, de SmithKline Beecham, describe el síndrome de Klinefelter del siguiente modo:

Al nacimiento se les suele asignar sexo masculino, pero al llegar la pubertad algunos desarrollan ginecomastia y contornos femeninos, y el impulso sexual con frecuencia es débil. Pese a que la educación suele generar una identificación masculina, con frecuencia se presentan alteraciones de la identidad sexual que van desde el transexualismo hasta el transvestismo intermitente. Suelen precisar atención psiquiátrica por éstos y otros hallazgos que van desde inestabilidad emocional a retraso mental.

Como puede verse, no se menciona que tengan tendencias paidofilicas. En cambio, siguiendo la pista del transexualismo, he encontrado que una de las modelos estrella transexuales, Kimber James, tiene síndrome de Klinefelter.

Así que, hasta el momento, no he podido encontrar un texto legal en el que se asocie el síndrome de Klinefelter con la paidofilia. Afortunadamente. Dado que en España existen unos 22 millones de personas de sexo masculino, y que el ratio del síndrome de Klinefelter es, aproximadamente, uno de cada 500 nacidos varones... ¿los psiquiatras que intervinieron en el caso pretendían decirnos que existen alrededor de 44.000 personas en España con una predisposición genética hacia la paidofilia?



Kimber James. Véase la longitud de sus extremidades  y
su frágil constitución, características del síndrome XXY.


Por su parte, el DSM IV, (Diagnostic and statistical manual of mental disorders) -un manual de diagnóstico de los trastornos mentales- define la paidofilia del siguiente modo:


F65.4 Pedofilia [302.2]


La característica esencial de la pedofilia supone actividades sexuales con niños prepúberes (generalmente de 13 o menos años de edad). El individuo con este trastorno debe tener 16 años o más y ha de ser por lo menos 5 años mayor que el niño. En los adolescentes mayores que presentan este trastorno no se especifica una diferencia de edad precisa, y en este caso debe utilizarse el juicio clínico; para ello, debe tenerse en cuenta tanto la madurez sexual del niño como la diferencia de edades. La gente que presenta pedofilia declara sentirse atraída por los niños dentro de un margen de edad particular. Algunos individuos prefieren niños; otros, niñas, y otros, los dos sexos. Las personas que se sienten atraídas por las niñas generalmente las prefieren entre los 8 y los 10 años, mientras que quienes se sienten atraídos por los niños los prefieren algo mayores. La pedofilia que afecta a las niñas como víctimas es mucho más frecuente que la que afecta a los niños. Algunos individuos con pedofilia sólo se sienten atraídos por niños (tipo exclusivo), mientras que otros se sienten atraídos a veces por adultos (tipo no exclusivo).

La gente que presenta este trastorno y que «utiliza» a niños según sus impulsos puede limitar su actividad simplemente a desnudarlos, a observarlos, a exponerse frente a ellos, a masturbarse en su presencia o acariciarlos y tocarlos suavemente. Otros, sin embargo, efectúan relaciones o cunnilingus, o penetran la vagina, la boca, el ano del niño con sus dedos, objetos extraños o el pene, utilizando diversos grados de fuerza para conseguir estos fines. Estas actividades se explican comúnmente con excusas o racionalizaciones de que pueden tener «valor educativo» para el niño, que el niño obtiene «placer sexual» o que el niño es «sexualmente provocador», temas que por lo demás son frecuentes en la pornografía pedofílica.

Los individuos pueden limitar sus actividades a sus propios hijos, a los ahijados o a los familiares, o pueden hacer víctimas a niños de otras familias. Algunas personas con este trastorno amenazan a los niños para impedir que hablen. Otros, particularmente quienes lo hacen con frecuencia, desarrollan técnicas complicadas para tener acceso a los niños, como ganarse la confianza de la madre, casarse con una mujer que tenga un niño atractivo, comerciar con otros que tengan el mismo trastorno o incluso, en casos raros, adoptar a niños de países en vías de desarrollo o raptarlos.

Excepto los casos de asociación con el sadismo sexual, el individuo puede ser muy atento con las necesidades del niño con el fin de ganarse su afecto, interés o lealtad e impedir que lo cuente a los demás. El trastorno empieza por lo general en la adolescencia, aunque algunos individuos manifiestan que no llegaron a sentirse atraídos por los niños hasta la edad intermedia de la vida. La frecuencia del comportamiento pedofílico fluctúa a menudo con el estrés psicosocial. El curso es habitualmente crónico, en especial en quienes se sienten atraídos por los individuos del propio sexo. El índice de recidivas de los individuos con pedofilia que tienen preferencia por el propio sexo es aproximadamente el doble de los que prefieren al otro sexo.



La sentencia consideró probado que Real, tras vagar borracho durante tres días por distintas carreteras, se había sentido atraído por Maruchi al verla bajar del autobús escolar. La siguió por el camino hasta su casa en Goiriz y, al llegar a un tramo en hondonada, la arrastró hasta el coche de alquiler que conducía y la metió en el maletero, circulando unos tres kilómetros hasta parar en un robledal, el bosque das Chousas. Allí la golpeó brutalmente hasta dejarla semiinconsciente y después la forzó, para después matarla con un hacha de carnicero. Cubrió el cadáver con unas ramas y huyó.



La sentencia utilizaba el término violación -aunque Real declaró que estaba bajo los efectos del alcohol y de dos pastillas de Tranxilium 50, no recordando si había llegado a eyacular- porque "no se exige a efectos de consumación que la penetración sea completa".







El prospecto de Tranxilium 10 cita los siguientes efectos secundarios e interacciones: 


Somnolencia diurna, apatía (falta de emoción, motivación o entusiasmo), disminución del estado de alerta, confusión, fatiga, dolor de cabeza, mareo, debilidad muscular, alteraciones de la marcha o visión doble. Estos fenómenos aparecen predominantemente al principio del tratamiento y normalmente desaparecen tras la administración repetida.

Ocasionalmente se han comunicado otros efectos secundarios como alteraciones gastrointestinales, cambios en el apetito sexual o reacciones cutáneas.
También pueden aparecer alteraciones de la memoria que podrían dar lugar a conductas inapropiadas.
Interacciones con otros medicamentos de TRANXILIUM:
... La siguiente combinación no está recomendada:
  • Alcohol: El efecto sedante puede potenciarse cuando se administra el producto en combinación con alcohol, lo que puede afectar a la capacidad de conducir o utilizar maquinaria.
Debe de evitarse el consumo de bebidas alcohólicas durante el tratamiento con este producto.






El 20 de diciembre de 2013, habiendo sido anulada la doctrina Parot por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, José María Real López fue puesto en libertad. Y decidió establecerse en Almagro. No sabía lo que le esperaba.





El 31 de enero de 2014 se produjo una impresionante manifestación en la plaza de Almagro. La ciudadanía estaba alarmada, como es lógico, por la llegada de un individuo con los antecedentes de Real, a quien no le quedó más remedio que recoger sus pertenencias y abandonar la ciudad. Lo que no queda claro es su paradero actual y el por qué no se ha repetido constantemente lo que le sucedió en Almagro: que llegue a una localidad, se empadrone, se filtre el hecho a la ciudadanía y se inicie una protesta generalizada.

A Real le sucedió algo muy parecido a lo que le pasó a Miguel Ricart, la única cara visible -hasta que tuvo que desaparecer- de los supuestos culpables de los crímenes de Alcàsser. ¿Dónde están ahora ambos?








Resumiendo: Real sale de la cárcel y un buen día, sin saber por qué, le da por pedirle a un amigo que le alquile un coche porque, para ser un criminal tan terrible, al parecer no era capaz de robar uno. Se dedica a conducirlo borracho y bajo los efectos de dos comprimidos de Tranxilium 50; dos sustancias que crean interacción (alcohol y tranxilium), según se advierte en el prospecto de dicho medicamento. Se encuentra con Maruchi, que pasaba por allí, y la secuestra. ¿Para qué, si con lo que llevaba encima es muy dudoso que pudiera tener relaciones sexuales? ¿Cómo se encontró con Maruchi? ¿Real había adelantado al autocar del colegio a gran velocidad por casualidad? ¿Pasaba por allí aquel día por casualidad? ¿Y se había detenido a la altura de la parada en la que después se apearía la niña por casualidad? Hasta entonces no había matado a nadie, pero, justo ese día, se convierte en un asesino, acabando con la niña con un cuchillo de grandes dimensiones que había sido un sable para transformarse finalmente en un hacha, pero que cuando lo detienen ha vuelto a transformarse en un gran cuchillo. En la búsqueda no se habían dejado ni cinco centímetros sin rastrear, pero la niña no apareció, aunque más tarde la encontraron "milagrosamente". Primero fue violada, estrangulada y golpeada con un sable, pero después nos dicen que fue violada, golpeada con un sable y después estrangulada. Diez golpes con un sable, cinco de pie y cinco una vez en el suelo. ¿Cómo es posible que una niña de nueve años sea capaz de aguantar en pie más de un golpe con un sable? Por no hablar de ¡cinco! ¿De dónde sacó Real el aguafuerte que presuntamente utilizó para quemar los restos de cintura para arriba? ¿Qué pruebas materiales había en contra de Real, aparte de su confesión? ¿En el cuerpo de la niña? ¿En el lugar del crimen? ¿En el vehículo alquilado? ¿Cuál había sido el propósito de los guantes de plástico? ¿Por qué Pilar no lo reconoció como al secuestrador de su prima?

Podría seguir así todo el día... Pero como cuela cualquier disparate que nos colocan, siguen adelante. Y han pasado 22 años.

¿Cuándo se hará justicia? Me lo pregunto cada vez que publico un nuevo artículo...






Los puntos rojos indican la pareja de cromosomas "X" y el solitario cromosoma "Y".





Fuentes:



  1. DSM IV. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales.
  2. Genética Médica. Egozcue, Antich, Ballesta, Goyanes. 1976. Cáp. 9.5.1
  3. http://elpais.com/diario/1992/09/22/espana/717112818_850215.html
  4. http://elpais.com/diario/1992/09/23/espana/717199215_850215.html
  5. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1992/09/24/084.html
  6. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1992/09/24/085.html
  7. http://elpais.com/diario/1992/09/24/espana/717285614_850215.html
  8. http://elpais.com/diario/1992/10/02/espana/717980415_850215.html
  9. http://elpais.com/diario/1992/10/02/espana/717980413_850215.html
  10. http://elpais.com/diario/1994/03/15/espana/763686007_850215.html
  11. http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/1994/03/15/pagina-30/34392947/pdf.html
  12. http://www.lavozdegalicia.es/lugo/2011/06/09/0003_201106L9C11991.htm
  13. http://elprogreso.galiciae.com/nova/291216.html
  14. http://www.lavozdegalicia.es/noticia/lugo/2013/11/17/anomalia-cromosomica-asesino-maruchi/0003_201311L17C3992.htm
  15. http://elprogreso.galiciae.com/nova/291215-fiscal-se-opone-peticion-asesino-nina-maruchi-quedar-libertad
  16. http://www.abc.es/local-galicia/20131220/abci-audiencia-violador-estilete-201312201716.html
  17. http://www.diariodearousa.com/extarticulo/espana/asesino-nina-vilalbesa-maruchi-y-violador-estilete-salen-carcel/20131220231405163831.html
  18. http://www.abc.es/local-galicia/20131220/abci-audiencia-violador-estilete-201312201716.html
  19. http://www.lavozdegalicia.es/noticia/lugo/2013/12/20/sale-prision-asesino-nina-vilalbesa-maruchi-rivas/00031387555575653361576.htm
  20. http://www.elmundo.es/espana/2014/01/31/52ec07b922601d69718b4587.html
  21. http://www.europapress.es/castilla-lamancha/noticia-jose-maria-real-lopez-asesino-violador-maruchi-abandona-almagro-ciudad-real-20140201141326.html
  22. http://elprogreso.galiciae.com/nova/307909-asesino-maruchi-rivas-se-marcha-almagro-debido-presion-popular
  23. http://m.lavoz.es/noticia/galicia/2014/02/02/presion-social-obliga-asesino-maruchi-irse-almagro/0003_201402G2P16991.htm
  24. http://www.lamaabogados.es/index.php?option=com_content&view=article&id=97:el-estado-debera-pagar-por-el-crimen-de-un-preso-en-libertad-condicional&catid=3:prensa&Itemid=81