viernes, 27 de enero de 2017

Alcàsser. María Jesús Mediano, abuela de Miriam. Entrevista en la radio #3.




LOS CORTES

Cuando comencé a analizar los segmentos suprimidos de la intervención de Dª María Jesús Mediano en el programa radiofónico "Hablar por hablar", no entendía nada. Porque al principio no parecía tener sentido omitir ciertos fragmentos del diálogo que no parecían especialmente trascendentes. Después todo se aclaró. Lo realmente importante venía después.

Las declaraciones en las que Dª María apunta hacia los verdaderos responsables del crimen y hacia los aspectos conflictivos de la investigación se han dejado en medio de los cortes, envueltas en fragmentos intrascendentes. De este modo no es tan obvio lo realmente importante, que he resaltado en el texto. No creo que el programa se dedique a recortar todas las llamadas de los oyentes ni todos los programas, de modo que, en mi opinión, el motivo de los cortes está absolutamente claro.

Llevamos así nada más y nada menos que veinticuatro años, con los medios en primer tiempo de saludo. Siempre me ha asombrado el poder que pueden llegar a tener ciertos agricultores y ganaderos valencianos o, en su caso, algunos ricachones de la provincia de Málaga. Un poder omnímodo que los mantiene al margen de la ley. Un poder que logra que sus crímenes queden impunes y que se condene en su lugar a camellos, rateros, parientes de las víctimas, tontos del pueblo, churreros y fontaneros.

El Duque de Feria, grande de España, fue condenado a 18 años de cárcel por abusos sexuales. José María Ruiz Mateos y Mario Conde fueron expropiados y encarcelados. La infanta Cristina y su consorte han sido procesados por el caso Nóos. A Rodrigo Rato, ex vicepresidente del Gobierno de España, ex ministro de Economía, ex director gerente del Fondo Monetario Internacional y ex director de Bankia, lo hemos visto agarrado por el cuello por un agente para meterlo en un coche patrulla. Además, el gobierno ha destituido fulminantemente a más de un general por hacer declaraciones incómodas...

Sin embargo, la casta agropecuaria valenciana es intocable y "puerta que cierra el capitán Ibáñez, puerta que no abre ni Dios". Asombroso.





CADENA SER. HABLAR POR HABLAR
PRESENTADORA: MACARENA BERLÍN
MADRID. 03/01/2017 | 05:01 h. CET
TRANSCRIPCION DE LA LLAMADA DE Dª MARÍA JESÚS MEDIANO
FRAGMENTOS CORTADOS


M.B.: María Jesús, ha pasado...
M.J.M.: Y hasta el día de hoy no sabemos nada...
M.B.: ... Han pasado muchos años, pero siguen sin saber nada, como dice usted.
M.J.M: Sí. Medio corazón se me fue con ella y el otro medio se me ha ido con mi marido [sollozo], que también se me ha muerto hace poco.
M.B.: Lo siento, María Jesús [...]

[...]

M.J.M.: [...] Le faltaba una mano, le faltaban todos los dientes, estaba destrozadita. Y eso no lo hace un delincuente habitual como eran estos. ¿Sabe usted, lo que le digo?

M.B.: Sí.

[...]

M.B.: Es tan duro hablar de este tema, María Jesús, porque es verdad que... que todos lo tenemos, como decía usted, en la cabeza y… y que además, claro, hablar de unas niñas tan pequeñas… de… es… ¡uf! horroroso.
M.J.M.: Horroroso, horroroso… [...]

[...]

M.B.: Se murió con cuarenta y cinco años.
M.J.M.: Cuarenta y cinco años.
M.B.: Tiempo después del… del asesinato de Miriam.
M.J.M.: Sí, sí. [...]

[...]

M.J.M.: [...] Nos vimos en la Semana Santa… Nos conocimos en la Semana Santa de Sevilla, viendo la Esperanza de Triana que […] recorrida ya era madrugada, y nos vimos, y ya desde ese día ya no nos hemos separado.
M.B.: Ajá.
M.J.M.: Mi familia no quería que tuviera novio, porque era muy joven y eso, pero nosotros nos veíamos aunque no quisiera la familia, nosotros nos veíamos. Y hasta los ochenta y cuatro años que ha muerto. De Alzheimer…. De Alzheimer [solloza], que no se acordaba de nada…
M.B.: Claro.
M.J.M.: Un hombre tan inteligente y tan válido. Era... ha sido campeón de ajedrez de Madrid, de Barcelona, de Sevilla, de aquí de Valencia. Era un hombre inteligentísimo. Y lo tenemos todo en la memoria. Las niñas y mi marido.
M.B.: Claro, claro.
M.J.M.: Diciendo que... de aquí no salgo. Desde que ha muerto, que ahora va a hacer dos años, ahora para... para febrero. Y se me ha ido la vida, se me ha ido la vida.
M.B.: Claro, porque también se... se ha quedado sola, María Jesús.

[...]

M.J.M.: [...] Desde que [...]
M.B.: Claro. Y, seguramente, María Jesús, ha sido también su gran apoyo ¿no? Después de... de este mazazo que les dio la vida con lo de Miriam.
M.J.M.: Él me dio la vida. Él me dio la vida.
M.B.: Claro.
M.J.M.: Él no me dejaba pensar. “No pienses, María, no pienses. ¿Tú te crees que yo no siento igual que tú? ¿Igual que tus hijos y todo? Pero no te pongas así, mujer. Come”. Y me quedé que... que pesaba menos de... de cincuenta kilos. Y él siempre estaba detrás mía quitándome todas las penas. Siempre. Y empezó con el Alzheimer a perder la memoria. Y en nada de tiempo se me ha ido. [Solloza]. En nada de tiempo. Se puso agresivo, se puso que no conocía a nadie. Venían los hijos a verlo y me decía "¿Éste quién es?"
M.B.: Ya.
M.J.M.: "¿Éste quién es?" Los hijos, venga a llorar.
M.B.: Es que el Alzheimer es muy... una enfermedad muy dura.
M.J.M.: Muy cruel.
M.B.: Muy cruel, sí.
M.J.M.: Una enfermedad muy cruel. Y eso es lo que me pasa que... cuando termino de comer allá a las tres, que ya se va mi hija, que mi hija come allí conmigo para que no esté sola. Y... y ya se va ella a su casa, porque está todo el día conmigo. Toda la mañana conmigo. Y después yo friego y eso... y ya dejo la cocina limpia, me voy arriba y ya de ahí no me saca nadie hasta por la mañana. [...]

[...]

M.J.M.: [...] así que... esa es mi vida.
M.B.: Es que esto es muy difícil de superar... Claro, es como lo que decía de su hijo Fernando, claro, que...

[...]

M.J.M.: [...] y está hecha una mujercita...
M.B.: Claro.

[...]

M.B.: Es que además, claro, es que fueron tantas las barbaridades que se hablaron, que se dieron, todo lo que salió a la luz, todo lo que se habló, que claro, de repente ya no es sólo el dolor en la intimidad, sino que es el dolor colocado ahí, en la plaza pública…

M.J.M.: Sí, sí. Todo el mundo, todo el mundo estaba…  y está, que no lo ha olvidado nadie, no lo ha olvidado nadie. Lo sé porque yo en el… en el teléfono, en el móvil ese, … el facebook, todas esas cosas… y no paran de decir cosas, de recordarlas y de … hasta el día 13 le mandaron… mandaron cosas recordándolas… no la olvidan, no la olvidan, no paran, todo el mundo, no paran…

M.B.: No.

M.J.M.:Y sabe todo el mundo que lo que pasó… lo que hicieron las… las autoridades, el juzgado, el señor… bueno, no quiero nom… nombrar a nadie

M.B.: Ajá.

M.J.M.:Que era todo un rollo para tapar a los que fueron. Que eran muy… muy poderosos. Muy poderosos, porque las lesiones que tienen las niñas no las hacen dos delincuentes de mala muerte que eran ellos.

M.B.: ¿Cree usted que era algo preparado y pensado?

M.J.M.: Todo preparado. Todo. Y las niñas no… no murieron el mismo día, las tuvieron… según Frontela estuvo viva unos… lo menos… lo menos un mes. Estuvieron vivas…

M.B.: Un mes…

M.J.M.:Hicieron con ella lo que… lo que… lo que les dio la gana.

M.B.: ¡Qué horror!

M.J.M.: […] Mire, lo más horroroso es que se le puede hacer a una persona. Palos por el… por el… por el ano, por sus partes, bueno…

M.B.: ¡Qué horror, qué horror, María Jesús!

M.J.M.: ¡Qué infamia!… Todos los dientes, que a mi nieta le faltaban todos los dientes…

M.B.: ¡Que horror! No vamos a entrar en detalles…

M.J.M.:¡Y la mano, y la mano! Decía "¿Dónde está la mano de mi hija?" Y… y decían los forenses…

M.B.: Ajá.

M.J.M.:Eso es que se la han comido los ratones”. O sea que Tutankamón, los años que... que hace que murió... 

M.B.: Ya.

M.J.M.: ... Estaba el esqueleto entero, y mi nieta, en setenta y cinco días que faltó, la faltaba la mano que se la habían comido los ratones. Y los dientes, ni aparecieron en ninguna parte, ni en el sitio de La Romana, que dicen que allí hicieron todas las cosas, ni una gota de sangre. Allí, todos los expertos mirando. Y allí no había ni una gota de sangre. Y tuvo doble enterramiento. El pelo, completamente caído. Las cabezas, separadas. Las cabezas separadas.

M.B.: ¡Qué horror, María Jesús, por favor!

M.J.M.: ¿Usted cree que en setenta y cinco días puede hacer esa forma de putrefacción? No puede ser. No puede ser. Y las manos ¿qué? ¿Dónde estaban las manos? ¿Dónde estaban los dientes?

M.B.: María Jesús, ¿y entre las familias tuvieron contacto?

M.J.M.: Dos sí. Una, una. La otra no. La otra aceptaba todo lo que decían los… los… la…

M.B.: Los expertos… Sí, los… las autoridades.

M.J.M.: Sí, sí. Las autoridades. Esa lo aceptaba todo. Esa no quería nada más que coger el dinero y muy a gusto. Y la otra igual. Se separó y ya… adiós, Fernando. [...]

[...]

M.J.M.: [...] y lo hace él todo. Él lo hace. Reparte, hace las cosas… porque ha trabajado siempre en las colchonerías, haciendo colchones con sus hermanos, que era una… una fábrica…
M.B.: Ajá.
M.J.M.: … Que tenían entre todos los hermanos…
M.B.: Sí.
M.J.M.: Y él ya, claro, mi hijo… mis hijos le daban el sueldo… “No te preocupes, que tú a ver lo que averiguas, a ver lo que podemos sacar en claro, no te preocupes de nada…”
M.B.: Si es que no podría ni trabajar, María Jesús, claro, ¡cómo iba a poder trabajar!
M.J.M.: Ya lleva, pues de que conoció a esta chica…
M.B.: Sí.
M.J.M.: … Que ya se lo quitamos de la cabeza a Fernando. "Por favor, hijo, que te vas a volver loco, que te vas a hundir." Estaba… está… está… está que algunas veces está ausente, está Fernando, mire, es un fantasma, [sollozo] un fantasma…
M.B.: María Jesús, hay… hay muchos oyentes que están hablando, escribiendo mientras nosotras estamos hablando, y hay algunos de ellos que recuerdan que tuvo que ser especialmente duro lo que hablábamos antes para las familias, porque se dio en ocasiones un tratamiento sensacionalista a este asunto, a este crimen, y al final fue bochornoso también para… para las propias familias. ¿Verdad, María Jesús?
M.J.M.: Sí, sí.
M.B.: Porque hay cosas que no se deberían haber contado, quizás. Por… por intimidad, por respeto.
M.J.M.: Sí, sí. [...]

[...]

M.B.: ¡Qué horror, María Jesús! Eso es horroroso.

M.J.M.: Y el otro pues, como también ha estado en el caso también, ha pagado, no por… por haberlas matado, porque ellos no tuvieron… no tuvieron acceso a matarlas. Ellos las presentaron a… a los señores, a los señores

M.B.: Ajá.

M.J.M.: Ellos las llevaron a los señores, estos pudientes que hay.

M.B.: Eso es lo que… lo que llegó a investigar Fernando, María Jesús.

M.J.M.: Exactamente. Y lo sabe todo el mundo, que es así.

M.B.: Es verdad lo que dice usted, que no hay más que poner el... el nombre en Google, no hay más que poner “Crimen de Alcàsser” para encontrar diferentes horrores escritos sobre… sobre este tema, desde la versión oficial…

M.J.M.: Sí.

M.B.: … Hasta muchas otras versiones que parecen más o menos estrambóticas. Es verdad, María Jesús.

M.J.M.: Sí. Sí, mucho, muchas cosas.

M.B.: Aparecen muchas cosas aquí…

M.J.M.: Muchas, muchas, muchas

M.B.: … En internet.

M.J.M.: Yo… yo leo mucho eso y… y lo vuelvo… y así tengo la cabeza… que… que… entre… entre la niña, que no se me va de la cabeza

M.B.: Claro. Que a lo mejor tiene razón la… la mujer de Fernando, y es mejor parar esto y… y ya está…

M.J.M.: Sí, le decía “Fernando, por favor…”

M.B.: Pero claro, la naturaleza del ser humano… hace que… que quieras saber.

M.J.M.: Por favor, hay que cambiar de vida, esto no puede ser…”

M.B.: Claro.

M.J.M.: “… No puede ser, Fernando, hay que coger una… una norma y dejarse ya de…”

M.B.: Claro.

M.J.M.: “… Porque ya, tu hija no te la van a devolver…”

M.B.: Ya.

M.J.M.: “… Y no vas a saber nunca, verdaderamente, los canallas que fueron los que mataron a tu hija. Así que ya, a trabajar." Y... y ella es muy trabajadora.

M.B.: Claro, por que eso nunca la… lo… la versión no oficial nunca la ha podido llegar a saber a ciencia cierta. Y la versión oficial, María Jesús, ¿nunca se la creyó Fernando? ¿No?

M.J.M.: No. Ni Fernando ni nadie. Personas que tengan conocimiento no se creen lo que han dicho ellos. [...]

[...]


M.B.: [...] Hace dos años que falleció su marido.

M.J.M.: Ahora el día veintidós… el veintiocho de febrero hará dos años. Pero para mí también, fue ayer. Siempre lo tenía detrás. Era… me quería con locura, y yo a él. Estábamos los dos enamorados, pero desde que tenía yo doce años y él dieciséis…

M.B.: Claro. Desde que eran niños estuvieron juntos, claro.
M.J.M.: Desde niños. Y siempre detrás mía, siempre. No me dejaba vivir, siempre mientras estaba fregando y abrazándome…
M.B.: Ajá.
M.J.M.: Y si estaba haciendo en… algo de fritura “¡Que te vas a quemar, hala… un poco, que te vas a quemar! Que no, y me abrazaba y siempre estaba detrás mía. Siempre juntos los dos. Siempre juntos. Así que… Tengo el corazón que… que… no… no tengo vida. No tengo vida…
M.B.: Ya, ya, María Jesús, claro, es normal.
M.J.M.: … No tengo vida.
M.B.: Y apenas duerme, como decía, ¿verdad?
M.J.M.: Que no duermo, no duermo. Y… es más, me mandan el Diazepam ese…
M.B.: Sí.
M.J.M.: … Y me tomo un Diazepam… y… como si me tomara nada. No… no duermo. No puedo. […] todas las noches los escucho a ustedes […] escuchar el programa. Pero de toda la vida ¿eh? Desde que empezó me ha gustado siempre este programa. Pero antes me dormía y eso, pero…
M.B.: Claro.
M.J.M.: … Pero es que ahora, como no puedo dormir…
M.B.: Ajá.
M.J.M.: Pues… los escucho…
M.B.: María Jesús…
M.J.M.: … Desde que empieza hasta que termina.
M.B.: Lo único que le podemos ofrecer nosotros es que nos llame cuando quiera y… y darle las gracias de verdad por… por haber llamado, por haber dicho también quién era y… y por haber traído aquí otra vez esta historia, porque es verdad que hay… hay cosas de las que no debemos olvidarnos nunca.
M.J.M.: No se olvidará. Mientras existan las personas… además niños que eran muy niños…
M.B.: Sí.
M.J.M.: En esa… en esa época…
M.B.: Ajá.
M.J.M.: … Nos siguen… Nos siguen. Y preguntan. Y los compañeros de… de… de la universidad de mi nieto…
M.B.: Sí.
M.J.M.: … Lo saben todo.
M.B.: Claro.
M.J.M.: Lo saben todo. Por medio de la… de… de lo… eso… ¿como se llama eso? … de internet y de lo otro.
M.B.: Ajá.
M.J.M.: Ellos saben todo. Y lo… lo comentan entre ellos y… en fin… que… o sea, que la juventud, de… que eran pequeñitos, que apenas se acuerdan de… de eso…
M.B.: Sí.
M.J.M.: Lo tienen presente como… porque a mi me preguntan cosas y… y el libro que yo tengo, muchas veces me lo piden.
M.B.: Ya.
M.J.M.: “¿Me quiere usted dejar el libro, María?” Digo “Sí, pero por Dios, no me lo pierdas”…
M.B.: Ajá.
M.J.M.: “… No me lo pierdas”. Y se lo dejo para que lo lean. Y… y… y lo dicen “¡Qué atrocidades, y cuántas mentiras y cuántas atrocidades hay ahí! ¡Cuántas cosas!” En fin… [...]


[...]




Fuentes: 



  1. http://cadenaser.com/programa/2017/01/03/hablar_por_hablar/1483411389_833406.html
  2. https://www.youtube.com/watch?v=01zBM6JbVdg&t=5s
  3. María Jesús Mediano, abuela de Miriam. Entrevista en la radio #1: https://lawebdelassombras.blogspot.com.es/2017/01/maria-jesus-mediano-abuela-de-miriam.html
  4. María Jesús Mediano, abuela de Miriam. Entrevista en la radio #2: https://lawebdelassombras.blogspot.com.es/2017/01/maria-jesus-mediano-abuela-de-miriam_16.html

15 comentarios:

  1. Empezamos a caminar el cuarto de siglo ya.
    Se me hace que tendremos por delante días movidos.
    PD: No pierdas nunca tu sentido del humor, mismo abordando temas tan sórdidos.
    Una vez más, gracias Nozick, enorme curro el que te has tomado, y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo la misma edad que ellas; y lo que les pasó marcó mi adolescencia y la de mis amigas de forma de forma brutal: miedo... y más miedo. Años después, cuando se celebró el juicio, la interpretación "fácil" y sesgada, me hizo pensar durante mucho tiempo lo inútil que era la policía en este país... Qué gran engaño! Qué estúpida me sentí (pero qué despierta) al conocer la verdad... y entender a don Fernando.
    Todo el amor del mundo para la familia.
    Doña Maria Jesús tiene razón: aquí nadie olvida!
    24! Ni aunque pasen 100 años.
    Gracias Nozick.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos cordiales y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. Muchas gracias, Nozick por tu labor. Yo tenía la misma edad que Toñi y junto a mis diarios de adolescencia tengo guardada una foto de las tres. Este crimen me marcó muchísimo y no las olvido.

    ResponderEliminar
  4. Buenas,
    Entiendo que cuando te refieres a los agricultores y ganaderos estás en modo irónico, ¿o no?
    (No pillo lo de Málaga, ¿me podéis ayudar?)
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje sí, lo de agricultores/ganaderis valencianos es en modo ironic on y lo de Málaga creo que es por el asesinato de Anabel Segura.

      Eliminar
    2. Ah... la teoría de los ganaderos y las reses. Aquellos que la defienden dedican más esfuerzos a insultar a los demás que a desarrollar sus ideas. ¿Por qué será? ¿No será que en el fondo no tienen nada? ¿O les gustará crear mal ambiente para que no se hable de otras cosas?

      Eliminar
  5. Estaba claro qué es lo que querían esconder. No hay excusas, la abuela no dice nombres que atenten contra el honor de nadie y no se protegen de posibles querellas. Es censura pura y dura. No quieren que se hable del tema, no quieren que el público sepa.

    Hoy, 27 de enero, seguimos sin olvidar ni perdonar. Por ellas. Aquel día, ellas fueron las hermanas/hijas/nietas/amigas/conocidas de todos.

    ResponderEliminar
  6. Nozick, los cortes están en blanco?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no, están perfectamente disimulados y no se nota nada, ha sido una edición perfecta. Hay que comparar los dos audios para advertirlo.

      Eliminar
  7. ¿Por qué? ¿Por qué ese ensañamiento tan brutal a unas niñas inocentes? Es que no me entra en la cabeza que a ningún ser vivo se le puedan hacer tales aberraciones. Me acuerdo mucho de ellas y a veces se me caen las lágrimas por lo que tuvieron que sufrir. Qué pena por ellas y por sus familias y amigos. Es terrible e inimaginable el dolor que han tenido que pasar, la tristeza e impotencia de que no se haya hecho justicia y no puedan hacer nada para que se reconozca públicamente a los culpables y que encima tengan que permanecer callados para que no los condenen a ellos por hablar. ¿Hasta cuándo vamos a seguir consintiendo esta ocultación, mentiras e impunidad y votando a los que lo permiten? Un abrazo muy fuerte a la abuela de Miriam y a Fernando García por todo lo que ha luchado. Muchas gracias por tu blog, Nozick, para que los crímenes terribles de las niñas de Alcàsser y todos los demás que expones no caigan en el olvido

    ResponderEliminar
  8. El miércoles 1 de febrero aprox. a las 12:00 en la sección "La Hora Negra" del programa "Hoy por hoy" de la Cadena Ser, sección que conduce Mayka Navarro se le cedió la palabra al capitán de la GC José Miguel Hidalgo para que sirviera de contrapeso al testimonio del abuela de Miriam (DEP) haciendo la apología de la investigación del caso y definiéndola como "modélica", desmintiendo o soslayando todo aspecto sin aclarar del triple crimen y ciñéndose muy estrictamente a la versión oficial. Suena a "contrapeso" del "error" cometido al dar espacio a las palabras de la abuela de Miriam (DEP) días atrás en otro programa de la misma cadena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro, no es otra cosa que una retractación con publicidad. Vaya papelón el del Sr. Hidalgo.

      Eliminar
  9. Jajajaja no si aún se creerán que haya contrapesos capaces de tapar toda esa mierda...

    ResponderEliminar

Todos los comentarios y opiniones son bienvenid@s mientras se expongan con cortesía. El tema del comentario tiene que estar relacionado con el contenido del post. Antes de redactar uno, tenéis que elegir una opción en el desplegable "Comentar como". Si no tenéis un perfil, podéis elegir un nombre o comentar como usuario anónimo. Y después hay que pulsar "publicar". Los mensajes publicitarios, los mensajes de mal gusto, los trolls y los intoxicadores no son bienvenidos. También ruego precaución para no vincular nombres a conductas delictivas, lo que puede ocasionar una querella, o dejar mensajes que puedan servir de pretexto a las autoridades correspondientes para cerrar el blog. En cualquiera de esos casos me veré obligado a no publicar el mensaje. No obstante, la responsabilidad sobre el contenido de los mensajes corresponderá a los que los hayan redactado. Ruego que las posibles quejas o solicitud de aclaraciones se remitan a la dirección de correo del blog y no en un nuevo comentario.