sábado, 23 de mayo de 2015

Alcàsser. Las primeras autopsias. 3/4.




ANÁLISIS DEL CADÁVER Nº 2

1. Preámbulo: la fosa de La Romana

Tanto en el caso de c1, que resultó tener tres brazos (uno que salía de la fosa y dos atados a la espalda), como en el de c3, que presentaba "una gran deformación en la cabeza" que nadie había advertido en vida de la niña, las sorpresas aparecían ya en la misma fosa. C2 no iba a ser una excepción. En el diario "El País" del 28 de enero de 1993, se podía leer lo siguiente: "... Según uno de los trabajadores de esta funeraria que participó en la exhumación de los cadáveres, Rafael Carboneres, de 71 años, el aviso llegó a la empresa a la una de la tarde. Este trabajador señaló que los cuerpos estaban enterrados en una fosa de aproximadamente 1,5 por 2 metros, "muy bien hecha", y añadió que reconoció en uno de ellos la cara de c2..."

Tras las autopsias se determinó que las tres cabezas se habían transformado en calaveras, pero Rafael Carboneres -a quien suponemos hermano de José Carboneres, el famoso funerario de "El Amparo" de Alberic-, había sido capaz de identificar a c2 a pie de fosa. Por lo tanto, según este testimonio, el rostro de c2 estaba intacto o, al menos, reconocible. En ese caso, ¿que pasó después para que la cabeza apareciera esqueletizada?

José Carboneres prestaría testimonio el 17 de junio de 1997. 1 "... Que en el levantamiento estábamos los dos, mi hermano y yo..." Sin embargo, su hermano Rafael no fue llamado como testigo. Sus motivos tendrían, pero la omisión de este testimonio deja la impresión de que lo que no cuadra con la versión oficial se ignora. 

1
El tema de la noche del crimen y cómo se cavó la fosa merece su propio post. Sin embargo, adelantamos que el 29 de enero de 1993, Carboneres declararía al diario "Las Provincias":

-¿Qué tamaño tenía la fosa?
-Unos dos metros por uno y medio de ancho.
-¿Y es difícil hacerla?
-La tierra era como de oliveral, con poca piedra. Quizá fue cultivo antiguamente aunque ahora está cubierta de pinos y maleza. No era un suelo difícil de cavar. Pero una sola persona emplearía dos o tres noches en hacer esa fosa. Por eso yo creo que han sido varios. Y que sabían lo que se hacían, qué suelo necesitaban.


2. Comienza la autopsia

A las doce de la mañana del día 28 de enero de 1993 se comenzó con la autopsia del segundo cadáver retirado de la fosa de La Romana, que está descrita en los folios 1268-1290 del séptimo tomo del sumario.

"... El cadáver aparece sobre la mesa de autopsias en decúbito lateral derecho, con las piernas flexionadas. La cabeza está separada del cuerpo. En el conjunto óseo craneal, la mandíbula aparece separada del resto. Junto al cadáver aparece el cuero cabelludo desprendido formando un magma en el que resulta diferenciar macroscópicamente su pertenencia a los distintos cuerpos en estudio. Los brazos aparecen en la parte delantera del cuerpo, con las muñecas atadas con una ligadura en forma de grilletes. El cuerpo aparece totalmente impregnado de tierra, en la que se observa escasa cantidad de larvas de insectos. Llama la atención en el primer examen del cuerpo la ausencia de la mano izquierda, que aparece desarticulada de la extremidad distal de radio y cúbito izquierdos, con los huesos del carpo, metacarpianos y falanges diseminados..."

Primera sorpresa. Es vox populi entre los que conocen el caso Alcásser con una cierta profundidad que al cadáver de c2 le faltaba la mano izquierda. Pero... ¿realmente faltaba o es que estaba fragmentada, como se desprende de la imprecisa redacción de los forenses?






Una mano humana consta de 27 huesos. Ocho huesos carpianos, cinco metacarpianos y catorce falanges. ¿Era tan complicado para seis forenses especificar exactamente qué huesos estaban diseminados y cuáles faltaban? Sin embargo, al practicar su autopsia, Frontela afirmaría que faltaban el carpo, la mano y los dedos.

Resulta imposible no mencionar que la única mano del cadáver, la derecha, estaba doblada en un ángulo imposible que los forenses no se molestaron en intentar explicar.






Más adelante, los forenses informaban que el cadáver no llevaba calcetines y que en el interior de los zapatos (unos castellanos Highlanders Snipe de color azul y suela gruesa de goma) había unas plantillas de las usadas para la transpiración. Si la niña tenía problemas de transpiración y había desaparecido en el mes de noviembre, cuando ya empezaba a hacer frío, es más que dudoso que hubiera salido de casa sin calcetines. ¿Qué había pasado con ellos? Frontela advirtió un "... color violáceo en ambos pies, probablemente por desteñido de algunas prendas." ¿Los calcetines perdidos? No aparecieron en la caseta de La Romana y no se encontrarían jamás.


"... En cavidad torácica, la parte superior izquierda aparece fuertemente afectada, con desarticulación del húmero escápula y clavícula de ese lado y desaparición del espacio anatómico subclavio, estableciéndose comunicación entre el exterior y el interior de la cavidad. Esta destrucción de la parte superior izquierda del tórax es probablemente debida a la intervención animal..."



Dorso C2



Sin embargo, la ropa estaba intacta. ¿Cómo era posible que un animal carroñero hubiera devorado la parte superior izquierda del tórax sin destruir la ropa? Y lo mismo sucedía con todo el espacio dorsal y parte superior de la región lumbar: las partes blandas habían desaparecido por completo y el esqueleto estaba al descubierto.












Camiseta intacta de c2, sin desgarro alguno por intervención animal,
con dos orificios (¿tres?) producidos por el arma blanca que hirió a la niña.



"... En la parte anterior del tórax, se observa una zona con abundantes restos hemáticos, que abarca la práctica totalidad de la mitad derecha de la región precordial. En el centro de la misma se observa una solución de continuidad de morfología circular, de unos 3 centímetros de diámetro en la zona correspondiente a areola y pezón derecho con desaparición de éstos..."

A la pobre niña le habían arrancado el pezón y la aréola derechas. Y digo "arrancado" porque según el I.N.T. (folios 831-835 del Sumario), "... Estas características sugieren la acción de un instrumento no cortante aplicado sobre la pieza y que produjo la extirpación de la aréola por un mecanismo inciso-contuso con arrancamiento." Según diría Frontela en la Vista Oral, esto implicaba sadismo mayor y, por tanto, la participación de al menos un tercer individuo de al menos cuarenta años de edad.

El cadáver presentaba infinidad de lesiones, pero eran especialmente significativas las presentes en la rodilla izquierda: "... La pieza... presenta un total de 7 soluciones de continuidad que se disponen unas paralelas entre sí y otras distribuidas aleatoriamente por la superficie de la muestra." No se describe la naturaleza de las lesiones, como se haría con c3, que tenía una en la misma rodilla: "... En su porción central presenta una coloración azulada sobre la que aparece una herida inciso-punzante de grandes dimensiones."

¿Cómo se habían producido estas lesiones, que jamás describió Miguel Ricart en ninguna de sus múltiples declaraciones?



Primer plano de las lesiones de la rodilla izquierda



¿Un cadáver de 74 días puede tener la cabeza esqueletizada y la pierna en este estado?
Obsérvese el color violáceo del pie, tal y como describió Frontela.


Los forenses valencianos no fueron muy precisos al respecto, pero Frontela describió tres heridas incisopunzantes en la espalda, cerca de la línea media, las que habían ocasionado los orificios que se advertían en la camiseta. Según la fábula de Miguel Ricart: "... Antonio... clavó su lanzador sobre uno de los cadáveres lanzándolo sobre él, no sabiendo el declarante las veces que lo lanzó..." (Sumario, folios 178-182. 30 de enero de 1993). Pero más tarde declaró: "... Una vez llegados al lugar de destino, y dándose cuenta las niñas de que la referida fosa estaba destinada a su enterramiento, comenzaron a gritar histéricamente suplicando que no las matasen, reaccionando a ello Antonio golpeándolas repetidamente, primero con una especie de honda hecha por él con dos piedras enrolladas en una camiseta y después con un palo, lanzando a continuación un cuchillo que portaba a una de las niñas y clavándoselo en la espalda..." (Sumario, folios 797-799. 11 de marzo de 1993.) Primero no sabía cuantas veces lo había lanzado, y había sido postmortem. Después había sido una sola vez, cuando la niña todavía estaba con vida. No acertó con la verdad ninguna de las dos veces.

3. El proyectil

Dado que había un orificio de entrada y otro de salida del disparo, no debería haber aparecido ningún proyectil por ninguna parte. Sin embargo, según los forenses "... En un momento posterior y al proceder al cernido e inspección sistemática y rutinaria del material contenido en los sudarios, en el correspondiente al cadáver número 2, se halla un proyectil, que es puesto a disposición del Juzgado." 2

Sin embargo, esta descripción no era exacta. Porque en los folios 458-459 del sumario se anunciaba la remisión al Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil, en el sobre número dos, de un proyectil hallado en el interior de la mano de c2.

Dado que es imposible que tras un disparo efectuado sobre un cráneo el proyectil aparezca en el interior de la mano de la víctima, las preguntas que surgen a continuación son bastante obvias. ¿Quién puso el proyectil en la mano del cadáver, cuándo y por qué?

2
"... En un momento posterior..." ¿Exactamente cuándo? Si fue al inspeccionar los sudarios y apareció en la palma de la mano de c2, tuvo que ser cuando los cadáveres ya habían sido introducidos en los sudarios de plástico blanco que describió Frontela. Es decir, ¡el proyectil no estaba cuando practicaron las autopsias! Sin embargo, no fue eso lo que Ros declaró en el Juzgado de Alzira:

FOLIO 192
COMPARECENCIA.- EN ALZIRA A UNO DE FEBRERO DE MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y TRES
Ante S.Sª, asistido de mi el Secretario comparece, el médico forense de este Juzgado, DON FRANCISCO ROS PLAZA y comparece a los fines de hacer entrega de una bala, que ha sido encontrada en el Instituto Anatómico Forense de esta ciudad, al practicarse la segunda autopsia de las tres fallecidas, y en este acto se reseña la misma como pieza de convicción y queda en el juzgado a los efectos de darle el destino que proceda.


4. La trayectoria del disparo

El orificio de entrada estaba situado en la línea media del occipital, 2,5 cm sobre la protuberancia occipital externa, con una trayectoria ligeramente descendente y hacia la izquierda y orificio de salida a nivel de la pared interna de la órbita ocular izquierda.

Prosiguiendo con el análisis de la cabeza, los forenses hicieron constar que "... En la mandíbula, no se encuentran lesiones a excepción de la pérdida de los dos incisivos mediales. Hay que resaltar que, durante la manipulación de la mandíbula, se produce la caída de otras piezas dentarias...."

Frontela informaba: "... Según los médicos forenses que efectuaron la primera autopsia existía pérdida de dos incisivos mediales, en efecto, faltan los dos incisivos mediales superiores; a nosotros tampoco nos llego el incisivo medio inferior, ni los incisivos laterales superiores, ni el canino superior derecho..."

Dos dientes o seis... ¿Dónde estaban esas piezas dentarias, que no aparecieron en la fosa después de cernir la tierra y estando los cuerpos envueltos en la famosa alfombra?

5. Las larvas

En la camiseta aparecían, además de los desgarros producidos por arma blanca, varias larvas que pueden observarse en los ángulos superior izquierdo e inferior derecho de la siguiente fotografía.






Como en el caso de c1, las larvas fueron ignoradas por los forenses, a pesar de que podían indicar la posibilidad de un primer enterramiento, anterior al de La Romana.

Siendo la Calliphora vicina la especie más abundante en la colonización temprana de cadáveres, tomemos como hipótesis que las larvas que aparecen en la camiseta fueran de dicha especie.

Una vez hecha la puesta, las larvas eclosionan en unas 24 horas y pasan por tres fases de crecimiento. A la segunda se llega unas 20 horas después y a la tercera 48 horas más tarde. De modo que el ciclo completo es de unos cuatro días, en condiciones ideales, antes de que las larvas abandonen el cadáver y se dispersen para transformarse en pupas. Como las larvas todavía estaban presentes en el interior del cráneo, si suponemos que estaban en la tercera fase, tenemos un mínimo de cuatro días desde la puesta, plazo que podría ser mayor en función de la temperatura (como se observa en el cuadro de temperaturas en Valencia en el período noviembre de 1992 a enero 1993 del apartado gráficos, el desarrollo normal de las larvas -que se detiene a 5º C- sólo estuvo comprometido unos 15 días), el enterramiento superficial, etc. Aunque el plazo se hubiera dilatado por la caída de temperaturas no parece posible que llegara a 74 días, fecha de fallecimiento oficial de las niñas. Por lo tanto no es aventurado afirmar que estamos ante un segundo enterramiento, hipótesis reforzada por el hecho de que los cadáveres estaban envueltos en una tierra arcillosa distinta a la tierra caliza del entorno de la fosa.

Si el crimen se hubiera cometido en el entorno de la fosa de La Romana, los cadáveres tendrían que haber permanecido cierto tiempo sin enterrar hasta que se realizara la puesta, lo que no cuadraría con la versión oficial. La otra posibilidad es que los cadáveres ya presentaran larvas procedentes de un primer enterramiento o de un lugar al aire libre en dónde hubieran sido depositados previamente, lo que tampoco se ajusta al guión.

6: Examen ginecológico

Los forenses describieron una notable dilatación del orificio anal "... que presenta unas dimensiones de 4 x 5 centímetros... "... superior a la que cabría esperar en función de los fenómenos de retracción postmortales... "... La morfología del introito anal es claramente infundibular..." Es decir, el orificio anal tenía forma de embudo. Y en las conclusiones "... En el cadáver aparece una muy pronunciada dilatación anal compatible con la penetración de un objeto o parte anatómica a través de dicho orificio en vida o postmorten..."

Y añadieron: "... No se aprecian soluciones de continuidad traumáticas recientes en los repliegues membranosos vulvo vaginales."



En otras palabras, la niña no era virgen y tenía el himen cicatrizado. No se observaban soluciones de continuidad traumáticas recientes, lo que implica que las había, pero no eran recientes. Para entender esto, vamos a remitirnos a un texto especializado en la materia 3 :


"... Al desgarrarse el himen con las relaciones sexuales, queda un tejido cicatricial que se denomina 'carúnculas himeneales' a modo de colgajos que si han existido partos, terminan por desgarrarse, quedando pequeños restos que se conocen como 'carúnculas mirtiformes'. Si el desgarro es reciente, los bordes están rojos, sangrantes y tumefactos, completándose su cicatrización en 3 ó 4 días. Cuando ya se ha producido ésta, es imposible establecer si el desgarro tiene una semana, un año o más..."


Es decir, que tras la autopsia no se pudo determinar si la niña era virgen en el momento de su secuestro. Pero si lo era tenía que haber transcurrido un lapso de tiempo desde que el momento en que sus secuestradores la violaron hasta que la mataron: habría estado con vida al menos 3 ó 4 días, el tiempo mínimo necesario para la cicatrización del himen. Por tanto, si la niña era virgen cuando fue raptada, la versión de Ricart era falsa, porque afirmó que fue asesinada el mismo día de su violación.


3

Manual de medicina legal y forense. Juan de Dios Casas Sánchez, María Soledad Rodríguez Albarrán. Capítulo 34. Agresiones y abusos sexuales. II.1. Examen de la víctima en caso de mujeres: Pág. 1154, 5º párrafo.


7. La causa de la muerte

Según los forenses, había sido violenta, ocasionada por destrucción de centros vitales encefálicos a consecuencia de una herida por arma de fuego con orificio de entrada a nivel de la línea media occipital y orificio de salida a nivel de la pared interna de la órbita izquierda. El proyectil mágico acabó en la palma de la mano del cadáver.


8. El hallazgo del forense Frontela

Al día siguiente, 29 de enero de 1993, se realizaría una segunda autopsia de los tres cadáveres, practicada por el catedrático de medicina legal de la Universidad de Sevilla, Luis Frontela Carreras (marcado de cerca por los seis forenses valencianos y dos guardias civiles que filmaron todo el proceso) con la ayuda de Luis Antonio Montes Palma, profesor asociado de la cátedra, que se llevó a cabo entre las diecisiete horas quince minutos y veintitrés cincuenta horas.

En la autopsia de c2 (ver sumario, tomo 14, folios 2457-2749), Frontela encontró un objeto en el cadáver, que describió del siguiente modo:

"... Una cadena con colgante de Cruz de Lorena, está situada sobre cara anterior de las 3ª-4ª vértebras lumbares..."

Este hallazgo de Frontela iba a hacer correr ríos de tinta, desatando múltiples rumores y especulaciones.

En el subconsciente colectivo han quedado grabadas dos cosas:
  1. Que los forenses valencianos no advirtieron la presencia de la cruz.
  2. Que la cruz estaba incrustada en las vértebras.
Sin embargo, la segunda afirmación es falsa y la primera tiene que serlo. Es imposible que seis forenses pasaran por alto la presencia de la cruz, que estaba situada, no incrustada, sobre las vértebras lumbares 3 y 4.

Hay una famosa cita que afirma que cuando se ha eliminado lo imposible lo que nos queda, por improbable que parezca, tiene que ser la verdad.

Por lo tanto, si es imposible que los forenses valencianos (¡seis!) omitieran la cruz de Lorena, y Frontela la encontró en la segunda autopsia, la conclusión es evidente: alguien puso la cruz entre las dos autopsias. ¿Fue eso mismo lo que pasó con el proyectil encontrado en la mano del cadáver?










La cruz de Lorena, que en realidad era de Caravaca, apenas se menciona en el juicio. José Antonio Cano Llacer, el testigo que dijo haber visto a las niñas en Picassent cuando se dirigía hacia Silla en su motocicleta, declaró lo siguiente:

"... Que con anterioridad esa cadena y esa cruz posiblemente la haya visto, pero en estos momentos la verdad es que no lo recuerdo. Que cuando digo posiblemente creo que si he visto que la llevaba alguna de las niñas. Que no puedo asegurar si alguna de las niñas llevaba una cruz de Caravaca... Que esa cadena y esa cruz no recuerdo si la había visto con anterioridad ..."

Esto demuestra que no se intentó averiguar realmente si la cruz pertenecía a alguna de las niñas. No hay constancia de que se preguntara a sus padres, y la última amiga que las vio con vida, Esther Díez Martínez, declaró lo siguiente en el juicio:

"... Que no me acuerdo si alguna de ellas llevaba esa cadena y esa cruz. Que creo que c2 no llevaba eso. Creo que c2 llevaba plata. Llevaba cadenitas. No me acuerdo bien..."

Las niñas suelen ser muy detallistas y tienen muy buena memoria para esas cosas. Pero, desgraciadamente, Esther no recordaba bien.

Frontela hizo radiografías de los cadáveres. Si los forenses de Valencia también las hubieran hecho se habría podido comprobar si la cruz aparecía en ambas tomas o no. Parece ser que las primeras autopsias no fueron demasiado exhaustivas.

Pero... ¿dónde está el misterio, cuando el diario Las Provincias afirmaba el 29 de enero de 1993 que la cruz de Caravaca era de Miriam, que la llevaba al cuello, y que se la habían comprado sus padres? Años después -el 25 de agosto de 2002- el diario El Mundo citaría a un tal Vicente "uno de los mejores amigos de Miriam, Desirée y Toñi" que "bailó y tomó cubatas con ellas en la discoteca Coolor, de Picassent, aquella madrugada del 13 de noviembre de 1992, cuando los habitantes de Alcàsser dormían". Sin comentarios, salvo aclarar a los lectores no iniciados que, dado que las niñas jamás llegaron a Coolor, difícilmente podían haber bailado ni tomado cubatas con nadie "aquella madrugada del 13 de noviembre de 1992".



La mención a la cruz de Caravaca de Miriam, en el párrafo "Han sido cuatro golfos"



9. Resumen

Un rostro quizás reconocible que se esqueletiza desde la fosa hasta el Instituto Anatómico Forense de Valencia o en la noche del 27 al 28 de enero de 1993, un cráneo con orificios de entrada y salida ocasionados por un proyectil que después aparece en la única mano del cadáver (doblada en un ángulo imposible), dientes desaparecidos, una cruz de Lorena transformada en cruz de Caravaca que surge de la nada, unas lesiones en una rodilla que jamás describió Miguel Ricart, una mano izquierda amputada (desaparecida, por supuesto, "a consecuencia de la putrefacción"), unos calcetines que se pierden, un tórax destruido por intervención animal que milagrosamente dejó intactas las ropas que vestía el cadáver, un pezón y aréola derechos arrancados (sadismo mayor), dos heridas inexplicables en la espalda (tres según Frontela) que esta vez sí que atraviesan la ropa -pero sólo la camiseta-, fauna cadavérica ignorada, un himen cicatrizado en fecha indeterminada, una gran dilatación anal mantenida de 4 x 5 cm. en forma de embudo (¿tenía Anglés algún palo con forma de embudo o alguna parte anatómica en forma de embudo?)... Demasiados puntos oscuros que la versión oficial no consigue explicar.






VISTA ORAL
ACTA DEL DIA 10 DE JUNIO DE 1997
PRUEBA PERICIAL (Fragmento)

Perito: Respecto a las vértebras y los huesos quizá deberíamos haber sido más exhaustivos en la enumeración y descripción de cada uno de ellos. Respecto a la cruz han puesto de manifiesto la extraordinaria utilidad que ha tenido la práctica de radiografías en el presente procedimiento. Respecto al proyectil o bala, queda por lo menos en el momento en que se produjo el hallazgo del mismo, quedó perfectamente claro que era el proyectil correspondiente o que había causado la muerte al cadáver número dos, y se halló en el sudario, en una posición que pudiera ser entre las manos, creo que ayer quise aclarar que en ningún caso incrustado en las manos. Respecto a la uña...

Defensa: Realmente sobre la bala y el proyectil hay dos versiones y no sabemos cual es, ¿no es eso?, pero lo que está claro es que no apareció en la primera autopsia, bueno, apareció después de la autopsia.

Perito: Yo lo único que le puedo asegurar es que fue encontrado por nosotros en el sudario del cadáver número dos. Respecto a la uña rota, ese fue uno de los hallazgos que realizó el Instituto Nacional de Toxicología con el estudio de las muestras remitidas por nosotros. Respecto a los dos orificios en la ropa que señala el profesor Frontela, perdón, que referimos nosotros en nuestro informe, indica una vez más, la mínima manipulación que hicimos nosotros de las ropas, porque una de las posibilidades que admitió perfectamente mi preclaro colega es la posibilidad de que hubiera otro orificio que por efecto de la humedad y todo esto, pudiera haber quedado modificado, y él en el estudio minucioso si que abre la prenda, la estudia mejor y encuentra ese tercer orificio. Respecto a las características de como estaba atado el zapato es una mera interpretación respecto a la autoría de quien lo ha atado o no lo ha atado. En ningún caso ofrece una argumentación científica que nosotros podamos sustentar. Respecto a los trozos de ropa, ropa, ignoro a que se refiere. Nosotros estuvimos, las ropas las remitimos, pero una de las cosas que se hace inicialmente en cualquier estudio en un laboratorio de criminalística después de haber realizado el examen, es proceder a seleccionar aquellas zonas donde presumiblemente se pueden asentar algún tipo de mancha o indicio, precisamente eso es lo que justifica, sin que quiera decir que eso es absolutamente la verdad, pero eso es lo que justifica que las prendas puedan llegarle al profesor Frontela con algunas zonas que hayan faltado. Respecto al objeto duro en el estómago, precisamente porque no fuimos capaces de interpretarlo lo remitimos al Instituto Nacional de Toxicología, donde fue considerado como un artefacto producido por la putrefacción cadavérica. Respecto al vìdeo le ya he respondido al señor letrado. Respecto a las larvas ya he respondido al señor letrado. Respecto a los lavados ya he respondido al señor letrado y quizás la duda que le pueda plantear al señor letrado es la mano izquierda correspondiente a c3. Esa mano izquierda, dado que no disponíamos de los elementos identificadores de la mano derecha, la remitimos al Instituto Nacional de toxicología, desinsertándola, cortándola nosotros de los restos cadavéricos, precisamente para que se hiciera una reseña necrodactilar, y en el caso que hubiera algún tipo, y para hacer la identificación con la comparación de las huellas obtenidas de esa mano izquierda poniéndolas en relación con las huellas que c3 en vida hubiera dejado en su casa.

Defensa: Muchas gracias Sr. Verdú, ante esta situación mi pregunta es, esta situación tal y como ha quedado contestada por usted. Mi pregunta es, ¿no creen ustedes señores peritos, sin que esto suponga por mi parte ninguna imputación escondida, o mal intencionada, sino simplemente un hecho objetivo a valorar por la Sala, que hubiera sido aconsejable, cuanto no menos imprescindible, que se practicaran las radiografías, que se practicaran los análisis de las larvas, que se practicaran los análisis de los hongos, que se practicaran los análisis relativos a algunos pelos de la alfombra? Que se hiciera la prueba de la fluorescencia puesto que aparecía tierra no sólo en el zapato al que me he referido antes, sino que además de la anomalía en el zapato aparecía esa tierra y esa fluorescencia en otros sitios y en otras ropas de las otras niñas, ¿no creen ustedes que hubiera sido útil haber hecho la prueba de la fluorescencia? Y en relación con el estómago y ese objeto duro, ¿no creen ustedes que se deberían haber hecho exámenes por lo menos microscópicos antes de lavar?, ¿y no creen que no deberían haber sido adecentados en la forma en que ustedes adecentaron los cuerpos y las ropas?

Perito: Respecto al estómago creo que he respondido al señor letrado ya, si que se envió lo hallado en el estómago porque era verdaderamente una incógnita para nosotros, y se aclaró como un artefacto de la putrefacción en el Instituto Nacional de Toxicología. Respecto a las prácticas de radiografías eran absolutamente irrelevantes. Respecto al estudio de las larvas, eran irrelevantes. Respecto al estudio de los hongos eran irrelevantes. Respecto a la fluorescencia, yo no sé si el señor letrado piensa que en un Instituto Anatómico Forense los cadáveres son sometidos a distintas incidencias de muchos, de una luz de láser. Eso es un estudio criminalístico que no corresponde a la autopsia macroscópica que nosotros realizamos. Y en todo caso los datos que puedan obtenerse de el permiten la elaboración de hipótesis muy difícilmente sostenibles de modo científico y finalmente los pelos pueden tener mucho interés su análisis. Pero me parecería una aberración científica decir que por el número de pelos que aparece en una alfombra se puede establecer la autoría de unos determinados hechos o incluso la presencia de un individuo en el lugar de unos hechos...




Gráficos:

En verde, el hueso esfenoides, que estaba fracturado.




Métodos de identificación de larvas de fauna cadavérica.
























Posts relacionados:

Alcàsser. Las primeras autopsias. 1/4:
http://lawebdelassombras.blogspot.com.es/2014/03/alcasser-las-primeras-autopsias-1.html

Alcàsser. Las primeras autopsias. 2/4:
http://lawebdelassombras.blogspot.com.es/2014/04/alcasser-las-primeras-autopsias-2.html

Alcàsser. Las primeras autopsias. 4/4:
http://lawebdelassombras.blogspot.com.es/2015/10/alcasser-las-primeras-autopsias-44.html


Fuentes:


  1. Amendt, Jens - Current concepts in forensic entomology.
  2. Blanco Durán, Juan Ignacio - ¿Qué pasó en Alcácer? Son-Expresión S.L., 1998.
  3. Casas Sánchez, Juan de Dios; Rodríguez Albarrán, María Soledad - Manual de medicina legal y forense.
  4. Heard, Brian J. - Handbook of firearms and ballistics.
  5. Moore, Keith L. - Anatomía con orientación clínica. 6ª Edición.
  6. Netter, Frank H. - Anatomía humana. 5ª Edición.
  7. Somoza Castro, Olegario. La muerte violenta. Inspección ocular y cuerpo del delito. Las decisivas primeras 24 horas.
  8. Sobotta - Atlas de anatomía humana 1. Cabeza, cuello y miembro superior.
  9. Vista oral del caso Alcàsser.
  10. http://www.excopesa.es/docs/catalogos/Catalogo_Geco2011_ESP.pdf
  11. http://datosclima.es/Vientostad.php
  12. http://www.aemet.es/es/serviciosclimaticos/datosclimatologicos/valoresclimatologicos?l=8416&k=val
  13. El sadismo mayor como indicio en la elaboración de un perfil criminal: http://lawebdelassombras.blogspot.com/2015/06/alcasser-el-sadismo-mayor-como-indicio.html
  14. Los cuerpos estaban en una fosa "muy bien hecha": http://elpais.com/diario/1993/01/28/espana/728175617_850215.html
  15. Todo Alcácer está seguro de que los asesinos eran conocidos de las tres jóvenes encontradas muertas: Las Provincias. Viernes, 29 de enero de 1993.
  16. Sumario del caso Alcásser:

  • Autopsia de los forenses de Valencia. Folios 1268-1290. 
  • Estudio criminalístico del I.N.T. Folios 806-813. 
  • Estudio de indicios del I.N.T. Folios 831-835. 
  • Estudio histopatológico del I.N.T. Folios 858-875. 
  • Estudio antropológico del I.N.T. Folios 1019-1039. 
  • Adelanto autopsia Dr. Frontela. Folios 2273-2281. 
  • Informe autopsia Dr. Frontela. Folios 2457-2749. 

miércoles, 6 de mayo de 2015

Alcàsser. Encuentros y desencuentros.




El 12 de mayo de 1997 comenzó el juicio del triple crimen de Alcàsser. La vida, para Fernando García y Juan Ignacio Blanco, se transformó en una auténtica locura. Todos los días hábiles, tenían que hacer la ruta Madrid–Valencia-Madrid, con tan escaso margen de tiempo para llegar al aeropuerto que a veces se retrasaba el despegue del aparato hasta su llegada. El vuelo de Iberia de las 20.20 horas era el último del día, lo que les permitía salir a la carrera de los estudios de TVV - Canal 9, la televisión de la Comunidad Valenciana, y llegar a Madrid con el tiempo justo para participar en el programa de Tele 5 Esta noche cruzamos el Mississippi. Porque el programa El juì del cas Alcàsser se emitía entre las 6 y las 8 de la tarde. Esto les daba un margen de tan sólo veinte minutos para llegar al aeropuerto de Manises. Tras participar en Esta noche cruzamos el Mississippi, se iban al hotel, cada día uno distinto. A las cinco y media de la mañana había que levantarse para coger el vuelo de las 6.50 horas en Barajas, aterrizando en Valencia sobre las 7.30 horas, para dirigirse a Alcàsser a ver a la familia, cambiarse de ropa y asearse. A las 9.30 horas, a la Audiencia, cuyas sesiones solían terminar sobre las 15.00 horas. Después, rumbo a Canal 9. Y así un día tras otro.

La TVV intentó retrasar la emisión de su espacio hasta el horario prime timede 21.00 a 22.45 horas. El director de Canal 9, Jesús Sánchez Carrascosa, quiso negociar con la compañía Air Nostrum un vuelo chárter para la medianoche, pero no fue factible, porque ello implicaba retrasar Esta noche cruzamos el Mississippi, algo a lo que Tele 5 no estaba dispuesta a acceder.

Excepto Fernando García y Juan Ignacio Blanco, los invitados al "Mississippi" cobraban por participar. Neusa Martins, madre de los Anglés, recibió 200.000 pesetas por asistir acompañada de su hijo Enrique, mientras que Kelly Anglés y Encarna Ricart tenían un caché de 120.000 pesetas. Al parecer, la forma en que Tele 5 compensaba a D. Fernando García era haciéndose cargo de los honorarios del abogado José María Garzón.

A partir del martes 23 de junio de 1997, Fernando García y J. I. Blanco dejaron de participar en Esta noche cruzamos el Mississippi. El programa no quería a Blanco, pero Fernando García contestó que si Blanco no iba, él tampoco.

También hubo fuentes de Tele 5 que negaban problemas entre ambas partes (Tele 5 y sus invitados) y trataban de explicar la situación alegando un supuesto cambio de planteamiento del contenido del programa.

La realidad es que faltaban tan sólo cinco días para el final del juicio. Fernando García ya no era necesario y los medios comenzaron a darle la espalda. Lejos quedaba ya la época en que se hablaba de Los misterios de Alcàsser. En adelante, el padre coraje de toda España iba a ser objeto de una caza implacable para desacreditar toda su lucha. Un amargo final, porque los titánicos esfuerzos de Fernando García habían despertado las conciencias de los españoles, pero sólo frente al televisor. No se había logrado una movilización ciudadana que llegara hasta la calle, como la que se produjo en Bélgica a consecuencia del caso Dutroux. Además, el gran esfuerzo empleado en acudir a los medios quizás les había privado de concentrarse en lo que hubiera sido un duro golpe para el oficialismo: conseguir la absolución de Miguel Ricart por falta de pruebas.

En mayo de 1998, Juan Ignacio Blanco publicó su libro "Qué pasó en Alcácer", con prólogo de Fernando García. "¡Juan Ignacio, gracias por ser como eres!"

Por su parte, Juan Ignacio Blanco, en su introducción al libro, afirmaba lo siguiente: "... Tuve que aprender, junto a Fernando y su familia, a convivir con el miedo por mi vida y la de los míos. Pero, también, disfruté del cariño de un grupo de seres humanos excepcionales: la madre de Miriam y sus hermanos, los padres de Toñi, los padres y hermanos de Fernando García..."

El libro fue secuestrado por los tribunales tres meses después, en agosto de 1998, a petición de Rosa Folch, madre de Desirée. Oficialmente, porque contenía fotos del levantamiento y la autopsia de su hija. Sin embargo, ahora que se cumplen diecisiete años de su publicación, sigue siendo el libro de referencia del caso, y los críticos de la "versión oficial" opinan que la verdadera causa de su retirada de la circulación es que las fotos que presenta refutan por completo las conclusiones del juicio.

El domingo 17 de noviembre de 2002, el diario "El Mundo" publicaba un artículo bajo el título "La oscura renta de Alcàsser", que llevaba las firmas de Genar Martí, Txema Millán y un omnipresente Jerónimo Boloix:

"... Diez años después del crimen, tras la emisión de un polémico reportaje en Canal 9 sobre el caso (Alcàsser, vides marcades), Fernando García, a ojos de muchos, ha dejado de ser el padre combativo que entregó su vida para hacer justicia. Una cámara oculta ha levantado sospechas sobre la transparencia con que manejó las donaciones entregadas a la Fundación Niñas de Alcàsser, que legalmente nunca llegó a existir. La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha decidido de oficio abrir diligencias de investigación penal para esclarecer en qué se gastó el dinero recaudado..."








El citado documental comenzaba informando que Fernando García había abierto un establecimiento de colchonería en Catarroja, prácticamente enfrente del domicilio de los Anglés, que le compraron cuatro colchones y tres camas. Y presentaba las declaraciones de Rosa Folch, para quién la lucha de Fernando era una fantasía. Ella quería saber la verdad, pero basándose en realidades. Había que ir cara a la justicia, no cara a divulgar lo que le habían hecho a las niñas. Para ella, eso era veneno.

Como tantos otros ciudadanos y padres de familia, a Rosa Folch no le entraba en la cabeza que pudiera haber una versión alternativa a la oficial, quizás porque tenía una fe absoluta en la justicia. Sin embargo, tal vez se le escapó que la relevancia de difundir lo que le habían hecho a las niñas, incluyendo fotos de las autopsias, era que así se demostraba que Anglés y Ricart no podían haber sido los culpables del triple crimen y que las conclusiones de los médicos forenses eran, como mínimo, discutibles.

Los setenta y ocho millones de pesetas recaudados por Fernando García iban a ser destinados a la fundación "Niñas de Alcácer".





El documental no especifica quiénes eran los componentes de la Fundación, pero después de verlo se advierte que en los estatutos se citaba al menos a Luisa Rodríguez Requena, Fernando García (como presidente) y Juan Ignacio Blanco (como secretario). En un artículo de "El Mundo" del 10 de julio de 2005, titulado "La heroína de las niñas de Alcàsser", se indicaba que Fernando Gómez Moreno y Luisa Rodríguez Requena, padres de Toñi, figuraban en los estatutos de la fundación en calidad de vocales, mientras que Rosa Folch no había querido saber nada del tema:

"... Cuando en noviembre de 2002, un programa de cámara oculta de Canal 9 denunció el oscuro destino que Fernando García dio a los fondos recaudados -¿a dónde ha ido a parar, por ejemplo, la dotación inicial de la fundación de 78 millones de pesetas?- Rosa Folch pudo entonar el ya lo avisé. Lo decía en una entrevista que concedió a EL MUNDO en mayo de 2003: «Él se lo ha buscado.Yo sabía de qué iba la cosa, sabía que la fundación la ponían para vivir del cuento».

Los padres de Toñi -Fernando Gómez y Luisa Rodríguez- vocales de la inexistente fundación y convidados de piedra en el show de Alcàsser, se retiraron entonces de las iniciativas de Fernando García...





El anuncio del proyecto de la fundación se había hecho público el 31 de julio de 1997, en un salón de bodas de Beniparrell, con la presencia de Fernando García y Juan Ignacio Blanco. Tenía como objetivos la lucha contra la corrupción de menores y la prostitución infantil, y la ayuda a las víctimas de dichos delitos.

Pero en abril de 1998, a requerimiento de Rosa Folch, la Subdirección General de Fundaciones y Entidades Tuteladas denegó la inscripción de la fundación "Niñas de Alcácer".

En el citado reportaje de Canal 9 (Alcàsser, vides marcades) y ante una cámara oculta, Fernando García y Juan Ignacio Blanco declaraban lo siguiente (transcripción y orden tomados del documental citado):





Juan Ignacio Blanco:

"... Se ha tirado cuatro años y medio llevándose dinero a espuertas para una fundación. Que esa fundación vende dos millones de lotería. Porque con la fundación se han hecho muchísimas cosas. No vender libros ni CD nada más. Por eso te digo que la lista de negocios es para aburrir. Ese es el tema..."

"... Aparte del dinero que se ingresó en la cuenta, que ingresó la gente directamente, en las cartas se recibió muchísimo dinero. Porque yo he estado abriendo cartas con Fernando horas y horas. Porque había miles y miles. Y rara era la carta que no llevaba billetes o que llevaba cheques o que llevaba dinero y que tampoco evidentemente se ingresó en la Fundación. Pero es que luego yo he estado... Me habré tragado como 50 actos, 50 actos de coñazos de homenajes al padre y a la Fundación y no se qué de la Peña Flamenca y las niñas ursulinas y de las hermanas no sé qué... que organizaban fiestas, jolgorios o la rifa de un traje de fallera o no sé cuantos. Y la recaudación se la entregaba a Fernando y que no está tampoco contabilizado..."

"... A mí, mientras no haya que matar ni robar a nadie, me parece de puta madre. Nos vamos a una feria y nos levantamos un dinero, no creo que hagamos nada a nadie y estemos engañando a nadie. Joder, eso es un planteamiento. Pero no me hagas el planteamiento de que aquí estamos como gilipollas por la Fundación. Y este señor y yo todos los días, 16, 17 y hasta 18 horas de pie en una mesa nada más que firmando libros como un gilipollas para que tú te estés llevando una pila de millones, ¡coño! Y este de mula cargadora. Y yo a firmar y tu a meter billetes para el saco..."

"... La idea de la fundación era que eso funcionara, que empezáramos a hacer cosas y si de alguna forma e incluso egoístamente. Yo pensaba no sacar beneficio, pero si aquí hacemos una Fundación mínimamente organizada. Ahora, cuando ves que ese dinero, que ese dinero no se ingresa en la cuenta de la Fundación, pues, joder... te das cuenta. Si yo me doy cuenta al principio de esto, pues, joder. Tendría ahora una pila de millones. Cojo a Fernando y le digo, chssst, aquí la mitad para cada uno y a medias. ¡No te jode!..."

Según el diario "Levante-El Mercantil Valenciano", en su edición del jueves 6 de febrero de 2003, el abogado de Juan Ignacio Blanco (probablemente Fernando García Canela) intentó en vano paralizar la emisión del programa "Alcàsser vides marcades", que se iba a emitir ese 13 de noviembre de 2001 en Canal 9.





Fernando García:

"... El dinero era mío. De la fundación no, mío. No era de la fundación, era mío..."

"... El dinero era mío. Me lo dieron a mí. Era mío. No me dejaron hacer la Fundación, pues no la he hecho. El dinero era mío. ¿A quién tengo que rendirle cuentas, a Blanco o a quién? Vamos, digo yo. Si a mí me dan un dinero... para mí. Coge ese dinero, es tuyo. Tú ahora ¿qué quieres hacer? Una fundación. No te dejan. No me dejan, pues me lo gasto en lo que sea y ya está..."

"... No tengo nada que decir. Ni a él ni a nadie. Lo único que aparece en esta historia es que han matado a mi hija. Y el que ha matado a mi hija está en la calle y ya está. Y lo demás..."

"... Si lo tengo o no, es cosa mía. Mi dinero me lo quiero gastar en una fiesta, pues me lo gasto. Y si me lo quiero guardar, me lo guardo. Es mío. No tengo que darle explicaciones a nadie. Si alguien me quiere llamar chorizo, pues que me lo diga. Después atente a las consecuencias. Si tiene razón, se la darán, y si no la tiene se la quitarán, ya está. No tengo porque meterme en discusiones con nadie y eso ya es mi problema. Yo os digo una cosa, ya no quiero hablar más de este tema, y ya está."





Juan Ignacio Blanco, está vez en abierto y en el mismo año 2002, declaraba lo siguiente en TTV:

"...

TTV: ¿Quién se forró?

JIB: Hombre, evidentemente, el que más se forró de todos, evidentemente fue el señor Pepe Navarro, eso no queda ningún tipo de duda.

TTV: ¿Alguien más?

JIB: Hombre, sí, los padres de las... de las víctimas... muchos de los letrados que participaron en el procedimiento, es decir... algún día alguien escribirá un libro que se titule “Alcácer S.A.” porque, desgraciadamente yo después de... estamos hablando este año ya se va a cumplir el décimo aniversario de la desaparición de las niñas. Después de diez años ha habido más de una persona que ha creado grandes fortunas... que ha vendido, que ha comprado...

TTV: ¿La familia de las niñas?

JIB: Sí, si, por supuesto, porque lo vamos a decir claro.

TTV: ¿Eso está contrastado?

JIB: Si, hombre, cómo no va a estar contrastado..."


Esta vez eran "los padres de las víctimas", entre otros.

¿Que habría pasado si Juan Ignacio Blanco hubiera vendido un millón de ejemplares de su libro?

Si Fernando García sólo pretendía recaudar fondos a cuenta de la fundación, ¿cómo es que viajó por toda España recogiendo firmas para la modificación de las penas de los delitos de violación y agresiones sexuales, vendiendo el cd "Cuestión de principios", etcétera? ¿No le habría sido más fácil quedarse en su casa y guardarse el dinero? ¿Acaso Fernando García era pobre de solemnidad cuando tuvo que enfrentarse al drama del secuestro, tortura y asesinato de su hija?

No hay más que ver cómo están las cosas hoy en día. La verdadera corrupción queda impune, mientras que a los que discrepan se les destruye.

A otras personas, directa o indirectamente relacionadas con el caso Alcàsser, no se las filmó con cámara oculta. Y otros patrimonios no fueron examinados con el celo con el que se siguió a Fernando García. Si se hubiera hecho, a lo mejor nos llevábamos más de una sorpresa.

Y ya que hablamos de cámara oculta... ¿por qué no se le preguntó a Fernando García durante la grabación por qué no había registrado la fundación a otro nombre y qué había de cierto en las quejas de dos madres que habían perdido a sus hijas y le habían pedido ayuda, extremos que se abordaban durante el documental, pero que quedaban sin respuesta, dejando en el aire una duda innecesaria sobre su conducta?

El caso es que tanto Fernando García como Juan Ignacio Blanco fueron imputados como posibles responsables de un delito de estafa y apropiación indebida. Parece ser que se consideró que Juan Ignacio Blanco tenía que estar al tanto de todas las presuntas irregularidades.

Pero, por mucho que les pesara a algunos, el 6 de abril de 2006, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 1 de Picassent dictaminó que, según las diligencias practicadas, no resultaban corroborados los indicios de criminalidad. Por lo tanto, se procedió al sobreseimiento provisional de la causa, según el artículo 641.1 de la Lecrim. Ni estafa, ni apropiación indebida.

Pero el daño producido al honor de Fernando García había sido, quizás, irreparable. Habían pasado cuatro años desde que se había empezado a cuestionar su actuación con respecto a los fondos recaudados. Y, que yo sepa, ni la prensa le dedicó grandes titulares al archivo de la causa, ni se realizó ningún documental al respecto.

Hasta aquí, los datos. El análisis queda para los lectores, que deberán decidir qué opinión les merecen los comportamientos y declaraciones de unos y otros en público y en privado sobre este tema y los demás temas que se refieren al caso Alcàsser.

Fernando García, bajo la sombra de la sospecha. En cambio Neusa Martins, sola y sin ayudas, a base de matar y matar pollos, ha sacado adelante a su familia honradamente, haciéndose con un patrimonio inmobiliario por el camino. Tomemos ejemplo.



---OOO---


Entrevista a J. I. Blanco. Dimensión Límite. 16 de marzo de 2013:

"...
JIB: Preparamos la documentación con un abogado y creamos pues una fundación, denominada “Niñas de Alcácer”, en el que Fernando era el... el presidente, el vicepresidente era uno de sus hijos, vocales estaba uno de sus hermanos, los padres de Toñi y yo como secretario de... de la fundación. E iniciamos los trámites para poder legalizar la fundación. Cuando se están realizando estos trámites, la madre de Desirée se persona en el procedimiento administrativo que hay abierto, y como parte perjudicada se opone a la creación de... de una fundación con el nombre “Niñas de Alcácer”, porque va incluida su hija y ella no quiere estar ahí. Ese procedimiento administrativo de “manda papeles y nos manda papeles”, pues dura aproximadamente pues como nueve o diez meses y, la Dirección General de Fundaciones nos deniega la inscripción en el registro con el nombre “Niñas de Alcácer” porque le da la razón a... a la madre de Desirée. A partir de ese momento, yo no estoy en... en Valencia ni con Fernando, porque estamos hablando de un año y pico después de... de haber terminado todo eso y, lógicamente, el problema era un dinero de Fernando, era su historia, y yo sigo sin saber nada más de lo... del dinero de la fundación. Eso es lo que hay. Se abre un procedimiento judicial, a raíz de un programa de cámara oculta que nos grabaron tanto a Fernando y a mí en Canal 9, en una sinvergonzada de esas que algunas veces hacen los periodistas manipulándolo todo y en cual parecía que yo acusaba a Fernando García de... de haberse quedado con todo el dinero y de situaciones de estas. La fiscalía de Valencia abre un procedimiento contra Fernando García, por apropiación indebida primero y luego por estafa y duró dos años el procedimiento y se sobreseyó por no existencia de delito y se acabó.

DC: Eh... Bueno, a este respecto hay... hay varias cosas. Hay dominical de “El Mundo”, del año 2002, pues... hace acusaciones muy duras a Fernando García, precisamente por eh... todo lo que tiene que ver con la fundación, porque bueno, pues según un extenso reportaje Fernando García, pues tiene varias cuentas, se ha quedado con muchísimos millones de las antiguas pesetas, precisamente de las eh... donaciones También se habla, bueno, pues el libro, si no me equivoco “Qué pasó en Alcácer”, que tenemos aquí, también fue financiado con dinero de esa fundación.

También te salpica todo este tema. Me imagino que recordarás todo aquello y me gustaría que contaras un poco tu versión. Porque sí que hay cierta controversia o sí que se os acusa, tanto a Fernando García como a ti, en diferentes medios, eh... de haberos lucrado con el tema, concretamente, bueno, por un lado con el tema de televisión, que si quieres luego entramos en eso y por otro con lo de la famosa fundación. Entonces no sé cuál es tu punto de vista al respecto, Juan Ignacio.

JIB: Mira, los tres periodistas que firman el artículo de “El Mundo”, y que ninguno es periodista de “El Mundo”, y, de los tres, solamente uno es periodista, estas personas se ponen en contacto conmigo a través de la hermana de mi mujer, que en paz descanse, que ha muerto de cáncer hace cinco meses, porque a través del libro, como sale la sociedad que lo edita y está a nombre de... de mi mujer, me encuentran, me llaman y son las personas que habían participado en la producción del programa del Juí del cas Alcásser, cuando yo estaba allí trabajando, con ellos, para decirme que, con motivo del décimo aniversario de lo de la desaparición de las niñas y esto, que... que querían hacer una serie de..de programas y que querían contar en Canal 9 con... conmigo. Digo, bueno. Yo no tengo ningún inconveniente, me dices lo que es, hablas de esta historia y tal. Para analizar el contenido de esos programas que íbamos a hacer, yo, evidentemente, mantengo tres reuniones distintas con ellos en... en Valencia, que me tengo que ir hasta Valencia a contárselo, donde les cuento todas estas cosas. Lo de Fernando, la fundación, el dinero, si se lo ha quedado, si no lo hay, todo. De cara a esos programas que íbamos a hacer y por los que, evidentemente, iba a cobrar yo.

En la tercera de esas reuniones que tengo con estos personas de Canal 9, me graban con cámara oculta, en el hall de... de un hotel, esas personas con las que yo estoy negociando participar en el programa y con esas grabaciones, a base de corto aquí, corto aquí y junto aquí, salen frases que yo jamás he llegado ni a pronunciar. Entonces, esos señores, basados simplemente en los datos que yo les he dicho, que son los mismos que a ti, no es Fernando, es decir, lo que ha pasado es lo de la fundación hasta aquí. Luego ¿qué ha pasado con el dinero? No lo sé, pregúntaselo a Fernando García. Es así de fácil. Hasta aquí es lo que yo te he contado qué hemos hecho nosotros. Ahora, ¿qué es lo que ocurre o deja de ocurrir después? Entonces, a raíz de ahí, es de donde ellos intentan montar un... un espectáculo de una historia que es muy sencilla. Punto número uno. Fernando García pide dinero por televisión a los españoles para él y porque le apetece y la gente se lo manda. Y Fernando García tiene, como luego han demostrado los juzgados, todo el derecho del mundo a hacer lo que le dé la gana.

DC: Pero...

JIB: No hay una sola persona, ni una sola persona, que le haya reclamado, ni personal, ni judicialmente, una peseta a Fernando.

DC: Pero...

JIB: Si todo hubiera sido como dicen y yo le hubiera mandado donativos y había donativos importantes muchos ¿sabes?, yo le hubiera pedido explicaciones. Nadie ha pedido nunca explicaciones.

DC: Pero reconoce que ese dinero era para él, o sea, no era para, a lo mejor, bueno, pues financiar algún tipo de [...]

JIB: Evidentemente, vamos a ver. Lo que no se puede dejar de reconocer es... Fernando montó una fundación con un local, en la cual había una secretaria que estaba empleada. Donde se ha estado trabajando todo el resto de las personas voluntariamente en todas estas historias. Don Fernando García ha tenido muchos procedimientos judiciales y ha tenido que gastarse un montón de dinero. El recurso, solamente de casación ante el Tribunal Supremo, costó siete millones de pesetas. Es decir, claro que hubo una parte de todo ese desembolso económico que Fernando García destinó a esta situación. Evidentemente, de todo lo que sobró y de lo que se trataba era de generar esa fundación y de crear esa fundación para, de esa forma, pues ayudar a otras familias que se pudieran ver inmersas en la misma situación que él había estado viviendo. Ahora, que alguien pretenda de todo esto decir que es que Fernando García lo tenía todo organizado y lo que quería era lucrarse, pues me parece que hay que tener una mente muy retorcida. A Fernando García es una persona a la cual a la hora de cenar, cuando su hija tenía que llegar, no llegó, y no llegó, y no llegó y se ha visto inmerso en una situación que luego ha desembocado en otra serie de situaciones, pero hay que dejar algo muy claro. Don Fernando García era millonario antes de que desapareciera su hija y es millonario ahora. Entonces, no creo que Don Fernando García haya tenido nunca ningún interés crematístico en todo esto, sino que hay veces que un conjunto de situaciones que dices “vamos a pedir dinero y vamos a montar una fundación y vamos a crear unos equipos de investigación y vamos a ayudar a las familias y vamos a dar apoyo psicológico y vamos a ir a los congresos y vamos a... a intentar un poco involucrarnos en todo ese tipo de situación”, algo que se ve roto por el tema de... de no haberse podido registrar como fundación y parece que es que alguien ha querido crear una fundación, luego no la ha creado y se ha quedado el dinero por la parte de atrás ¿sabes?

DC: Si, pero independientemente de eso, Juan Ignacio, o sea, está claro que no se crea con ánimo de lucro. Está claro, pero, una vez pasado el tiempo, para dejar esto claro, ¿se ha lucrado finalmente con el paso del tiempo, con el paso de las circunstancias, la fundación se llegó a lucrar con, bueno, pues todas las donaciones?

JIB: Pero si es que la fundación nunca llegó a existir. Entonces, como tal, no se ha lucrado nunca. Es... es decir, ha habido una cuenta en la cual se han realizado unos ingresos. De ahí se habrán realizado una serie de gastos, que Don Fernando García sabrá, porque él es el y era el único titular, lógicamente, de esa cuenta. Que al final, después de todo eso, haya quedado un dinero. Pues es posible. Pero yo le digo que si Fernando García tuviera que poner todo lo que en un momento determinado ha perdido o se ha gastado o ha dejado de ganar en las situaciones, pues no creo yo que económicamente se haya lucrado. Ahora claro, si luego también vienen los tribunales de justicia y te indemnizan con cien millones de pesetas por lo de la muerte de tu hija, dices, pues ¿te has lucrado con cien millones? Dices, pues sí, pues te has lucrado con cien millones. Porque ha habido un anormal funcionamiento de la justicia y nos ha tocado pagarlo a todos los españoles ¿sabes? Es decir, entonces el que de la fundación o del famoso proyecto de la fundación, después de todos los gastos quedara un dinero. Pues, evidentemente, claro que quedaría dinero. Que Don Fernando García es el que sabe lo que ha pasado con ese dinero. Pues también..."



---OOO---



Fuentes:



Los misterios de Alcásser:
http://elpais.com/diario/1996/11/10/espana/847580419_850215.html

El Periódico. 1997.06.08. Nº 8554: El Mississippi consigue retrasar vuelos.

El Mundo. 1997.06.16: García, un hombre en todas partes.

Levante-El Mercantil Valenciano. 1997.06.25: F. García y Blanco dejan de participar en el "Mississippi" por discrepancias.

Levante-El Mercantil Valenciano. 1997.08.01: F. García dice que ha bloqueado su cuenta de donativos para que "ningún curioso fisgue".

Levante-El Mercantil Valenciano. 1997.08.09: El padre de Míriam registra la Fundación Niñas de Alcácer con un capital social de 78 millones.

Levante-El Mercantil Valenciano. 1998.04.28: Asuntos Sociales deniega la inscripción en el registro de la Fundación Niñas de Alcácer.

Levante-El Mercantil Valenciano. 1998.06.14: Un letrado de la acusación en el caso Alcácer pretende cobrar a la procuradora 13 millones.

¿Qué pasó en Alcácer? Juan Ignacio Blanco Durán. Son-Expresión S.L. 1998.

Denuncia contra una consejería de Murcia de una familia valenciana:
http://elpais.com/diario/1998/09/07/cvalenciana/905195885_850215.html

TTV. Entrevista a Juan Ignacio Blanco. 2002:
https://www.youtube.com/watch?v=7m5JZEq2rH0

Canal 9. Alcàsser, vides marcades. 2002:
https://www.youtube.com/watch?v=YvzVGCsxAHI
http://www.dailymotion.com/video/x2qcb3u_alcacer-vidas-marcadas-canal-9-2002_webcam

El Mundo. La oscura renta de Alcàsser:
http://www.elmundo.es/cronica/2002/370/1037613607.html

Levante-El Mercantil Valenciano. 2003.02.06: La fiscalía lleva al juzgado a F. García tras ver indicios de que si se apropió de dinero.

El Mundo. La heroína de las niñas de Alcàsser:
http://www.elmundo.es/suplementos/cronica/2005/508/1120946406.html

Entrevista a J. I. Blanco. Dimensión Límite. 16 de marzo de 2013:
https://www.youtube.com/watch?v=Pdo1r7Gh5LU