miércoles, 3 de febrero de 2016

Julia Connors, la niña del Bronx.




El cuerpo desnudo y mutilado de la niña Julia Connors, de 12 años, apareció en un solar abandonado a la altura del número 3968 de la Tercera Avenida en el barrio del Bronx, Nueva York, el día siete de julio de 1912. Tenía 41 heridas en su cuerpo, 21 de ellas en la espalda, realizadas con un punzón ("evidently made by a stiletto") (F6). Un hombre descubrió el cuerpo de la niña agonizante, apenas cubierta por un viejo mantel, y le preguntó quién la había atacado. La pobre niña sólo pudo murmurar "un hombre".

Fue trasladada al hospital de Fordham, pero era imposible salvar su vida. Julia se estaba preparando para recibir la confirmación en la iglesia católica de Nuestra Señora de la Victoria.

Su padre, Edward Connors, la había estado buscando en vano en Crotona Park, después de que no le hicieran demasiado caso en la comisaría de Tremont, en donde había intentado denunciar su desaparición a las ocho de la noche del sábado 6 de julio. El teniente Joseph McMahon le había dicho: "No tengo a nadie para ocuparse del caso. Búsquela usted mismo".

Se rumoreaba que un individuo de aspecto extranjero, de pelo gris, con ojos negros y penetrantes había estado merodeando por el barrio durante el último mes. Ofrecía dinero y dulces a los niños para que se fueran con él.

Florence Moltz, una amiga de Julia, dijo que la había visto en compañía de un hombre con aspecto italiano y barba desaliñada. La policía emitió una alerta en la que se hablaba de un "extranjero con bigote negro". Armenios e italianos se convirtieron en sospechosos y algunos de ellos fueron agredidos.

El capitán Sam Price, de la Unidad de Detectives del Bronx, declaró que se habían echado a perder 48 horas de investigación, iniciada en base a la declaración efectuada por Florence, que acababa de confesar al forense Shongut que se lo había inventado todo. Tres hombres detenidos sin motivo fueron puestos en libertad.


Florence Moltz


La policía acabó por descubrir que la familia de Samuel Swartz, que vivía en un piso compartido cerca del lugar donde había aparecido el cuerpo de Julia, se había mudado a Brooklyn a toda prisa después del asesinato. Nathan, uno de los hijos de Samuel, aficionado al boxeo amateur, había sido puesto en libertad condicional en el mes de enero, después de estar recluido 18 meses en Hart's Island por atacar sexualmente, en Harlem, a una niña de 13 años.

El padre declaró a la policía que su hijo estaba buscando trabajo y que no se le podía localizar.

Samuel, de 60 años, y otros cuatro miembros de la familia fueron citados para declarar ante el Gran Jurado. Nott, Ayudante del Fiscal del Distrito, convocó a los Swartz a su despacho, en presencia de los padres de la pequeña Julia, que se derrumbaron y comenzaron a sollozar cuando vieron los destrozados vestidos de su hija, que estaban expuestos sobre una mesa. Samuel temblaba como una hoja y estaba muy pálido. De repente saltó de su silla y gritó:

"Mi hijo (Nathan) asaltó y asesinó a Julia Connors. Me lo dijo la mañana del domingo, cuando apareció el cuerpo. Le dije que lo único que podía hacer era suicidarse. Creo y espero que lo haya hecho".

Nott se los llevó de inmediato ante el Gran Jurado. Allí Samuel Swartz repitió su declaración y su hijo Jacob la corroboró. Samuel le había dado a Nathan 1,25 dólares para que comprara una pistola y se suicidara para evitar problemas a la familia. Sin embargo, el jefe de detectives Edward Hughes declaró "los criminales de este tipo no se suicidan".




A las cinco y media de la tarde del sábado 6 de julio de 1912, Nathan se había encontrado accidentalmente con Julia, que sólo tenía 12 años pero parecía mucho mayor. Swartz la acosó y le enseñó unos prismáticos de teatro con los que la atrajo hasta el piso de los Swartz. Nada más entrar, la agarró por la garganta y la tiró al suelo, donde la niña perdió el sentido. Se la llevó al tejado y desde allí a un piso vacío en la casa de al lado, en donde le asestó unas veinte puñaladas en la espalda, le cortó la garganta y los antebrazos y la apuñaló en el corazón. Sobre las nueve y media la dio por muerta. La había desnudado hasta dejarla en ropa interior y después la metió en una caja, que trasladó hasta la zona en la que posteriormente se descubriría el cadáver.

Once días después del crimen, Max Kaplan, propietario de un apartamento de la calle Chrystie, en el lower East Side, advirtió que olía a gas y entró a ver qué pasaba. Se encontró con el cadáver desnudo de su inquilino Nathan, de 24 años (que había alquilado el apartamento bajo el nombre de Max Hirskowitz), con una tubería de gas de alumbrado metida en la garganta. A su lado apareció una nota sin firmar y otros escritos, en los que decía lo siguiente:

"Esto está dedicado a mi querida madre, a la que siempre echo de menos, y también a los demás y a mi padre, cuyo consejo sigo haciendo esto, que creo es la muerte más fácil. Quiero decir que si se consiguiera reanimarme para ejecutarme después, volvería a hacer lo mismo.

Mi último empleo fue en una fábrica de libros de bolsillo en la calle Grand 74. Me deben dos días de salario. Ruego que se entregue a mi madre, que es muy pobre. Siento los problemas causados a mi vecino, pero todo lo que tiene que hacer es llamar a la policía. Díganle a mi madre que soy culpable y que no llore. Creo que piensa que soy inocente. Soy culpable y estoy loco. Todo es por la belleza de las mujeres. Siento haberlo hecho, pero pierdo la cabeza, me pasa a menudo y no se me puede culpar, ni a nadie. Nací con una voluntad débil y poder sólo para el amor."

Culpable localizado, muerto por suicidio, caso resuelto.

Otros se suicidan en la cárcel.









Fuentes principales:


  1. The Evening World. 9 de julio de 1912.
  2. The Day Book. 16 de julio de 1912.
  3. Lured to her death: Nathan Swartz killed little Julia Connors and then himself: http://www.nydailynews.com/news/crime/lured-death-nathan-swartz-killed-julia-connors-article-1.445889
  4. Killed little girl, Swartz confessed; Missing man's father breaks down and clears up the Julia Connors murder case: http://query.nytimes.com/gst/abstract.html?res=9C01E7DE1630E233A25754C1A9619C946396D6CF
  5. Sexual crimes. Medical Art and Indianapolis Medical Journal, Volume 16, pág. 402, Enero de 1913.
  6. The Pittsburg Gazette Times. 17 de julio de 1912. Son killed Julia Connors says father: https://news.google.com/newspapers?nid=1126&dat=19120717&id=yhVRAAAAIBAJ&sjid=FWYDAAAAIBAJ&pg=1433,1949031&hl=es
  7. The Milwaukee Sentinel. 19 de julio de 1912. Slayer a suicide; obeys his father: https://news.google.com/newspapers?nid=1368&dat=19120719&id=8aNRAAAAIBAJ&sjid=OQoEAAAAIBAJ&pg=7252,6766752&hl=es
  8. The Gettysburg Times. 19 de julio de 1912: Girl's slayer suicide by gas: https://news.google.com/newspapers?nid=2202&dat=19120719&id=uqNcAAAAIBAJ&sjid=ZVgNAAAAIBAJ&pg=6997,796385&hl=es


11 comentarios:

Anónimo dijo...

"El cuerpo desnudo y mutilado de la niña Julia Connors, de 12 años (...) Tenía 41 heridas en su cuerpo, 21 de ellas en la espalda, realizadas con un punzón ("evidently made by a stiletto") (...) Julia se estaba preparando para recibir la confirmación en la iglesia católica de Nuestra Señora de la Victoria".

"Otro horrendo asesinato sádico sexual perpetrado sobre una niña de corta edad ha vuelto a conmover a Valencia entera (...) en las afueras de la citada población de Benaguacil, fue encontrado el cadáver de la niña María Jesús Calaforra Burgos, a la que se buscaba intensamente y con gran ansiedad por parte de los vecinos, puesto que faltaba de su domicilio desde las diez de la noche del sábado (...) Dato revelador y siniestro es el que el cadáver de la niña apareció en un lugar y la ropa de la criatura en otro, alrededor de un kilómetro. Especialmente patética se hace la noticia (...) cuando se tiene en cuenta que la criatura, iba a tomar la primera comunión dentro de unos días y estaban realizados todos los preparativos para esta celebración".

http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1979/05/15/064.html

"No había ni una gota de sangre en el lugar donde fue hallado el cuerpo sin vida de la niña. El cadáver estaba, sin embargo, muy ensangrentado tanto en la cabeza, en la espalda y en los órganos genitales, lo que indica que el asesinato no se cometió en el lugar donde fue depositado el cuerpo".

http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1979/05/17/063.html

Benaguacil...

Hablando de punzones... se supone que para una ocasión especial el punzón también debería ser especial. ¿Se ha comentado alguna vez, en relación con estos casos, el uso de un tipo específico de punzón?

http://tesorosenelarmario.blogspot.com.es/2013/03/normal-0-21-false-false-false-es-x-none_8205.html

¿?

N. Nozick dijo...

Cuantos más usos distintos tenga un objeto, más útil resulta.

Anónimo dijo...

Pobre Julia, D.E.P. Su "asesino" suicidado, otro como Eva Blanco. Por cierto, el Bronx está muy cerquita del Upper East Side, con una serie de monumentos religiosos muy significativos y unos residentes a la altura del culto.

De otro caso, también acontecido en los USA..

TOLEDO, ohio.- Un sacerdote estadounidense fue condenado el jueves a cadena perpetua por el salvaje asesinato, siguiendo rituales satánicos, de una monja de 71 años poco antes de la vigilia pascual de 1980. El padre Gerald Robinson, de 68 años, fue declarado culpable por los 12 miembros de un jurado de un tribunal de Toledo (Ohio, norte), donde se inició el proceso hace tres semanas. En el juzgado se sintieron gritos ahogados cuando el jurado, que deliberó durante seis horas, dio a conocer su veredicto. En abril de 1980 Robinson había celebrado el funeral de la hermana Margaret Ann Pahl, quien había sido encontrada muerta en el piso de la sacristía de la capilla del hospital de Toledo, donde el sacerdote oficiaba de capellán. La religiosa había sido maltratada, estrangulada y apuñalada 31 veces. Los golpes formaban un crucifijo invertido sobre su pecho, tenía la ropa interior por los tobillos, y estaba medio desnuda, con el cuerpo cubierto por una sabanilla del altar. El experto en ciencias ocultas padre Jeffrey Grob, de la Arquidiócesis de Chicago, dijo el lunes que la escena del crimen tenía todas las señales de un rito satánico.

Fuente: Emol.com - http://www.emol.com/noticias/internacional/2006/05/11/218780/eeuu-sacerdote-condenado-por-asesinar-a-monja-en-ritual--satanico.html
Recuerdo haber visto este caso en un programa de la sexta, decían que las puñaladas tenían forma de punzón, que coincidía con el abrecartas que tenía el condenado en su despacho.
http://sonypozo1.blogspot.com.es/2013/04/rev-gerald-robinson-fue-declarado.html

Anónimo dijo...

En todos lados se cuecen habas, por ejemplo, durante el Purim de 1937:
http://elnacionalista.mforos.com/680866/11539971-caso-eugenio-pereyra-iraola-1937/
Culpado suicidado, cuerpo desnudo, víctima moribunda, lesiones en la cabeza, etc.


Anónimo dijo...

Hay lugares que cargan una verdadera cruz al llevar ciertos nombres. Toledo en Ohio. Vaya, vaya...
http://www.toledo-turismo.com/es/toledo-y-sus-ciudades-hermanas_740

Anónimo dijo...

Las evidencias, la fecha... hasta la habitual eficiencia de las fuerzas...

"El comisario Arturo Argerich, de General Pueyrredón, pronto tomó a su cargo el caso, bajo las órdenes del juez del crimen Dr. Horacio Areco, cuando ya el comisario Lang había detenido por su cuenta a cuatro sospechosos"

http://www.acciontv.com.ar/soca/polis/iraola/asesinato.htm

El comisario Lang...

Anónimo dijo...

-Señorita, le recuerdo que no llegó a comisario por méritos. Fue designada por razones políticas. Y en política, todos somos reemplazables. Admitamos que tiene usted razón. Que una élite estúpida, cruel y delincuente ha monopolizado los medios, para amordazar a los irreductibles, porque no quiere ser criticada. ¡O acusada! ¡Y vayamos más lejos! Supongamos que se ha propuesto destruir todos los valores, predicando la satisfacción del instinto, hasta el absurdo de la crueldad gratuita, aplicando una propaganda subliminal y machacona. Y que lo haga porque lo practicado por muchos deja de ser delito, ¡y hasta pecado! ¡Pues bien! Aunque fuese verdad este absurdo, usted se limitará a seguir las indicaciones de sus superiores. ¡Por cierto! He recibido quejas de su distrito. Les entran en las casas y les roban los coches con excesiva frecuencia. Así que a detenerlos. ¡Sin meterse en camisa de once varas!

- ¿Para que los suelte el juez?

- No. Para que lo diga la prensa.

La Ilustre Degeneración

Anónimo dijo...

La familia de la víctima, muy Ilustres.

https://es.wikipedia.org/wiki/Pereyra_Iraola

La familia Pereyra desciende de Leonardo Pereyra de Castro, nacido en Vigo en 1750 y fallecido en Argentina el 16 de marzo de 1818.
Simón Pereyra (1801-1852) y Ciríaca Iraola fueron los padres de Leonardo Pereyra (1834-1899), quien se casó con su doble prima hermana, Antonia Iraola. De este matrimonio nació Leonardo Pereyra Iraola (1867-1943) quien fue presidente de la Sociedad Rural Argentina (1882-1884).

Anónimo dijo...

"Tenía 41 heridas en su cuerpo, 21 de ellas en la espalda, realizadas con un punzón"

O el asesino tenía muy mala puntería con el punzón o el interés estaba en desangrar lentamente a la víctima y causarle una prolongada agonía. En un caso (ya tratado en el blog)...

"se le hallaron especialmente en el cráneo y en la nuca siete heridas hechas con instrumento cortante y punzante. Se le registraron, además, catorce heridas en las sienes, cuatro en el cuello, cuatro en la espalda y siete en los costados (...) el cadáver estaba casi exangüe (...) las heridas de la cabeza y el cuello fueron hechas cuando el corazón funcionaba aún perfectamente (...) La clase de instrumento y el hecho de que muchas de las heridas son superficiales, indican que se tuvo la intención de hacer padecer al muchacho tanto como fuera posible"

http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/1913/10/10/pagina-13/33346538/pdf.html

Anónimo dijo...

Por eso entiendo que la Duquesa de Medina Sidonia sólo cuenta una parte de la historia, al dar a entender que los asesinatos no siguen ningún ritual y que simplemente se "lanzan" con esos utensilios sobre la víctima sin más. Otra opción es que haya dos tipos de asesinatos: unos que siguen una ritualística y otros exclusivamente por placer, sin un guión. Algo de esto da a entender cuando el personaje de Braulio insiste mucho en que ninguno debe morir antes de medianoche.

Anónimo dijo...

Para ser una "carnavalada" o una orgía con un interés simplemente sádico-sexual, los personajes de Pétula o Braulio parecen dar mucha importancia a los detalles...

"cuando Carmen abandonó el mundo, sacando a Braulio de sus casillas. Indignado porque se marchó sin su licencia, ordenó al sudamericano practicar autopsia de urgencia, pues quiso saber las causa.
- Tenía un soplo al corazón.
El Gran Maestre arrugó los labios, con gesto de asco.
- ¡Mal género¡ Habrá que escarmentar al imbecil que la seleccionó".

... que bien se puede interpretar en un contexto "religioso-gastronómico", igual que el lavado y salado. Curiosamente, la preparación de Freddy comienza con el baño y sales de importación.

También con el objetivo que se busca con los sacrificios, además de obedecer "a los que están todavía más altos..."

"Le pregunté porque hacía marranadas, en lugar de joér como toó el mundo. Y dijo que le habían mandao purificar no sé que coño. Que era necesario para que hubiese paz. ¡Lo que no entiendo es como no han armáo la guerra!"

... y que parece guardar paralelismo con una expresión en otro idioma (como el calendario alternativo) que significa "reparar el mundo", una "práctica debe ser seguida no porque la Ley Bíblica lo indica, sino porque ayuda a evitar consecuencias sociales negativas"