martes, 27 de septiembre de 2016

El drama del Madrid Arena. Documentos.




Siempre quise escribir un post sobre este caso tan terrible. Pero también tengo por costumbre no escribir nada que no esté bien documentado, y no era fácil en esta ocasión. Baste citar que, una vez publicada la sentencia, el documento que la recoge tiene nada más y nada menos que 677 páginas. No quiero ni imaginarme cuánto ocupará el sumario.

El análisis de esta tragedia sigue siendo una asignatura pendiente pero, mientras tanto, nada mejor que presentar la documentación que está disponible, de modo que he subido a Dropbox el auto y la sentencia del caso, para que los lectores que lo deseen puedan consultarlos:


Madrid Arena. Auto 2014.08.29

Madrid Arena. Sentencia 488-2016. 2016.09.21


Desde aquí, un recuerdo para Katia Esteban, Cristina Arce, Rocío Oña, Belén Langdom, María Teresa Alonso y sus familiares. Esperemos que alguna vez se haga verdadera justicia y se tomen medidas para que nunca, nunca, se vuelva a repetir nada parecido.








El País
Madrid, 27 SEP 2016 - 22:01 - CEST
  • Cuatro años de prisión para Miguel Ángel Flores por la tragedia del Madrid Arena
  • La Audiencia Provincial de Madrid considera al promotor de la fiesta culpable de cinco homicidios por imprudencia grave

La avaricia de un empresario que vendió más entradas de las que permitía el aforo para una fiesta de Halloween, sumada a una organización precipitada “en la que nada funcionó”, son las causas de la tragedia del Madrid Arena en 2012, en la que murieron aplastadas en una avalancha cinco jóvenes. Así lo dice la sentencia, que ha condenado al promotor de la fiesta, Miguel Ángel Flores, a cuatro años de prisión por homicidio imprudente, y a entre dos años y seis meses y tres años de cárcel a otros cinco responsables del evento.

Con el ánimo de “conseguir un mayor beneficio económico”, Miguel Ángel Flores vendió 16.492 entradas para la fiesta de Halloween que se celebró el 1 de noviembre de 2012 en el Madrid Arena, en la Casa de Campo de la capital, un pabellón que tenía un aforo máximo de 10.620 personas; finalmente, llegaron a juntarse dentro del recinto, al menos, 16.605 personas. Esa fue la primera de una serie de imprudencias y acciones y omisiones con las que infringieron los “deberes de cuidado” que acabaron en una avalancha de personas, en la que murieron aplastadas cinco jóvenes de entre 17 y 20 años y otra treintena sufrió heridas.

Bajo esos argumentos, Flores, máximo responsable de Diviertt, la promotora de la fiesta, ha sido condenado por los magistrados de Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid a cuatro años de prisión por cinco delitos de homicidio por imprudencia grave y otros 14 de lesiones. La sentencia, conocida hoy, considera que Flores y otros responsables directos de la organización y seguridad del evento “no solo no evitaron riesgos, sino que los crearon y los permitieron”. Los crearon con un montaje que no atendía a las indicaciones aprobadas, por el cierre de vomitorios para proteger las instalaciones utilizadas por la organización y, finalmente, por la apertura de puertas de emergencia para facilitar el acceso a la gran cantidad de jóvenes que se iba agolpando en la entrada a medida que se acercaba la actuación estelar de la noche, del DJ Steve Aoki.

Así, esa “conducta gravemente imprudente” culminó pasadas las tres y media de la madrugada en una aglomeración de personas que intentaban salir de la pista del escenario central, agobiadas por la falta de espacio, pero chocaban con las que trataban de entrar. Un horrible suceso en el que murieron aplastadas esa misma noche Cristina Arce y Katia Esteban, mientras que Rocío Oña, Belén Langdon y Teresa Alonso lo harían en los dos días posteriores.

Pero si la avaricia desencadenó todo, los sonrojantes fallos de los encargados de seguridad en el pabellón, de la organización del evento y la gestión que han quedado en evidencia durante el macrojuicio terminaron de dar forma a la tragedia. Así, el resto de los acusados —responsables de la promotora de la fiesta (Diviertt), de la empresa pública dueña del Madrid Arena (Madridec), de las subcontratadas para las labores de seguridad (Seguriber y Kontrol 34) y el servicio médico, y de la Policía Municipal— han sufrido distinta suerte: aparte de Flores —que ya ha anunciado que recurrirá la sentencia al Tribunal Supremo—, otros seis acusados han sido condenados y otros ocho han sido absueltos.

A tres años de cárcel ha sido condenado el que era responsable de Madridec, Francisco del Amo, y el director general de la firma Diviertt, Santiago Rojo. A Miguel Ángel Morcillo, también de Diviertt, y a Carlos Manzanares, de Kontrol 34, se les impone una pena de dos años, seis meses y un día de prisión.




Multas y absoluciones
Los magistrados consideran también que Juan José Paris y Raúl Monterde, coordinadores de la otra empresa que debía cuidar de la seguridad (Seguriber), son responsables en menor grado y les impone una multa de 3.600 euros (10 euros diarios 12 meses). El resto de los acusados en este macrojuicio que arrancó el pasado 12 de enero han sido absueltos.

Las absoluciones alcanzan a los doctores Simón Viñals y a su hijo Carlos. “Pese a entender acreditada su negligente actuación cuando las víctimas fueron llevadas al botiquín para que las asistieran”, dice el fallo, no está probado que si hubieran actuado correctamente podrían haberlas salvado, dado el tiempo que las víctimas estuvieron atrapadas en el vomitorio.

La actuación de Simón Viñals, exconcejal de Madrid por el PP y fundador del Samur, de 77 años en el momento de la tragedia, en una “supuesta enfermería” que carecía de materiales básicos, y con un equipo de solo siete personas (incluido él y un auxiliar de enfermería de 81 años), ha sido muy polémica. El propio Viñals admitió haber previsto una asistencia mucho menor, para unas 6.000 personas, y en el caos que siguió a la avalancha, el relato de varios testigos ha puesto en duda la capacidad y preparación de Viñals para atender a las víctimas.

De hecho, esta absolución “es lo más duro; a las familias les va a doler”, ha dicho a Efe Gerardo Viada, abogado de la familia de una de las víctimas, Katia Esteban. Viada añadió que, por lo demás, han sido “las condenas esperadas”.

En ese sentido, el fiscal jefe de Madrid, José Javier Polo Rodríguez, se ha declarado satisfecho con la sentencia. “Hemos conseguido una condena penal y una civil que se acerca mucho a la aspiración de justicia que tenía el ministerio fiscal”. Y ha insistido en la parte civil: “Todas las entidades que se pedían como responsables civiles han sido condenadas [entre ellas, el Ayuntamiento de Madrid] y también las compañías de seguros como responsables de seguros”.

Las familias de las víctimas recibirán indemnizaciones en torno a los 350.000 euros por cada una de las fallecidas y los lesionados también cobrarán en proporción a las lesiones y secuelas que padecieron. La madre de Cristina Arce, Isabel de la Fuente, criticó la sentencia. Dijo que le parecía “un insulto y una falta de respeto a las víctimas”, y aseguró que se reunirá con sus abogados para saber cómo proceder. “El Ayuntamiento se comporta igual que el anterior. En el tema de la licencia [del Madrid Arena] ha pasado. [El edificio] estará más controlado, pero estructuralmente no cumple la normativa”.

Cuatro años después
Termina con este fallo, casi cuatro años después de la tragedia, un juicio que arrancó el pasado 12 de enero y durante el cual se han entremezclado los relatos escalofriantes de los jóvenes que se vieron atrapados en la avalancha —incluido el de una muchacha que escuchó, medio ahogada entre una maraña de piernas, las últimas palabras de sus amigas— con las acusaciones cruzadas, procedentes del hiperpoblado banquillo de los acusados, que trataban de cargarse las culpas entre sí: los abogados de Flores a los dueños municipales del edificio; estos a la empresa Kontrol 34; quién aseguró a su vez que aquella noche solo aportó personal, pero que la seguridad dependía únicamente de Seguriber; los letrados de los sanitarios, por su parte, llegaron a señalar al Samur y a la Delegación del Gobierno en Madrid por dar el visto bueno a la apertura de puertas del pabellón.

Ningún responsable político del Ayuntamiento se ha visto obligado a sentarse en el banquillo de los acusados. La tragedia, cuya gestión supuso un enorme coste de imagen a Ana Botella (PP), por entonces alcaldesa de Madrid,  le costó el puesto a Pedro Calvo, que dimitió de su cargo de delegado de Economía y portavoz municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de la capital tras ser imputado por el juez que empezó a investigar el incidente; aunque, finalmente, no fue acusado de nada.












El Mundo
Los derechos de las familias

Isabel de la Fuente en madre de Cristina Arce, una de las fallecidas en el Madrid Arena. OLMO CALVO
  • Isabel de la Fuente, madre de Cristina Arce, escribe sobre la sentencia del 'caso Madrid Arena'
  • Cuatro años de cárcel para Miguel Ángel Flores por el Madrid Arena

_________________________________________________________________________________________________


ISABEL DE LA FUENTE | 30/09/2016 02:44
_________________________________________________________________________________________________


Han pasado casi cuatro años desde que nos quitaron a Cristina. El mismo tiempo al que ha sido condenado el ahora homicida Flores, uno de los responsables de su muerte.

Nosotros hemos cumplido ya esa condena. Nos queda aún la cadena perpetua a la que hemos sido condenados. Cadena perpetua sin revisión e impuesta sin juicio. No tenemos derecho a recurrirla, al igual que Cristina no lo tiene a recurrir su condena a muerte.

Los homicidas sí tienen ese derecho. Las víctimas y sus familias, no.

Bofetadas, insultos y falta de empatía es lo que hemos recibido en estos casi cuatro años por parte de quienes deberían haber defendido nuestros derechos y los de Cristina. Ahora sólo nos queda tragar la rabia y decidir qué hacer.

Ninguna condena, ninguna indemnización nos devolverá jamás su sonrisa y su alegría. Esos momentos siguen viviendo en nuestros recuerdos y en nuestro corazón y nada le importan a jueces, fiscales o acusados.

Este tipo de condenas, ajustadas a derecho, sin duda, pero profundamente injustas, sólo sirven para dañar a las víctimas y dar alas a empresarios sin escrúpulos que sólo piensan en llenarse los siete bolsillos y a los que les sale muy barato saltarse la ley y matar gente. Esto es lo que vale una vida: casi nada.

Algo falla. Sin duda un Código Penal garantista con los delincuentes que humilla a las víctimas. Esto será lo que haya que cambiar. En el punto medio ha de estar el equilibrio.

¿Qué partido político lo hará? ¿Quién se atreve a ponerle el cascabel al gato?
_________________________________________________________________________________________________



Isabel de la Fuente es la madre de Cristina Arce, una de las cinco jóvenes
que fallecieron en la fiesta en el Madrid Arena, el 1 de noviembre de 2012.





Fuentes:


  1. Cuatro años de prisión para Miguel Ángel Flores por la tragedia del Madrid Arena: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/09/26/madrid/1474910892_725102.html
  2. http://www.elmundo.es/madrid/2016/09/30/57ed5997e5fdea132a8b4608.html
  3. http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/11/29/madrid/1354204502_298318.html
  4. http://www.elmundo.es/madrid/2016/09/26/57e8d46b268e3ec4398b45a2.html
  5. http://www.elmundo.es/elmundo/2012/11/29/madrid/1354210355.html

9 comentarios:

  1. Cualquier testimonio de cualquier persona que tuviese amigos que iban a ver esa noche a Steve Aoki al Madrid Arena sonará parecido al mío.

    Días antes del concierto ya se comentaba en clase que iban a ir a un fiestón de padre y muy señor mío. Por suerte yo no quería gastarme el dinero de la entrada porque no tenía ni idea de quién narices era Aoki, pero si hubiese sido cualquier otra fiesta probablemente habría asistido, como todo mi grupo de amigos.

    El mismo día, a las tres de la tarde, estábamos fumando a la puerta del instituto (espero que no me empapele sanidad por esto), cuando una compañera comentó: "A lo de hoy tenemos que ir pronto porque estoy leyendo que han vendido el doble del aforo y no van a dejar pasar a menores". Por supuesto, ninguna web de venta de entradas había advertido sobre este punto, y se pusieron a ver si el truco que hacíamos en los DNIs para cambiar el año de nacimiento (del 95 al 93) estaba lo suficientemente conseguido.

    Nadie se esperaba lo que pasó. El lunes, nadie quería hablar del asunto, pero una profesora lo sacó. Una compañera se salió automáticamente de clase. Una de las chicas era amiga de toda la vida y había ido con nuestro grupo. También una sobrina de la profesora había sido víctima. No diré nombres porque no los sé, lo único que quiero remarcar es que desde el principio se conocía el fraude pero no se advirtieron las consecuencias. Al final, cuatro años de cárcel por cinco asesinatos son una condena irrisoria. Pero ya sabes, la justicia no es para el pueblo llano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso habría que consultar la vida laboral de más de uno. Gracias por tu comentario, muy interesante.

      Eliminar
    2. Camaleónica, dices que la compañera anunciaba que "no iban a dejar pasar a menores" como si le pillara de sorpresa, cuando dejar entrar a menores a un evento así está prohibido. Falsificaciones en el DNI aparte..¿es que estaban tus compañeros acostumbrados a entrar en ese tipo de fiestas siendo menores porque les permitían la entrada?

      Eliminar
  2. Aquí en Buenos Aires tuvimos la tragedia de Cromañon, 194 víctimas mortales, por los mismos motivos, avaricia y negligencia. Las penas también fueron de risa. Lo peor, no creo que se haya aprendido nada, si no ha vuelto a pasar más veces, es gracias a Dios o, simplemente, de suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Brasil, tuvimos la de la Boate Kiss, prima hermana de la de Cromañon. Por cierto ese incendio -que dicen fue accidental- ocurrió un 27 de enero, y fallecieron en él más de doscientas personas.
      https://es.wikipedia.org/wiki/Tragedia_de_la_discoteca_Kiss

      Eliminar
  3. Carta de una madre del Madrid Arena http://www.elmundo.es/madrid/2016/09/30/57ed5997e5fdea132a8b4608.html

    ResponderEliminar
  4. Y este sujeto ni siquiera considera indispensable cambiar de rubro para seguir lucrando.
    http://www.mundiario.com/articulo/sociedad/insolencia-miguel-angel-flores-reabrir-discoteca-estrella-chamartin/20160930065011068916.html

    ResponderEliminar
  5. Pudo ser peor lo ocurrido en el llamado "Pasaje del Terror" según rezaban los carteles de los pasillos...
    Las puertas cortafuegos estaban desactivadas desde hacía meses, unos mierdas que se colaron a través del pabellón anexo (La Pipa) rompieron una BIE y hubo que cortar el agua del sistema antiincendios..
    Lo de la discoteca Alcalá 20 pudo ser broma comparado a lo que pudo pasar el la Arena...
    Además Flores solo pensaba en ganar lo máximo posible no solo con las entradas, si no con la venta en las barras, que desde el acceso a los recintos hasta la sala sumaban metros y metros. Por ello dejó pasar a todo el que quisiera cuando ya no podía vender más entradas. Además cobró por entrar a un descampado abandonado que denominaban "parking" mientras la policía Municipal hacía la vista gorda de todo lo que estaba sucediendo...
    Sin haber sacado aún el cadaver de la última víctima, lo que más se oía era "A la policía ni palabra"...Hay muchos encubridores de estos asesinatos...
    La directora de "Pabellones Feriales CC" con su soberbia habitual, arreglando todo para tapar a su amigo MAF..
    Pero claro, a un mafioso como el organizador de la fiesta, le respalda el poder, por lo que una vez más se demuestra que aquí no existe justicia si no ley, y que esta tiene la interpretación que le quiera dar el juez dependiendo del dinero y poder que tenga el acusado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su testimonio. La justicia en este caso, como siempre, brilla por su ausencia.

      Eliminar

Todos los comentarios y opiniones son bienvenid@s mientras se expongan con cortesía. El tema del comentario tiene que estar relacionado con el contenido del post. Antes de redactar uno, tenéis que elegir una opción en el desplegable "Comentar como". Si no tenéis un perfil, podéis elegir un nombre o comentar como usuario anónimo. Y después hay que pulsar "publicar". Los mensajes publicitarios, los mensajes de mal gusto, los trolls y los intoxicadores no son bienvenidos. También ruego precaución para no vincular nombres a conductas delictivas, lo que puede ocasionar una querella, o dejar mensajes que puedan servir de pretexto a las autoridades correspondientes para cerrar el blog. En cualquiera de esos casos me veré obligado a no publicar el mensaje. No obstante, la responsabilidad sobre el contenido de los mensajes corresponderá a los que los hayan redactado. Ruego que las posibles quejas o solicitud de aclaraciones se remitan a la dirección de correo del blog y no en un nuevo comentario.