miércoles, 13 de enero de 2016

La novia de los demonios.




En la ciudad de Frankfurt iba a casarse una joven, y en la víspera del sábado previo al matrimonio discutió con su madre sobre lo que iba a vestir. La joven se negaba a llevar el vestido nupcial de su madre: quería uno propio. Precisamente en el mercado había visto uno en especial en el que no podía dejar de pensar. Quería comprarlo a toda costa, aunque tuviera que invertir todos sus ahorros. Pero su madre quería que conservara el dinero. Al final su madre se enfadó tanto que le dijo: "¡vete al diablo!" Y salió de la habitación de su hija dando un portazo.

Poco después la joven salia de casa. Se encaminó a la ciudad y fue directamente a ver al mercader que tenía el vestido de novia de sus sueños, porque estaba dispuesta a adquirirlo a pesar de las objeciones de su madre. Nada más llegar, observó a una mujer de gran belleza, espléndidamente vestida, comprando en la misma tienda, acompañada de un sirviente. La mujer había elegido varios vestidos, entre los cuales estaba el que la joven novia deseaba para sí.




Temblando, la joven se acercó a la mujer y le dijo: "Por favor, señora, no os enojéis conmigo, pero tenía el deseo de comprar ese vestido para mi boda". La muchacha señaló el vestido apilado con los demás elegidos por aquella dama. La mujer lo sacó del montón y lo puso encima de todos. Y dijo: "¡Qué hermosa eres! Estoy segura de que estarías magnífica con este vestido. Quizás pueda dártelo como regalo de boda". La joven se asombró al escuchar tales palabras, pero también observó que aquella mujer poseía grandes riquezas y podía considerar el regalo como un pequeño detalle sin importancia. Aún así, le dijo: "No es eso lo que os pido, tan sólo que me permitáis comprarlo yo misma". "No, querida", dijo la mujer, "Me encantaría que este vestido fuera mi regalo de boda para ti, y así será. Sólo te pido que me acompañes hasta mi casa, para que pueda ver lo hermosa que estás cuando te lo pongas".

La joven estaba feliz, porque soñaba con tener el vestido. Y pensó en lo contenta que se pondría su madre cuando se enterara de que no había tenido que gastarse sus ahorros en comprarlo. Así que agradeció a la mujer su amable oferta y le dijo que le encantaría acompañarla a su casa.

Entonces la dama completó sus compras, adquiriendo todos los vestidos, incluido el que la joven tanto deseaba. Luego la condujo hasta su carruaje y ambas partieron juntas. La joven estaba aturdida e impaciente por probarse el vestido.

Pronto llegaron a una gran mansión, que a la joven le pareció un palacio. Jamás había soñado que pudiera existir tanta riqueza en el mundo. Entró en la casa, mirando a todas partes sin poder creer lo que veía. Una vez dentro, la mujer sacó el vestido con presteza y se lo entregó a la joven, acompañándola hasta una habitación en la que podía probárselo. La muchacha entró en el cuarto y vio que estaba lleno de espejos, en los que se veía reflejada desde todos los puntos de vista. Cerró la puerta y rápidamente se quitó su viejo vestido para ponerse el nuevo.

Era realmente magnífico, y estaba tejido con hilos de oro y plata, con muchos adornos que formaban un bello dibujo. Cuando se lo puso se dio cuenta por primera vez de lo bella que era, y en ese momento pronunció un deseo: que siempre pudiera ser como en aquellos momentos, vestida de novia en aquella habitación de espejos, con su imagen reflejada por todas partes. Después la feliz muchacha se dirigió hacia la puerta para mostrarle a la mujer lo bien que le quedaba el vestido. Pero la puerta estaba cerrada.




La joven no volvió a su casa al atardecer, ni tampoco llegó a tiempo para cenar. Después de la cena, sus padres salieron a buscarla, pero no la encontraron y al día siguiente era sábado. Así que fueron a toda prisa a ver al rabino Naphtali Cohen, que les dijo que celebraran el sábado como siempre, como si ella estuviera presente, y continuaran con los preparativos para la boda. Y así lo hicieron.

Aquella noche, antes de ir a dormir, el rabino formuló una pregunta onírica en busca del secreto de la desaparición y destino de la joven. Y en un sueño le fue mostrada la verdad.

Cuando la familia del novio llegó y advirtió la ausencia de la novia, el rabino preguntó al novio si estaba dispuesto a arriesgar su alma por ella. Cuando el joven contestó afirmativamente, el rabino ordenó disponer su carruaje y partió en compañía del novio hasta abandonar los límites de la ciudad.




Finalmente llegaron a un campo. El rabino lo llevó hasta el centro y le dijo que permaneciera allí. Después, el rabino dibujó un gran círculo alrededor del novio con su báculo y le dijo: "Has de saber que tu novia ha sido secuestrada por Lilith, Reina de los Demonios. Se la ha llevado para dársela por novia a su hijo, que también es hijo de Asmodeo, Rey de los Demonios. Eres la única esperanza de tu prometida, porque tan sólo alguien capaz de arriesgar su alma por ella puede salvarla en esta hora de peligro."

"Ahora debo irme. Pronto verás que te rodea un gran grupo de demonios. Todos te maldecirán y humillarán e intentarán hacerte daño. No los temas e ignóralos por completo. Después llegarán muchos carruajes, que no te prestarán atención, y tú debes hacer lo mismo con respecto a ellos. Luego aparecerá un carruaje dorado, conducido por un cochero tuerto. Junto a él irá sentado otro personaje, que es el Rey de los Demonios. Debes mirarle a los ojos y decirle <¿Por qué te has llevado a mi novia?> Y no apartes tu mirada de la suya, pase lo que pase."

Todo sucedió exactamente como el rabino Naphtali había predicho. Una muchedumbre de demonios apareció de la nada, permaneciendo fuera del círculo, mientras se mofaban de él y amenazaban su vida, pero el novio los ignoró y nada dijo. Después llegaron muchos carruajes, y el último era de color dorado, conducido por un hombre tuerto. Y junto a él estaba sentado un hombre de porte sobrecogedor, que el novio reconoció al instante como al Rey de los Demonios




El tembloroso novio rehusó sucumbir al terror y mirando a los ojos al Rey de los Demonios le dijo: "¿Por qué te has llevado a mi novia?" Asmodeo le devolvió la mirada y contestó: "Porque su madre me la entregó como regalo y porque ella misma manifestó el deseo de permanecer en mi palacio para siempre". El novio repuso: "Su madre no ha podido hacer eso, porque ya estaba prometido a su hija y tampoco creo que ella pretendiera realmente permanecer prisionera en vuestro reino". Justo entonces el novio escuchó un grito, seguido por lloros y sollozos. Y supo que debía ser su novia, prisionera en aquel lugar. Deseaba mirarla, porque nunca en su vida se había encontrado con ella, pero recordó las palabras del rabino y no apartó la mirada de la del Rey de los Demonios. Si lo hubiera hecho, habría visto a su novia enterrada hasta el cuello, porque ya estaba casi por completo en poder del Diablo. Pero el mero hecho de saber que ella estaba allí llenó al joven de renovados bríos. La cólera lo invadió y, mirando a los ojos de Asmodeo, le dijo: "Es mía, no tuya. Vendrá conmigo". Y mientras ambos se miraban sin que ninguno apartara la vista del otro, el rabino y su gente llegaron de improviso y la sacaron de la fosa, mientras los otros demonios miraban, sin hacerles daño. Ella llevaba todavía el vestido que Lilith le había regalado, pero estaba cubierto de larvas y orugas. Se la llevaron de allí y rasgaron el sudario infestado de gusanos, que reemplazaron con un vestido limpio. En ese momento los demonios desaparecieron, incluso Asmodeo.

Cuando el rabino se aseguró de que los demonios habían desaparecido, llevó al novio fuera del círculo mágico hasta su carruaje, en donde su novia derramaba grandes lágrimas de alivio. Mientras se dirigían de vuelta a la ciudad, el rabino le dijo: "Lo has hecho realmente bien, porque si hubieras apartado tus ojos de los de Asmodeo aunque sólo fuera un instante, la joven habría desaparecido para siempre. Pero gracias a que no lo hiciste así, quedó libre".

Cuando llegaron a Frankfurt, celebraron la boda con gran alegría. La joven vestía el traje de boda que había pertenecido a su madre y todos dijeron que jamás habían visto una novia más bella.


Howard Schwartz
Traducido del inglés por Nozick.






LILITH EN EL ZOHAR
EDICION CASTELLANA. LEON DUJOVNE

[... Y si toda la congregación errará, etc. R. Simeón citó en relación con esto el versículo: ¡Mujeres sosegadas, levantaos! ¡Oíd mi voz! ¡Hijas confiadas escuchad mi dicho! 4209. Dijo Un hombre ha de ser siempre solícito para con el honor de su Amo para que su hijo sea sin defecto. Porque cuando Dios creó al hombre, lo creó sin defecto, como está escrito, Dios hizo al hombre recto 4210

La palabra hombre (Adam) significa varón y mujer, estando la mujer incluida en el varón, y de ahí que diga recto. Y en la profundidad del gran abismo hay cierto cálido, fogoso espíritu femenino llamado Lilith, que primero cohabitó con el hombre. Porque cuando el hombre fue creado y su cuerpo completado, se reunieron alrededor del cuerpo mil espíritus del lado izquierdo, tratando cada uno de entrar, hasta que por último descendió una nube y los apartó y Dios dijo Que la tierra produzca un alma viviente 4211, y entonces produjo un espíritu para alentar en el hombre, el cual así se completó con dos lados, como está dicho, Y El sopló en sus narices el aliento de vida, y el hombre se volvió un alma viviente 4212. Cuando surgió el hombre, su mujer estaba fijada a su lado, y el espíritu santo en él se extendió a cada lado, perfeccionándose. Después Dios serró al hombre en dos y modeló a su mujer y la trajo a él como a una novia al dosel. Cuando Lilith lo vio, huyó, y aún está en las ciudades de la costa marina tratando de tender trampas a la humanidad. Y cuando el Todopoderoso destruya a la inicua Roma, El colocará a Lilith entre las ruinas, pues ella es la ruina del mundo, como está escrito: Y Lilith reposará allí y hallará para sí descansadero 4213. En libros antiguos se dice que ella huyó del hombre antes de esto, pero nosotros aprendimos, diferentemente, que ella se asoció con el hombre hasta que fuera colocada en él esa alma (neschamá), y entonces ella huyó a la costa del mar, donde trata de dañar a la humanidad.

El remedio es este. Cuando un hombre se une con su mujer, él ha de santificar su corazón a su Amo y decir: Ella, la que está envuelta en un manto, está aquí. No entres ni saques; no es de ti ni de tu suerte. Retorna, retoma, el mar está elevándose, te espera a ti. Yo adhiero a la porción santa. Estoy envuelto en la santidad del Rey. Luego ha de cubrir su cabeza y la cabeza de su esposa por breve tiempo. En el libro que Aschmedái dio al Rey Salomón, se dice que entonces él ha de rociar agua limpia alrededor de la cama. Si una mujer amamanta a un niño, ella no ha de juntarse con su marido mientras el niño está despierto, ni darle después de mamar mientras no haya pasado el lapso suficiente para caminar dos millas, o una milla si el niño llora por leche. Si se hace todo esto Lilith nunca será capaz de causarles daño. Bienaventurados los justos a quienes Dios enseñó los secretos de la Torá, del cielo y de la tierra, y todo en mérito de la Torá, porque quien estudia la Torá es coronado con las coronas del Nombre Santo y conoce caminos secretos y los misterios del cielo y de la tierra, y nunca es dañado.

En ese día se les ordenó acerca de cierto árbol y desobedecieron la orden. Y porque la mujer pecó primero fue decretado que el marido rigiera sobre ella. Y desde entonces, cuando los hombres pecan ante Dios, las mujeres del lado del juicio severo están encargadas de regir sobre ellos son las denominadas la llama de la espada que daba vueltas 4214, que unas veces toma la forma de varones y otras veces de hembras, como se asentó en otro lugar. ¡Ay del mundo cuando esas mujeres tienen dominio! Cuando el profeta vio que Israel pervertía sus caminos y pecaba ante su Amo, exclamó: Vosotras mujeres sosegadas, ¿cómo podéis estar quietas, cómo podéis estar ociosas en el mundo? Levantaos, según se explicó en otra parte...]

4209  Isaías XXXII, 9
4210  Eclesiastés VII, 20
4211  Génesis I, 24
4212  Génesis II, 7
4213  Isaías XXXIV, 14
4214  Génesis III, 24







Fuentes:


  • The bride of demons. From "Lilith's cave. Jewish tales of the supernatural". 1988. Copyright: Howard Schwartz.
  • El Zohar. Edición Castellana. León Dujovne. Pags. 931-932.

12 comentarios:

  1. Asmodeo fue el que según la tradición judía le construye a Salomón el primer templo de Jerusalén. También se podía haber llamado la Sinagoga de Asmodeo, claro, que entonces hubiese sido distinta la interpretación y lo que se derivaría de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero pensar que Felipe II ignoraba el verdadero origen y dedicación del Templo de Salomón, cuando se inspiró en el al levantar El Escorial. Aunque a juzgar por su afición por el esoterismo, quizás no era ajeno a tal información. En ese caso....

      Eliminar
    2. Sobre los curiosos placeres del Rey de los Demonios:
      "Dentro de las fábulas de la biblia hebrea, Asmodeo es el demonio de la ebriedad y lujuria, el que disfruta de estrangular a las novias en su noche de bodas dentro de la recámara nupcial, evitando así que consumen su amor."
      La Wikipedia, en cambio, nos cuenta que "en el Libro de Tobit, Asmodeus se enamora de Sarah, hija de Raquel, y cada vez que aquella contrae matrimonio, mata al marido durante la noche de bodas. Así llega a matar a siete hombres, impidiendo que consumen el matrimonio. Más tarde, Sarah se promete a un joven llamado Tobías, hijo de Tobit. Éste recibe la ayuda del arcángel Rafael, el cual le enseña cómo librarse del demonio. De este modo, Tobías toma un pez y le arranca el corazón, los riñones y el hígado, colocándolos sobre brasas. Asmodeus no puede soportar los vapores así desprendidos, y huye a Egipto, en donde Rafael lo encadena. No se sabe más de la suerte que corre este demonio, pero se le presenta como símbolo del deseo carnal.
      En el Talmud, Asmodeus no parece ser una criatura tan maligna como en otros libros, sino que relata historias sobre su trato con el rey Salomón. Al parecer, Salomón llegó a atrapar al demonio y lo obligó a construir el Templo de Jerusalén. En otra leyenda, Asmodeus y Salomón se cambiaron el uno por el otro durante varios años. En otra Asmodeus es presentado como el rey de todos los demonios, similar al concepto cristiano de Satán, y como amante de Lilith después de que ésta abandonara a Adán."

      Eliminar
    3. La hermandad de constructores y cabalistas suele apoyarse en fuertes columnas.
      http://www.diariomasonico.com/reportajes/cabala-y-construccion-masonica

      Eliminar
  2. "Así que fueron a toda prisa a ver al rabino Naphtali Cohen..."
    ----------------

    https://en.wikipedia.org/wiki/Naphtali_Cohen
    http://www.wikipedia.or.ke/index.php/Sabbateans
    "Rabbi Naphtali Cohen (1649–1718) was a kabbalist who was tricked into giving an approbation to a book by the Sabbatean Nehemiah Hayyun. Provided with this and with other recommendations secured in the same way, Hayyun traveled throughout Moravia and Silesia, propagating everywhere his Sabbatean teachings. Cohen soon discovered his mistake, and endeavored, without success, to recover his approbation, although he did not as yet realize the full import of the book. It was in 1713, while Cohen was staying at Breslau (where he acted as a rabbi until 1716), that Haham Tzvi Ashkenazi of Amsterdam informed him of its tenets. Cohen thereupon acted rigorously. He launched a ban against the author and his book, and became one of the most zealous supporters of Haham Tzvi in his campaign against Hayyun."

    https://es.wikipedia.org/wiki/Cohen
    Algunas formas del apellido, en español: Capellán, Sanó, Guzmán, Cuen, Cohn, Coen, Cohen, Koen, Cannoh, Canno, Canoh, Cano.

    ResponderEliminar
  3. También resulta muy interesante para leer "Lilit y otros relatos" del escritor italiano Primo Levi. El libro es de 1989.

    ResponderEliminar
  4. "Algunas formas del apellido, en español: Capellán, Sanó, Guzmán, Cuen, Cohn, Coen, Cohen, Koen, Cannoh, Canno, Canoh, Cano...."

    Entonces lo de Lilith no es tan extraño. Es un nombre "familiar".

    La dueña de la peluquería "en donde Anglés se retiñe el pelo" (en la misma calle que apareció la mano amputada cuando se encontró un pie serrado en la calle Alcacer) se apellida Kohn...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en polaco Cohen es Kaplan (derivado de una voz extranjera equivalente a sacerdote). Kaplan, como uno de los seudónimos de...

      http://lawebdelassombras.blogspot.com.br/2013/03/miriamtoni-y-desiree-no-iban-coolor.html

      Eliminar
    2. "Sobre Juan Pedro Parrilla Hernández:
      JUAN PEDRO PARRILLA HERNANDEZ, RUSO PAHER KAPLAN, VICENTE ALCOSERI, PROFESOR RAHMÁNICUS, AKBÁRICUS, DOGMÁTICUS..."
      Seguro que no iba a misa los domingos.

      Eliminar
    3. Segúricus que no. :)

      Volviendo a uno de los personajes del cuento, he tratado de buscar mayores informaciones sobre el episodio del libro entre el rabino Naphtali y el sabateo Hayyun, pero sin demasiada suerte...

      Eliminar
    4. History of the Jews in Russia and Poland, from the earliest times until the present day Volume 1 [Simon Dubnow]

      http://ir.nmu.org.ua/bitstream/handle/123456789/134755/954879e33497d616917f96cbee8c3ce6.pdf?sequence=1

      Para la obra completa:

      http://www.gutenberg.org/ebooks/search/?query=History+of+the+Jews+in+Russia+and+Poland

      Eliminar
    5. Gracias, Nozick! :)

      Eliminar

Todos los comentarios y opiniones son bienvenid@s mientras se expongan con cortesía. El tema del comentario tiene que estar relacionado con el contenido del post. Antes de redactar uno, tenéis que elegir una opción en el desplegable "Comentar como". Si no tenéis un perfil, podéis elegir un nombre o comentar como usuario anónimo. Y después hay que pulsar "publicar". Los mensajes publicitarios, los mensajes de mal gusto, los trolls y los intoxicadores no son bienvenidos. También ruego precaución para no vincular nombres a conductas delictivas, lo que puede ocasionar una querella, o dejar mensajes que puedan servir de pretexto a las autoridades correspondientes para cerrar el blog. En cualquiera de esos casos me veré obligado a no publicar el mensaje. No obstante, la responsabilidad sobre el contenido de los mensajes corresponderá a los que los hayan redactado. Ruego que las posibles quejas o solicitud de aclaraciones se remitan a la dirección de correo del blog y no en un nuevo comentario.