viernes, 8 de enero de 2016

Un recuerdo y una esperanza.




Esperemos que durante este año que comienza los Reyes Magos traigan a las familias de todos los desaparecidos las mejores noticias posibles, especialmente en los casos más recientes:

  • 2013.12.02: Malén Zoé Ortiz Rodríguez. En Calviá, Mallorca. De 14 años.
  • 2014.05.20: Christina Savenchuk. En Jávea, Alicante. De 15 años.
  • 2014.07.14: Sibora Gagari. En Torremolinos, Málaga. De 22 años.
  • 2014.09.06: Agnese Klavina. En Marbella, Málaga. De 30 años.
  • 2015.03.14: Caroline del Valle Movilla. En Sabadell. De 14 años.
  • 2015.05.22: Sharon Santos Montero. En Pamplona (Navarra). De 15 años.
  • 2015.06.26: Nayara El-Qari. En Santa Marta del Tormes (Salamanca). De 16 años.
  • 2015.07.02: Francisco Molina Sánchez. En Córdoba. De 16 años.



















Ya ha pasado demasiado tiempo... Ni ellos ni sus familias pueden esperar más.

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Alguien dijo un día: ahora las niñas vienen de Brasil y de Rumanía.

    ResponderEliminar
  3. Eso es casualidad, sólo son dos de dos zonas de mucho ocio y ocio.
    Las demás Sharon, Caroline, etc. son españolas. La única cosa es que desaparecen mucho y no le dan bombo. Con Del Castillo llevan ochenta años informando, y éstas desaparecen y nadie nvestiga. Y así todos los años

    ResponderEliminar

Todos los comentarios y opiniones son bienvenid@s mientras se expongan con cortesía. El tema del comentario tiene que estar relacionado con el contenido del post. Antes de redactar uno, tenéis que elegir una opción en el desplegable "Comentar como". Si no tenéis un perfil, podéis elegir un nombre o comentar como usuario anónimo. Y después hay que pulsar "publicar". Los mensajes publicitarios, los mensajes de mal gusto o intrascendentes, los trolls y los intoxicadores no son bienvenidos. También ruego precaución para no vincular nombres a conductas delictivas, lo que puede ocasionar una querella, o dejar mensajes que puedan servir de pretexto a las autoridades correspondientes para cerrar el blog. En cualquiera de esos casos me veré obligado a no publicar el mensaje. No obstante, la responsabilidad sobre el contenido de los mensajes corresponderá a los que los hayan redactado. Ruego que las posibles quejas o solicitud de aclaraciones se remitan a la dirección de correo del blog y no en un nuevo comentario.