martes, 2 de julio de 2013

Alcàsser. El misterio de los colmeneros. (2/3)




En este post vamos a intentar analizar tres puntos:
  • Quiénes estuvieron en La Romana el día 27 de Enero.
  • La declaración del apicultor Gabriel Aquino.
  • El "mito Jambrina". ¿Estaba Emilio Jambrina presente cuando se realizó el levantamiento de los cuerpos?. 

Ese día en La Romana hubo un verdadero desfile, y no es fácil determinar quiénes estuvieron, a qué hora, con qué pretexto y qué hicieron. Hasta tal punto que, como ya comentamos en el post anterior, Dª Isabel Caudet Valero, en nombre y representación de D. Fernando Gómez Moreno, el padre de Toñi, tuvo que solicitar información al respecto a la Audiencia Provincial, Sección Segunda de Valencia, Juzgado N° 6 de Alzira.

Que yo sepa, todavía están esperando la respuesta. De todos modos, vamos a intentar acercarnos a la verdad lo más posible.

En cuanto a la supuesta presencia de Emilio Jambrina... es de esperar que si a un agente del CNI le diera por presentarse en la fosa, con el propósito que fuera, lo haría antes de que aparecieran los apicultores o aprovechando el intervalo durante el cual Aquino y Sala fueron a denunciar los hechos.

Parece absurdo que se quedara allí para que le viera todo el mundo y le fotografiaran. Si la teoría tiene alguna base, es porque hay un misterioso guardia civil -teniente para Aquino y Brigada para Sala- sin identificar.

Aunque todavía no descarto que su nombre aparezca por alguna parte del Sumario...

En cuánto a la declaración de Gabriel Aquino, se presenta íntegra y comentada.


Resumen de la declaración de Gabriel Aquino:


Gabriel Aquino, labrador y colmenero, decidió subir a La Romana en su Renault 4F6, a ver las colmenas con su consuegro, José Sala Sala, aunque hacía tres meses que no iban. Llegaron a primera hora, las diez de la mañana, cuando hacía frío y no era el momento de verlas, así que Aquino se fue a dar una vuelta mientras Sala aguardaba, fumando. Entonces vio tierra removida. Alguien había cavado. Fue a decírselo a su consuegro. Ambos fueron hacia el lugar. Al levantar una mata salió la forma de una mano -como un puño cerrado, aunque no exactamente- y un reloj plateado, bastante grande. "Algo muy raro".

Se fueron al cuartel de Llombay a dar parte. Tardaron tres cuartos de hora o más. Llegaron sobre las 11:30. En el cuartel no había vehículos disponibles para subir a La Romana, así que tuvieron que esperar a que llegara alguien de Alberique o Alcira. Entre la una y la una y media de la tarde, llegaron dos desconocidos con un coche negro, sin ningún distintivo, a los que acompañó Aquino hasta La Romana. El coche tenía un elevador. 1 Tardaron otros tres cuartos de hora. José Sala se quedó para guiar al Juez, cuando llegara.


1 ¿Citroën BX con suspensión hidroneumática?



Aquino les indicó dónde tenían que dejar el coche, porque no se podía ir más allá. Los desconocidos llevaban una mochila y una maleta de cinc. Una vez en La Romana, Aquino recibe unos guantes y empieza a buscar. Le dicen que han encontrado una chaqueta tejana, de Antonia, y tres cinturones, que son de las tres niñas. Aquino dijo que no podía ser, y el otro insistió que sí. Mientras esperaban al juez, Aquino encuentra un volante de urgencias, unos trozos de papel pegados con barro entre las hojas secas, que resulta ser de Enrique Anglés.

Subieron un teniente, un capitán y 4 ó 5 guardias en dos Land Rover. Luego el juez y la secretaria, guiados por José Sala, sobre las cinco y pico. Más tarde, un guardamontes con las herramientas y, por último, dos funerarios. Del cuartel de Llombay no subió nadie.

Por orden del juez empezaron a quitar tierra y a limpiar. No cavó ningún guardia civil. Aquino no recuerda si lo hicieron los funerarios. Cuando llegó el guardamontes, se utilizaron 3 ó 4 herramientas. El teniente se tiró dentro de la fosa para sacar los cuerpos.

Al primero se le soltó la cabeza. Estaban dos en el mismo nivel y luego otro estaba encima. Los metieron en sacos. Estaban llenos de barro. No vio que a alguno de los cuerpos le faltara una mano, ni recuerda que alguno tuviera una deformidad en la cabeza. No sabe si subió algún médico forense. Había una alfombra debajo, sólo una, pero no recuerda el color.

No recuerda si había personas haciendo fotos. Nadie de la Guardia Civil hizo fotos, que el sepa. Pero detrás de una aliaga había un señor haciéndolas. Había periodistas. Se lo dijo al teniente, que se fue para allí, pero el otro se fue corriendo. ("El otro" era un periodista de "Las Provincias")

Aquino y Sala se fueron entre las 18:00 y las 19:00, los bajó el teniente.

Otras afirmaciones de Aquino, son:
  • Que lo que vió era una mano, no huesos.
  • Que durante el invierno llovió abundantemente. En los meses de diciembre y enero.
  • Que después de encontrar los cuerpos, hubo un incendio que destruyó la arbolada.
  • Que no había declarado antes porque no le habían llamado.
  • Que no vio sacar nada más de la fosa.



Veamos la línea temporal aproximada de lo sucedido aquel miércoles 27 de enero de 1993:

  • 10:15 horas: Los apicultores Gabriel Aquino González y José Sala Sala descubren el lugar del enterramiento.
  • 12:10 horas: Aquino y Sala se presentan en el puesto de la Guardia Civil de Llombay para denunciar los hechos.
  • ??:?? horas: Pablo Pizarro Plaza, Sargento 1º de la U.O. de la Policía Judicial de la 311ª Comandancia de la Guardia Civil acude a La Romana a verificar los hechos. ¿Sólo a verificarlos? ¿Qué hizo después? ¿Se quedó o se marchó?
  • 14:15 horas: Los misteriosos hombres del coche negro llegan a La Romana, guiados por Aquino. Resultan ser Guardias Civiles de la U.O. de la Policía Judicial de la 311ª Comandancia de Valencia. A las 13 horas de aquél día la COS * les ordenó que se trasladaran a Llombay. Pero resulta que, según consta en los folios 52-55 del Sumario, no son dos, como se harta de decir Aquino, sino tres Guardias 2ºs especialistas en Técnica Policial y dactiloscopia y Fotografía y Delineación: Vicente Rivas Nieto, Pedro Cano Nortes Raúl Martín González.

* Central Operativa de Servicios.

  • 14:30 horas: El funerario José Carboneres Álvarez y su hermano, de Alberique, llegan a La Romana para recoger los cuerpos.
  • ??:?? horas: Llegan a La Romana, por separado, dos vehículos oficiales de la Guardia Civil, que transportan a los siguientes miembros del cuerpo: 1) El Capitán Evaristo Anta, de la sexta compañía, cuartel de Sueca. 2) Un Teniente, sin identificar, que va a dar mucho juego.
  • 16:15 horas: Llega a La Romana la comitiva del Juez de Guardia, guiada por José Sala, en dos vehículos:

Vehículo 1:
José Sala Sala, apicultor.
Pedro Pretel Martínez, Sargento 1º de la Guardia Civil de Alberique.
Cuatro Guardias Civiles, no identificados.

Vehículo 2:
José Miguel Bort Ruiz, Juez de Alcira.
Ángeles Fons Cualladó, Secretaria del Juzgado de Alcira.
Francisco Ros Plaza, médico forense.
Agente judicial de servicio, no identificado.

  • ??:?? horas: Llegada del jefe de la Unidad Forestal de Llombay, Sergio Balbastre.
  • 19:30 horas: El relevo de la U.C.O. se presenta en La Romana, después del levantamiento de los cuerpos. Está compuesto por el Capitán Francisco Bueno y los Cabos Ramón Carmona y José Miguel Hidalgo Domínguez.

No hay constancia de quién guió hasta La Romana al Sargento Pizarro, al Capitán, al Teniente y a los miembros de la UCO. ¿Quién les dijo cómo llegar?




1 Trozos de la orden judicial y la hoja de urgencias a nombre de Enrique Anglés.
2 Lugar donde se encuentran diecinueve objetos. (Ropa, consola, medicamentos, etc.)
3 Cazadora vaquera marca Liberto.
4 Sudadera con un dibujo de unas zapatillas y palos de golf.
5 Las casetas de La Romana.
6 Montón de tierra situada a 1,50 m. de la fosa.
7 Cinta de cassette.
8 Adhesivo de carenado de motocicleta 600 Super SP.
9 Adhesivo de motocicleta, con fondo negro y letras blancas (¿B y R?).

Aquel día veintisiete de enero fue el día de las casualidades:

  • Fernando García estaba en Londres. 
  • Los colmeneros subieron a ver las colmenas después de tres meses de no hacerlo. 
  • Los colmeneros no debían de tener experiencia, porque subieron a primera hora, cuando las colmenas no deben abrirse hasta que caliente el sol. 
  • Aquino decidió ir a dar un paseo, y eligió la ruta que justo le llevó hasta la fosa.
  • El personal de la U.C.O. acababa de ser relevado y no había nadie disponible cuando se realizó el levantamiento.
  • En el cuartel no había vehículos disponibles. 
  • El juez se retrasó porque estaba haciendo el levantamiento del cadáver de un ahorcado. (Suponemos que en Valencia no se ahorca gente todos los días).

Veamos la versión de los hechos, según la declaración completa de Gabriel Aquino en la vista oral:


Vista del Sumario 1/93
13ª Sesión - Valencia, a 29 de mayo de 1997
PRUEBA TESTIFICAL
GABRIEL AQUINO GONZÁLEZ

Juramentado y advertido legalmente declara:

AL LETRADO DE LA ACUSACIÓN PARTICULAR

Que soy labrador del campo pero también me dedico a las colmenas.

Que el 27 de Enero de 1993, en la partida de La Romana me encontré una cosa que estaba la tierra meneada, y que habían cavado, y aquello para mí fue una cosa extraña, y fue cuando llamé a mi consuegro y entonces entró él y le dije lo que había.

Que el 27 de Enero en la finca de la romana había ido a ver las colmenas.
Que las colmenas hacía muchos años de las tenía por ahí.

Que íbamos a visitar esas colmenas, el invierno visitamos muy poco, en el verano más.





Que en el invierno no es bueno abrir las colmenas, algunas veces abrimos algunas pero muy poco y por eso, estamos un poco tiempo sin ir a verla, está muy lejos y no vale la pena ir.

Que el 27 de Enero que fuimos a la finca de La Romana, había subido con mi consuegro, José Sala Sala. El 27 de Enero subí arriba, hacía mucho tiempo y fuimos a verlas.

Que el 27 de Enero subimos con una furgoneta que tenia yo.
Que no era alta, la Renault.
Que subimos mi consuegro y yo solos en el coche.

Que fuimos a ver las colmenas, a ver lo que pasa, y además todo aquel terreno es mío. Es propiedad mía el terreno aquel.

Que en las colmenas no observé nada raro.

Que el 27 de Enero pegué un vistazo, abrir alguna colmena y para alante, porque teníamos varías que ver.

Que ese día no saqué ninguna colmena porque con el lío todo esto. Ese día no pudimos ver de mañana, como hacía frío aún él se quedó fumando un cigarro.

Que llegamos sobre las 10 o por ahí de la mañana.

Que fuimos a ver las colmenas, mi consuegro se quedó sentado allí, esperando, como hacía frío, dije esperarnos un poco y cuando caliente un poco.

Que le dije esperar a que caliente el sol.

Que yo se lo dije a mi consuegro, y me dijo esperamos un poco y fumaremos un cigarro, y al marcharme, pues voy a dar una vuelta por ahí.

Que conocía que había una caseta ahí.

Que allí hay dos casas, una de la parte de mi madre y otra de la parte de mi padre.

Que la caseta de la romana son dos casas, una donde tenía las colmenas y otra allá a lo hondo.

Que una, la del corral, la casa está estaba casi deshecha, aun quedaba algo, y la otra era más habitable.

Que no conozco que nadie habitara esas casetas.

Que en las casetas no había visto ningún colchón, no había visto nada extraño.

Que le dije a mi consuegro que iba a dar una vuelta a La Rambla, un barranco hondo que hay, me fui hacia abajo y al regresar fue cuando lejos vi que había meneado tierra, y me marché directo. ¿Que es lo que pasa aquí, quien ha meneado la tierra?, y fui donde estaba la tierra meneada y estaba todo tapado con leña, y al ver lo que había llamé a mi consuegro, y dije "Ven y verás lo que hay aquí. ¿Que te parece esto?", mira como se ha ahondado más, y ya ves el intervalo que hay de una tierra a otra, sobre dos metros de largo por uno y medio de ancho.







Que vi un pequeño montón de tierra fuera.

Que entonces fue cuando lo llamé y entró él, y al entrar donde fuimos a ver, dijo, ¿que te parece? pues si. Y él estaba a mi izquierda y se adelantó por la orilla y quito una aliaga, una mata, de encima que habían varias ramas. Y entonces al levantar para arriba con una espátula para menear los cuadros con eso apartó la aliaga grande, y fue cuando salió la forma de una mano así tapada, el reloj.

Exhibición del folio 320 número 9

Que yo de esa foto no sé.
Que yo no sé si he visto eso, no sé ni lo que es.

Que el montón de tierra, estaba todo llano tapado con tierra y fuera había pequeños montones, uno o dos que creo que aun están. Allí al lado.

Que tantos montones de tierra como en la foto no.
Que a lo mejor puede ser eso la fosa donde estaban.

Que con una espátula arrimó la aliaga, estaba todo seco aquello, y fue cuando salió el reloj y una muñeca, así tapada con tierra.

Que vi un reloj plateado, y vi la forma de una mano así, y yo digo, pero ya estaba seca aquello.

Exhibición del folio 312. La foto número 1

Que yo no noto nada que pueda recordar de ahí.
Que yo de eso no recuerdo nada.

Que yo recuerde ahora la fosa no estaba así. Estaba tapado con leña, con varias latas, y la aliaga esa de encima pero yo eso de la foto no.

Que percibí que la tierra estaba removida bajo los matorrales.

Que eso lo vi desde unos 14 ó 15 metros o más lejos, noté que aquello era una cosa extraña, ver cavado, meneado la tierra, y por eso fue ir directo donde estaba.

Que uno que no sabe nada, yo noté en mi que era una cosa difícil que ahí cavasen. Digo "¿quien ha cavado aquí?"

Que yo que conozco la tierra no noté ningún contraste de tierra.
Que levantamos la mata y vimos un reloj plateado.

Exhibición de los folios 313, 314, 315, 316, 317, 318

Que referente al folio 313 yo estuve ahí desde principio, y cuando subieron allá arriba, pero yo no vi.

Que ese reloj si me parece a mí.

Que esos huesos yo no lo vi, no. Lo que vi saliendo es así, lo que se veía era mano, no huesos. Pero ese hueso y además todo esto no.

Exhibición del folio 314

Que es lo mismo, y eso o no lo he visto, el reloj sí, entre la leña.

Exhibición del folio 315

Que el reloj si que sale. Pero ¿esto que es? Eso yo no lo he visto yo, solamente se le veía eso. Todo eso que hay aquí no lo ví, como si fuera un palo o no sé.

Exhibición del folio 316

Que es exacto como la otra.

Exhibición del folio 317

Que no.

Exhibición del folio 318

Que veo perfectamente el reloj, era un reloj plateado bastante grande. No puedo figurar si ese fue el reloj que yo vi. Claro.

Que no se si fue ese el reloj que yo vi.

Que cuando vi el reloj y la mano, le dije a mi consuegro, "Vámonos". Dijo "¿Dónde?" Dije "Al pueblo". Y nos fuimos a dar parte a la guardia civil.

Exhibición del folio 323, foto 12

Que por donde encontré la mano y el reloj, por la superficie, si vi objetos.

Que cuando vi la mano, no miré por alrededor, nos marchamos mi consuegro y yo enseguida al pueblo. No miré alrededor, miré la mano, pillé el montante, vi que no era legal, y le dije a mi consuegro "Vámonos".

Que no miré por alrededor, cuando vi la mano, dije tírale la aliaga, dije déjala, y nos fuimos al pueblo.

Que lo primero que observé es que habían removido tierra. Miré por alrededor.

Que por encima de las aliagas no vi ningún objeto raro.
Que no vi ni un guante, ni una caja de medicamentos.
Que se había removido la tierra, alrededor no observé nada.
Que encontré la mano.
Que la mano no la encontramos excavando, no tocamos nada.

Que nos fuimos entre Llombay y Catadau que estaba el cuartel, fuimos en mi furgoneta.

Que tardamos en bajar tres cuartos de hora o más.

Que con mi consuegro comentamos que tal y cual, y yo dije, "Eso tiene que ser la mano del chico aquel que había por la parte de Alicante * que se marchó a mediodía. Tiene que ser que a lo mejor ese chico lo han traído aquí. Le han hecho cualquier cosa y lo han puesto ahí". Y él dijo "Sabe Dios lo que es".


* El joven Andrés Mayordomo Bolta había desaparecido en Pego (Alicante) el pasado 1 de enero de 1993. No aparecería hasta el 12 de diciembre, casi un año después, en una zona montañosa de la partida rural de Forna. Su cuerpo estaba esqueletizado y, oficialmente, se trató de una muerte accidental producida por un traumatismo craneoencefálico.


Que ya no abrimos la boca ninguno de los dos.
Que bajé por esa carretera y la conozco bien.
Que subo habitualmente por la carretera.

Que la carretera como para subir 5 personas en un coche normal no estaba, porque aquello estaba muy mal, ahora sí, entonces estaba muy mal, malísimo, luego lo arreglaron.

Que fuimos al cuartel de Llombay.

Que nos dirigimos al sargento, a un guardia que había ahí, él llamó al sargento y dijimos que habíamos visto una cosa extraña, como si fuera una mano y un reloj plateado.

Que no recuerdo el nombre del guardia ni del sargento.

Que me dijeron que no podían subir, que habían de venir de Alberique o de Alcira, que ellos no tenían vehículo, que con uno que había... y los otros estaban en el mecánico.

Que no podíamos subir.
Que al cuartel llegamos sobre las 11.30 o por ahí.

Que llegamos al cuartel y me dijeron que no podía subir porque no habían vehículos. Aguardamos que vinieran de Alcira o Alberique, o un sitio u otro.

Que esperábamos a los guardas, a los otros señores, que ellos no podían subir.

Que estos guardas llegaron ya tarde, después de la una, vino un señor con un coche negro, iba un señor y un compañero, y fue cuando el sargento me dijo "Gabriel vete con este señor, y que Pepe se quede aquí a aguardar a los que vienen de Alberique o Alcira".

Que a mí me conocían.
Que eso era el sargento.
Que no recuerdo su nombre.

Que a la una y media o por ahí, una o una y media me dijeron que subiera con dos señores que vinieron con un coche negro, de lujo, grande.

Que no sé que coche era.

Que esos señores que me dijeron que subiera, no se identificaron. No me dijeron nada, si eran policías, nada.

Que subí con dos señores, y mi consuegro se quedó esperando a que vinieran los otros, porque como no sabían el camino.

Que no me extrañó subir con dos personas de paisano.
Que subimos ya sobre la una y media o eso, allí arriba.

Que a la una y media salimos de Llombay, que mientras estábamos en el cuartel, todos iban de paisano.

Que en el cuartel no vi a nadie, los guardas que vi no estaban nerviosos, no dijeron nada.

Que no se sabía lo que había ahí, la sensación era de normalidad.

Que estos señores a mí no me dijeron nada. Nada más "Márchate con estos señores allí arriba y diles el camino".

Que entré en el coche como a la una y media, empecé a subir a la Romana.
Que tardé en subir unos 3 cuartos de hora o así.

Que durante el trayecto estos señores vestidos de calle, no dijeron nada. Iban callados. Yo iba al lado del que iba de chófer y el compañero iba delante, me dijeron "Siéntese aquí delante y me indicará el camino."

Que no cambiaron palabra.
Que indiqué el camino. Yo les dije "Es por aquí".

Que yo les dije, les llevé hasta allí, dije "Dejen el coche aquí, allí no puede subir el coche."

Que con el coche nos costó bastante subir. No tuvimos que bajarnos, fuimos poco a poco pero llegamos.

Que dejamos el coche donde habitualmente se deja. Un poco antes de donde estaba la cosa.

Que dije "Lo tiene que dejar aquí el coche."

Que donde estaba, aquellos señores cogieron un macuto uno al cuello, y el otro una bolsa como de zinc y nos metimos dentro los tres, y cuando llegamos ahí, dije mírelo. Y dijeron "Si, tiene razón", y dejaron los trastos, tendieron un plástico, sacaron una bolsa con guantes. A mi me dieron unos guantes de esos que llevan los médicos, y dijeron vamos a ver si damos una vuelta, hasta que venga el juez de Alcira.

Que allí no se podía tocar por la radio, ni nada. Ahí no hay cobertura.

Que me dieron unos guantes, y me dijeron a mí y al otro compañero y el también, y empezamos a mirar y ahí al lado de la fosa.

Que está como lo dejamos.
Que me puse a mirar y no vi objetos de esos ninguno.

Que nos marchamos para allá y es cuando este señor, uno más alto, ahí al lado había unos matorrales y dijo "ya se quien está aquí. Ya se quien están aquí. Esta chaqueta es la de Antonia y aquí van tres cinturones". Eso lo dijo un señor de los que venían.





Que el plástico y la bolsa, lo dejaron pegado más allá.
Que lo primero que vieron fue una chaqueta tejana, y unos cinturones.

Exhibición del folio 325, foto 14

Que sí. Que esa era la chaqueta que vi.
Que esa chaqueta que dijo que pertenecía a Antonia.

Exhibición de la pieza de convicción 4, 5, 6
Exhibición de la pieza de convicción número 22
Exhibición de la pieza 4

Que lo único que dijo que pertenecía era la chaqueta, dijo "la chaqueta es la de Antonia y esos cinturones es de cada una de las chicas".

Exhibición de la pieza 6. Se procede a su extracción
Exhibición de la pieza 5. Se precede a su extracción

Que si, me dijeron que cada uno de los cinturones pertenecía a una de las niñas.

Que al principio si me pareció extraño que dijera que pertenecía a las niñas, porque aquello fue ya un sobresalto bastante grande.

Que la cazadora es la de la foto, y me dijeron que es la de Antonia, y ese reloj que se ve ahí es de Antonia, eso dijo el señor ese.

Que esa cazadora estaba como de aquí a donde está el tablero ese, dentro de un matorral muy grande.

Que yo estaba lejos cuando la sacó de ahí dentro, porque el se puso a mirar por alrededor.

Que yo no le vi sacarla de ahí.
Que luego sacó las tres cinturones de ahí.

Que yo no le vi sacar los cinturones, nos llamó y nos los enseñó en la mano cuando ya los había sacado.

Exhibición de la pieza 22

Que esa es la cazadora, si. Esa es la que me dijeron que pertenecía a Toñi.

Exhibición del folio 324, foto número 13 y fotos de convicción 3, y 65
Exhibición de la pieza 3

Que yo eso no le he visto.

La pieza 65 no se exhibe

Que los prismáticos no los vi arriba ni me los enseñó el señor de paisano.

Exhibición de la foto 32, obrante en el folio 343

Que esa madera yo no la vi ahí. No vi por allí ninguna madera.

Que me exhibieron 3 cinturones y una cazadora, y me enseñaron forma de un rompecabezas.

Exhibición de la pieza de convicción número 10

Como si fuera un rompecabezas y eso.

Exhibición de la pieza de convicción número 10

Que entonces estaba lleno de tierra, puede que ese fuera el rompecabezas.
Que estaba en la fosa ya mucho tiempo y eso.
Que no me enseñaron nada más.

La pieza 23 no se exhibe

Que la cazadora no la sacudieron, y la cazadora y los cinturones lo dejó al lado del plástico, donde estaba la maleta, unos macutos, ahí que hay un pequeño descampado, lo dejó uno al lado del otro.

Que no vi que saliera nada más.
Que aguardamos a que viniera el juez de Alcira.
Que desde que aparecieron esos objetos, apareció un papel detrás.
Que lo encontramos entre el compañero y yo y lo subimos.

Que lo encontramos entre el compañero de paisano, le dije, "mire aquí hay un pequeño papel", y me había dicho que lo que encontramos lo subiéramos.





Que encontramos dos o tres pedazos de papel y los subimos arriba, y el señor aquel lo limpió con un pequeño cepillo y con una lupa lo estuvo leyendo. "Enrique Anglés ingresó en La Fe el día tal".






Que el papel era de Enrique Anglés que ingresó en la Fe el día tal.
Que el papel lo dejaron allí.
Que miramos por ahí, dimos vueltas. No vimos nada más.
Que eso era ya las dos y pico, cerca de las tres de la tarde.

Que esperamos que subieron ahí un teniente un capitán y luego el juez de Alcira. Hasta que no subiera no podían tocar ni destapar nada. No tocamos nada.

Que subió un teniente y luego detrás un capitán.
Que iban los guardias con los chofers que iban con ellos.
Que arriba, luego subió el guardamontes que es de ahí del pueblo.

Que habría 3 ó 4 guardias.

Que lo único que subió ahí fue el guardamontes que subió luego, que justamente ni trajeron ni pico ni pala para descubrir aquello, y entonces fue cuando al venir el guardamontes, ahí no dejaban entrar a nadie, y yo le dije al juez de Alcira, "Dejar entrar a ese señor que ese señor sabe todo esto porque es quien transita por aquí". Y le dejaron entrar y es quien llevaba justamente las herramientas también. Que ahí solo teníamos una pequeña herramienta. La pequeña herramienta para cavar aquello yo no se quien la trajo, pero ahí no había más que eso.

Que este señor, el guardamontes, entró varias herramientas que las llevaba en el coche.

Que al guardamontes no sé si se le avisó.
Que la guardia civil subió el Land Rover.
Que ahí subieron dos coches de guardia civil.
Que el capitán llevaba un coche y el teniente otro coche.

Que claro llevarían alguna guardia. Allí había 4 ó 5 guardias aparte del capitán y el teniente.

Que estaban allí comentando que si eran las chiquillas, y yo dije "No puede ser que sean ellas", y el capitán que es bajete, con 33 años creo que tenía, y dijo, "Sí, porque estos cinturones me vienen a mí, y yo tengo el cuerpo bastante pequeño y esos cinturones son de las chiquitas".

Que el capitán era pequeño y bajo.

Que el juez subió cuando era casi de noche, que entonces serían sobre las 5 y pico o por ahí.

Que ya estaba casi de noche.

Que primero subió el teniente, luego el capitán, no recuerdo ahora, y luego subieron unos, y luego subió otro.

Que del cuartel de Llombay no subió nadie.
Que yo sepa de allí del cuartel, de los guardias no subió nadie.
Que soy de la zona y claro que conozco a la gente del cuartel.
Que el teniente subió sobre las 3 o por ahí.

Que mientras no vino el juez estábamos hablando y mirando de aquí para allá.

Que cuando vino el teniente y el capitán pasó dos horas, hora y media.

Que durante ese tiempo no vimos nada. Estuvimos por ahí aguardando a que subiera el juez de Alcira.

Que subieron casi a lo mismo el capitán y el teniente.

Que hablaban de esto y lo otro, pero nada, esperar a que viniera. Porque aun se bajó uno de los guardias a buscar al juez de Alcira.

Que el papel se quedó allí.
Que se referían a las niñas y a otras cosas también.
Que no me acuerdo de que hablaban.

Que esperamos hasta que llegó el juez de Alcira, y llegó una señora que iba con el.

Que era la única señora que había.





Que cuando llegó el juez, lo vio él. Dijo "Vamos a ver lo que hay ahí". Empezamos a sacar y eso y es cuando vino el guardamontes.

Que vino un funerario, eso subieron cuando subió la guardia civil, y la caja que llevaba el de la funeraria, e iba con el coche y dijeron, ese coche no podrá subir ahí arriba, y echaron la caja y todos los trastos que llevaban en el coche de la guardia civil, y se subieron ellos con el guardia civil.





Que iban dos funerarios.

Que aparte de la herramienta del funerario ahí no había ninguna herramienta.

Que cuando lo vio el juez dijo "Vamos a ver lo que hay por ahí" y empezamos a quitar tierra y a limpiar.






Que entonces nada más había una herramienta y luego vino el guardamontes, y el señor de Alcira dijo "Dónde va ese señor". "Déjelo que entre que ese sabe todo esto como está que es el guardamontes." "Pues que pase." Dijeron "¿Lleva herramientas?", y dijo "Sí."







Que nos pusimos a cavar. Allí cavamos casi 3 ó 4 herramientas. Todos. Yo también cavé.

Que mi consuegro subió con la guardia civil, no recuerdo ahora con quien.

Que nos pusimos a cavar, descubrimos todo y luego para empezar ya para sacarlas.

Que ahí no encontramos nada más que un montón de tierra que había ahí.
Que nos pusimos a cavar. No salió nada, tierra.

Que luego cuando estaban descubiertas y esa, se tiró dentro el teniente, para sacarlas.

Que se metió dentro, se giró hacia unos guardas y dijo, "Echar una mano porque aquí se hace de noche".

Que eso era casi de noche.

Que las sacaron, el teniente aquí, la parte de aquí, y los dos guardas en la parte de las piernas, y sacaron primero una, luego otra, hasta que sacaron las tres.

Que creo que la primera se le soltó la cabeza. La primera se le soltó un poco la cabeza y las demás ya no le sé. Las metieron en sacos.

Que luego tocaron por teléfono.
Que sacaron el primer cuerpo, encima de los cuerpos yo no vi nada.
Que con los cuerpos no vi ninguna alfombra, ni lona..

Que la alfombra estaba abajo, no recuerdo el color de la alfombra, era casi de noche y estaba todo lleno de tierra.

Exhibición de la pieza de convicción número 27

Que sí, una cosa así.
Que solo había una alfombra.

Que yo como era de noche casi y estaba todo lleno de tierra, déjala ahí, sí la quieren ya.

Que no puedo asegurar si era esa alfombra.

Que la alfombra allí se quedó, y yo me bajé con el teniente, mi consuegro y yo,

Que no se sacudió.

Que cuando me marché se quedaron ahí los guardas, el juez, y todos se quedaron allí.

Que salió el primer cuerpo y la cabeza se le desprendió un poco.
Que a la última no sé si también se le saltó.
Que no sé si se le cayó, o es que no lo tuviera unido.

Que no recuerdo que alguna tuviera una deformidad en la cabeza, aquello era como si fuera un montón de tierra.

Exhibición del folio 331, foto número 20
Exhibición del folio 328

Que no, eso no lo he visto yo.

Que la mano que está con el reloj, no lo vimos así. Nosotros notamos así, nada más que está así, y estaba así, todo era un montón de tierra.

Que la mano no la retiraron antes de seguir cavando, lo sacaron todo según estaba.

Exhibición del folio 329

Que no sé si esa es la alfombra que yo vi.

Exhibición del folio 331

Que ese es el saco que se metía dentro.
Que los cadáveres de las niñas estaban tan llenos de barro.

Que el barro que tenían las chicas, no se si era diferente al resto de arena que hubiera por ahí, estaba aquello en un montón de barro.

Que según sacábamos los cuerpos, no aparecieron objetos.

Exhibición del folio 349, foto 38

Que ese guante no lo vi dentro de la fosa. No lo vi ese guante.

Que sacamos los tres cadáveres, posteriormente lo metieron en el saco, y empezaron a ver si podían tocar al helicóptero, a la guardia civil. Luego el guardamontes lleva un buen aparato. "Vamos a probar con mi coche", y tampoco, no había cobertura.

Que subieron un ataúd en principio, y luego cuando nos bajamos con el teniente, y el teniente bajó a subirse dos más.

Que yo me marché a mi casa.

Que los cuerpos se quedaron allí al lado de la fosa, dentro del saco que llevaban.

Que no recuerdo si había personas haciendo fotos.

Que allí detrás de una aliaga, le dije al teniente 1 "Yo creo que hay ahí un señor". "Caramba", y se fue para allí pero aquel arreó. Yo dije allí parece que estén haciendo fotos, pero el teniente fue para allá, pero aquél se fue corriendo.


1 Esta es la famosa escena del "mito Jambrina".



"Jambrina", al ataque del fotógrafo de "Las Provincias" en Alzira, Francisco García


Que nadie de la guardia civil hizo fotos que yo sepa.
Que nadie copió lo que iba pasando y lo que íbamos haciendo.

Que la señorita que subió con el juez, yo, si ella escribió o no escribió, yo eso no lo vi.

Que cuando salió el primer cuerpo, aquello era mucho barro y ya era casi de noche. Estaba una ahí apegada y la otra aquí al lado, y la primera encima. No estaban una al lado de otra.

Que estaban dos en el mismo nivel y luego otra estaba encima, que es la que se le veía el reloj.

Que cuando sacaron a la primera claro que se vio que quedaban dos.

Que la señorita que subió con el juez, yo, si ella escribió o no escribió, yo eso no lo vi.

Que cuando salió el primer cuerpo, aquello era mucho barro y ya era casi de noche. Estaba una ahí apegada y la otra aquí al lado, y la primera encima. No estaban una al lado de la otra.

Que estaban dos en el mismo nivel y luego otra estaba encima, que es la que se le veía el reloj.

Que cuando sacaron a la primera claro que se vio que quedaban dos.
Que cuando vi el reloj no comprobé si andaba o estaba parado.
Que cuando vi la mano no vi si estaba completa.
Que estuvimos cavando varias personas.
Que yo se que cavé, los demás no lo sé.
Que no cavó ningún guardia civil.
Que de los funerarios no me acuerdo si cavaron.

Exhibición de las piezas 29, 30, 54, 55

Todas las piezas corresponden a dos palos de madera, con las salvedades e indicaciones que ya se hicieron en otras actas a petición del letrado de la Acusación Particular.

Que cuando sacamos el primer cuerpo, aquello estaba, lo que quedaba allí, es un montón de barro, pero se notaba un cuerpo y otro, se notaba entero, no se notaba solo una parte.

Exhibición de las piezas mencionadas anteriormente

Que yo no he visto ninguna tabla.

Que yo de eso no lo he visto ahí, por lo menos cuando yo estaba, eso no lo vi y eso es el culo de una colmena.

Que cuando sacamos los 3 cadáveres, en la fosa que yo sepa no quedó nada.

Que si hubiera visto este tronco en la fosa lo recordaría, pero yo eso no lo vi ahí.

Que al sacar uno de los cuerpos se separó la cabeza.
Que no recuerdo que se sacó aparte una mata de pelo.
Que no me acuerdo si esa cabeza tenía pelo.
Que no vi que alguno de los cuerpos le faltaba una mano.

Que arriba no sé si subió algún medico forense. Yo allí no vi médico forense más que el juez.

Que cuando se sacó los cadáveres no los examinaron, conforme se sacaron se metían en el saco. El señor de los muertos los pasaba enseguida y au.

Que estando yo allí no examinaron los cuerpos.

Que bajé sobre las 6, 6.30, que nos bajamos. El teniente nos dijo, "Gabriel ¿te vienes tú y tu consuegro?", y dije "Si vámonos". "Si queréis podéis quedaros", y dije, "No, nos bajamos a casa". Y nos bajó el teniente. 2

2 No parece muy "CNI" el "modus operandi". Conoce a Aquino por el nombre, le ve todo el mundo en los alrededores de la fosa y luego lleva de vuelta a los apicultores.


Que cuando sacaron los cadáveres no vi nada, porque aquello era un montón de barro y conforme las sacaron las metieron en el saco.

Que ya le he dicho que nos fuimos sobre las 6.30 o las 7 nos bajamos para abajo.

Que yo sepa no queda nada destacado que usted no me haya preguntado.

AL LETRADO DE LA ACUSACIÓN POPULAR 1

Que ese día subimos con una furgoneta, una Renault 6.
Que es la Renault 4F6.
Que es como la 4L, y por detrás más grande.





Que con esta furgoneta ya llevamos tantos años que, y arreglando y tropezando de vez en cuando, no tuvimos problema y subir.

Que con el Land Rover de la guardia civil tampoco tuvimos problemas de subir.

Que también vi periodistas.
Que no sé con que vehículos subieron, porque ya allí era de noche.
Que en el coche de la guardia civil subimos nosotros 3.

Que era un señor bastante alto y otro un poco más bajo, los tres que subimos.

Que subimos poco a poco, no tuvimos dificultad.
Que esto sucedió el 27 de Enero.

Que en Noviembre los caminos para subir a La Romana estaban igual que el 27 de Enero.

Que durante ese invierno llovió abundantemente.

Que a consecuencia de las lluvias algo habían arramblado, pero poco a poco cuando subía me iba arreglando el camino para subir yo.

Que antes de las lluvias el camino estaba casi siempre lo mismo. Estaba parecido.

Que esa mañana subimos a eso de las 10 o 10.30.
Que fui a dar una vuelta por una zona.

Que esa zona algunas veces la visitaba porque aquello era terreno nuestro e iba a dar una vuelta.

Que el terreno donde observé la tierra removida, sabe Dios cuando lo había visitado. Hacía más de tres meses.

Que por esa zona no había ido hacía muchos meses atrás.

Que antes no me pude apercibir si había tierra removida y objetos por el lugar.

Que cuando pasé y vi la tierra removida, además de la tierra removida no me llamó nada de la atención.

Que a consecuencia de las lluvias la tierra removida había descendido de nivel y esto me llamó también la atención.

Que detecté que la tierra removida había cedido, por eso había como una fosa de dos metros por un metro de uno y medio, se delimitaba fácilmente porque se había movido la tierra.

Que cuando observé el reloj, estaba tapado por una aliaga.
Que observé el reloj, exclusivamente.

Que observé el reloj, y estaba el puño así cerrado, de la muñeca hacía atrás, el reloj estaba así tapado.

Que observé el reloj, esto es la tierra y vi el reloj con todo el puño cerrado así.

Que veo una cosa dura, como un hueso, como si fuese un puño.
Que no vi exactamente un puño.

Que cuando mi consuegro llegó quitó la aliaga y me apercibí de esto que acabo de decir.

Que considero que ahí hay algo no legal.

Que en esos momentos hablamos entre nosotros, le he dicho anteriormente, que a lo mejor era el chico que se marchó, y ahí ya no se habló nada más.

Que no hablamos que podían ser las niñas de Alcácer, yo siempre pensaba que era el chico de Alicante.

Que no pensamos en no denunciar a la guardia civil para evitarnos problemas, no pensamos en eso. Porque una cosa que no sabíamos lo que había allí, fuimos a dar cuenta y mire lo que salió.

Que no hablamos sobre esa posibilidad. De eso no pensamos nada.
Que he declarado con anterioridad en otro juzgado.

Que mi consuegro dijo "Pudo ser las niñas de Alcácer", y yo dije, "No, es el chico de Alicante", eso lo comentamos allí arriba, cuando vimos la mano con el reloj.

Que cuando bajamos al cuartel dijimos que habíamos encontrado una mano, y no dijimos que podían ser las niñas de Alcácer.

Que dijimos que podía ser que fueran las niñas de Alcácer a la guardia civil.
Que dijimos nuestra sospecha de que podían ser las niñas de Alcácer.

Que esperamos y que subimos con una persona de paisano, mi consuegro no estaba porque subió luego.

Que estábamos ahí solamente nosotros 3.
Que se encontró por esa persona una cazadora y unos cinturones.

Que el capitán de la guardia civil me dijo que estos cinturones y esta cazadora es de las niñas de Alcácer. Él dijo, si, puede ser que sea de ellas, o que son de ellas. No sé ahora, yo con 4 años no me acuerdo de todo lo que se habló entonces.

Que se probó el cinturón y dedujo por su longitud que podía ser de las niñas.

Que cuando me enseñó esa cazadora y los cinturones estaba al mismo lado de la fosa, cosa de un metro de la cosa.

Que lo vi cuando ya lo sacó y las tenía en alto.
Que yo esa cazadora y esos cinturones no lo había visto anteriormente.
Que no lo había visto en poder de esas personas que me acompañaban.
Que primero sacó la cazadora y luego metió mano y sacó los 3 cinturones.
Que eso no lo vi en el momento que los sacaba.

Que el papel lo vi yo por primera vez, dije "Mira aquí hay pedazos de papel", y los cogió.

Que yo dije aquí hay unos pedazos de papel y aun estaban pegados y casi enterrados en la tierra.

Que los cogió él los papeles cuando le indique donde estaban.

Que esos papeles se encontraban a unos 3 ó 4 metros a la parte de detrás en dirección a una bajada que había ahí, que hacía forma de un margen.

Que esos papeles no estaban entre las aliagas que habíamos retirado.
Que estaban ahí secos entre las hojas y eso.

Que estaban pegados con barro, entre las hojas que hay secas por ahí detrás.

Que pude leer que era un parte de La Fe, cuando subieron los pedazos de papel, los unieron, los pusieron uno al lado de otro. Delante de mí, que pude leer lo que ponía en el parte.

Que de ahí a un rato bueno acudió el juez.
Que era casi de noche cuando sacamos los cuerpos.

Que a partir de llegar el juez, hasta extraer los cadáveres tardamos media hora o así. Media hora en cavar o más de media hora entre unas cosas y otras.

Que cuando terminamos eso era casi de noche.
Que empezaba a anochecer sobre las 6 o así.
Que cuando sacamos los cadáveres estaba ahí permanentemente.

Que no ayudé a sacar los cadáveres, no me retiré a ningún lugar, estuve allí mismo visualizando lo que se estaba sacando.

Que no vi que una persona dictara a una señorita lo que ahí se estaba observado.

Que el juez estaba ahí mismo a mi lado.
Que el juez estaba también por allí. Allí no recuerdo nada.

Que yo sé que había una alfombra abajo pero no puedo decir es esa, eso no lo puedo decir.

Que esa alfombra era anochecer y estaba llena de tierra y eso y no se.

Que no había signo identificativo de la alfombra, estaba llena de barro y no podía apercibirme del color.

A LA LETRADA DE LA ACUSACION POPULAR

Que era casi anochecido cuando se sacó el primer cadáver.
Que la guardia civil que yo sepa no tenía linternas, yo no vi ninguna linterna.

AL MINISTERIO FISCAL

Que no recuerdo haber declarado anteriormente el 15 de enero de este año en Alcira, que vinimos yo y mi consuegro.

Que ya sé que usted estaba presente.

Que si no es que sacaban un cuadro de la colmena pudiera ser que cogieran miel y no me diera cuenta.

Que se si sacan un cuadro cogen miel y lo vuelven a poner yo no me enteré.
Que pudieron cogerme miel sin que me enterara.
Que vi algo que me pareció el puño de un hombre.

Que vi un reloj que me pareció de un hombre, y como un puño humano semidesenterrado.

Que no existía piel pero yo deduje que se trataba de un puño.
Que esto lo he dicho yo.
Que el puño es esto y eso es lo que había enterrado y se notaba.
Que he dicho una mano, la distinguió como un puño.
Que no he visto el esqueleto de una mano.

Que esa foto que me han enseñado, he dicho que del reloj hacía aquí es cuando se notaba el puño, y no era del reloj hacia atrás.

Que no conozco los huesos del antebrazo.
Que yo calculo que a partir de los huesos estaría la mano.
Que sí estaba la mano.
Que estaba después la mano, yo cuento esto como es la mano.

Que o no me acuerdo que dijera que eran unos huesos como si fueran dos palos.

Que después de encontrar a las muchachas hubo un incendio que destruyó la arbolada.

Que en los meses de diciembre y enero, hubo lluvias torrenciales. 3
Que arrastraron, llovió mucho ese año.
Que el documento estaba ahí detrás.


3 Y los papelitos, intactos.


Que dije que el documento que encontramos estaba entre la leña, y dije que hablaba de leña menuda, no de troncos.

Que encontramos dos o tres pedacitos de papel, por ahí por tierra.
Que no eran dieciséis.
Que de dos o tres papeles hasta dieciséis yo no se quien lo encontraría.

Exhibición de los folios 354, 359

Que encontramos pedazos de papel, pero tantos no, que luego los hayan encontrado.

Exhibición del folio 359

Como estos, sí.
Que no leí que ponía Anglés.
Que me lo leyeron.

Exhibición de los folios 359, 355

Que sí que hay ahí cerdos y jabalíes.
Que no estoy seguro que postura tenía el primer cadáver.
Que ayudé a cavar la fosa y estaba yo a unos dos o tres metro, puede ser.
Que empezaba a anochecer.
Que él que no viera todo lo que se sacaba no es extraño.
Que es posible que hubiera más cosas además de las que yo vi.

Que me dijeron en la guardia civil que de los coches que tenían uno solo estaba en disposición de andar, porque los otros se estaban arreglando, y que otro estaba en Montroy.

Que no me dijeron nada de que el juez de instrucción no podía ir porque estaba haciendo un levantamiento del cadáver de un ahorcado, no me dijeron nada de eso.

Que llegamos a las colmenas alrededor de las 10 de la mañana porque no es bueno cuando hace mal tiempo destaparlas y eso.

Que esperamos a que hiciera sol
Que mi consuegro se quedó fumándose un pitillo y yo me marché.
Que hasta que encontramos aquello pasó tres cuartos, una hora.
Que descubrimos esto un poco antes de las once.
Que tardamos en bajar tres cuartos de hora.
Que llegamos al cuartel sobre las 11.30 a las 12.

Que cuando avisamos al cuartel dijeron no podemos ir porque no tenemos coche, y llamaron a Alberique y Alcira para que viniera alguien. Llegó sobre la una y media o así.

Que en ese coche iban tres personas, yo y dos más.
Que cuando llegamos ahí miramos por los alrededores.
Que me dieron unos guantes por si quería ayudar.
Que descubrí unos papelitos a la parte de atrás hacía abajo.

Que la fosa esta más alta que los sitios donde estaban los papeles, sobre unos tres metros.

Que tres metros mas abajo está lo que yo digo que es leña menuda, y entre las hojas y eso se veían ahí dos o tres papeles y tres metros abajo del alud.

Que el señor aquel que subió conmigo.

Que el comandante de puesto de Llombay me dijeron "Acompañe a estos señores, y tu consuegro se quedará aquí hasta que venga el señor Juez y los otros guardias civiles", porque era difícil encontrar el sitio.

Que de estos 2 señores que me acompañaron uno encontró 3 cinturones y una cazadora.

Que el dijo que podían ser las niñas de Alcácer.

Que lo primero que dijo, "esta es la chaqueta de Antonia y aquí lo tres cinturones".

Que él dijo que era la cazadora de Toñi.

Que aquel señor lo dijo, y fue el que dijo que eran las tres chiquillas de Alcácer.

Que el señor de paisano, él dijo que eso era de las niñas de Alcácer, yo dije no puede ser, y él dijo si que es.

Que no me lo enseñaban todo, eso ellos todo lo que descubrían, eso ellos ya.

Que los trocitos de papeles uno de los señores que me acompañaban con un pincel lo limpió, y ellos no dijeron nada. Lo encontraron como una cosa más.

Que fui yo quien encontró los papeles.

Que entre la leña menuda sacó los papeles el otro, aquel que iba en compañía del otro.

Que luego llegó un teniente y dijo "son las niñas de Alcácer", y se probo un cinturón.

Que no recuerdo cual.

Que había uno de cuero con muchas incrustaciones metálicas, no se si fue ese él que se probo.

Que la prensa no se si llegó antes o después que el juez.
Que las fotografías no vi quien las hacia.
Que no vi nadie ahí fotografiando nada.
Que yo se que había una alfombra ahí abajo pero yo no se si puede ser esa.
Que yo no vi nada más que un pedazo que levanté un poco.
Que a las 6 de la tarde o 6.30 mi consuegro y yo nos fuimos.
Que los demás se quedaron ahí.
Que empezaba a oscurecer, bien oscuro.
Que estaban las luces encendidas.

Que no vi la camiseta..., ni el guante, ni las tablas, ni las matas de pelo, ni una cazadora que apareció en la fosa, no lo vi.

Que si no lo vi, yo no se si estaban o no estaban, o lo sacaron del hoyo, yo eso no lo se.

Que conocía al hombre que vino que era bastante alto y una señora que venía de negro.

Que no había nadie de paisano, el guarda monte. Ahí de paisano no había nadie.

Que cuando empezaron a destapar los cadáveres estaban los dos hombres que subieron conmigo y no había de paisano.

Que estaba el enterrador, y el forense y los dos enterradores.

AL LETRADO DE LA DEFENSA

Que no me he negado nunca a declarar.

Que no he rehusado declarar nunca, que estoy dispuesto a declarar cuando sea.

Que hasta el 15 de Enero de 1997, declaré cuando me llamaron de Alcira.
Que no he declarado porque no me han llamado.
Que recuerdo la declaración de Alcira.
Que no quiero añadir nada a esa declaración, ni rectificar nada.

Que cuando se sacaban las cosas de la fosa, todo lo que se sacó de la fosa. Allí no se sacó nada de la fosa, ni dijeron esto ni lo otro.

Que la chaqueta, los cinturones, y en la fosa los cadáveres, cuando aparecía no se exhibía. Lo único que me enseñó es la chaqueta y los cinturones pero el resto no me dijeron nada.

Que cuando se sacaron los cadáveres claro que se dijo, el primero, el segundo y el tercero.

Que estaba cerca de la fosa, a dos metros, un metro. Al mismo lado que lo sacaban.

Que éramos allí varios de los guardas.
Que veía la fosa perfectamente.
Que no vi sacar nada más de la fosa.
Que hubo un incendio después de aparecer.
Que no hubo un incendio cercano.
Que en la zona de Catadau que yo sepa no hubo un incendio.
Que el incendio al año siguiente no quedó nada en La Romana.
Que soy propietario de aquellos terrenos.
Que mi propiedad, llega a varios sitios.

Que es que ahí hay de varias familias también, más de la caseta también aquello es nuestro, pero ahí otra caseta que también tiene tierras, que es otra familia.

Que donde estaba la fosa aquello es nuestro, de la familia.

Que cerca de la fosa estaban las colmenas, estaría a unos 100 metros, 100, 150 metros estaban más allá las colmenas.

Que desde la fosa a las colmenas, unos 100 metros o por ahí.
Que al lado de las colmenas hay una casa, ahí encima.
Que la casa está a unos 200 metros, 250 metros de donde estaba la fosa.
Que luego está la fosa.

Que donde está la casa y esas colmenas, se pasa por donde está la fosa y se sigue.

Que donde se aparcaba los coches era antes de llegar a las colmenas ya la casa que hay al lado de los colmenas, y la fosa queda aquí a la derecha.

Que el lugar no es plano.

Que donde estaba la fosa era llano. Donde está la fosa está llano como esto, y la fosa está a la derecha.

Que la fosa está a la orilla del llano.
Que el camino está un poco más abajo.
Que la fosa queda un poco arriba.
Que desde ahí no se puede poner todo arriba. Ahí hay mucho matorral.
Que al otro lado de la fosa había olivares.

Que la fosa estaba entre los matorrales y el árbol, había olivares y garroferos.

Que el espacio entre los matorrales y los arboles, no se que distancia, más o menos sobre un metro, dos metros, según.

Que dentro estaba la fosa.

Que después de esa explanada, por ahí no me fui a pasear a las 10 de la mañana. Me fui por la parte izquierda, hacia delante, con una pequeña senda que va a la casa que hay abajo.

Que esas son dos casetas una toda deshecha que están juntas, y debajo está el barranco de la romana.

Que desde la fosa hasta esas dos casetas, calculo que habrá cerca de un km.

Que ese camino no puede ir en coche, es una pequeña senda que iba a las casas.

Que ahí se puede ir a pie, había una pequeña senda, pero con coche no.
Que hay piedra.

Que yo cuando me marché me marché por la senda y luego me decanté a la derecha sobre la loma y llegué alante, y al regresar regrese más arrimado para el centro del campo, y al regresar es cuando vi que habían meneado ahí tierra.

Que al venir lo noté a la izquierda, ahí.

Que cuando el hombre que subió conmigo sacó los cinturones y la chaqueta, yo la chaqueta la tenía en la mano, y luego se agachó y saco los cinturones.

Que esos matorrales estaban al mismo lado de la fosa.
Que estaría a diez o 15 metros cuando vi la tierra removida.

Que estaba en una superficie plana como esto, que eso era las 10, o 10.30 por ahí.

Que yo ahí no vi nada más por ahí.

Que aquello como estaba todo lleno de leña y vi aquello, y entonces fui a llamar a mi consuegro.

Que aparte de la tierra removida, por ahí no vi ningún objeto diseminado.
Que las casetas, son las que estaban a un km., al lado del barranco.

Que en relación con el camino, el coche de los funerarios. La cuesta del sendero, de la fosa estaría por lo menos a 4 km.

Que ese camino donde se quedó los funerarios, a donde están las colmenas y la fosa, ese camino es más difícil.

Que el de la funeraria se quedó ahí porque dijo que esa cuesta arriba no podía subir.

Que cuando bajé ya era de noche, con el teniente, y yo allí no vi.
Que esos 4 km. son de un camino muy difícil.
Que antes de llegar arriba, se puede dar la vuelta en algún sitio, si.
Que nosotros la rampa esa tan difícil, eso le llamamos la cuesta del rendero.
Que la primera rampa es la cuesta del rendero.
Que al final de esa rampa arriba hay un rellano que luego continua el camino.
Que ahí se puede volver.
Que esa zona en aquella época tenia caza.
Que esa zona estaba arrendada a Carlet, a cazadores de Carlet.
Que no soy cazador.

Que no sé si iban de caza, yo iba a mi faena, si veía algún coche no se, pero yo a ellos no los he visto nunca.

Que iba a pegar un vistazo a las colmenas, con una frecuencia de mes, en el verano vamos más, y en el invierno vamos poco.

Que tengo un hijo que me ayuda, pero entonces él solía venir muy poco, él trabajaba con camiones y el venía muy poco, quien venia era mi consuegro, que el tenía allí también colmenas.

Que ese paraje lo cuidaba yo.

Que para que me pudieran quitar la miel tenían que quitar el cuadro completo y ya notas el fallo.

Que si quitan un pedazo y meten el cuadro al sitio, no notas nada.

Que desde el verano del 92 a enero del 93, en esa época no me faltó ningún cuadro de la colmena, ni noté que me quitaran ni sustrajeran miel.

Que en esa época llovió mucho, ese otoño, unos días antes de encontrar, algo. Aquel invierno llovió bastante.

Que cuando llovía ese camino se ponía peor, peor. Cuando yo iba y no podía subir, siempre llevaba una cuerda y una... para rellenar y poder pasar, eso donde fuese por el camino, porque había veces que el agua abarrancaba y lo tenía que apañar para poder pasar.

Que lo mismo ocurría entre la fosa y las dos casetas. Yo esa zona entonces lo pisé muy poco, esa zona es de difícil acceso, hay una senda pequeña que va de una a otra. Toda la vida la ha habido.

Que después el camino se arregló hasta cierto punto, porque el reto para ir yo allá, lo tuve que pagar yo, la poca vergüenza, perdón que se lo digo así, del estado, que me tocó pagar 30 y tantas mil al caminero porque me dijeron, no, de aquí no podemos pasar, y si quieres que le arreglemos hasta allá te lo tienes que pagar. Y me costó a mí y a mi consuegro.

Que la parte que hizo el estado, entonces lo arreglaron bien arreglado, y continua bien arreglado hasta donde arreglaron entonces, pero el resto me lo arreglé yo pagando.

Que en aquella época, depende de los que fueran dentro del coche, un coche pequeño con varios dentro yo creo que no puede, es muy difícil subir.

Que la furgoneta que yo tengo es la que utilizó yo para ir ahí. Han subido algunos coches, mientras entonces, y antes también subían un coche pero era difícil de ver por ahí.

Que el coche negro en el que subí en la parte delante, en el cuartel de la guardia civil y subí con ellos arriba. El coche ese no se la marca, no llevaba ningún distintivo.

Que era un coche grande.

Que ese coche subió poco a poco. En hacer ese recorrido, poniéndole la primera y la segunda, la primera casi siempre para ir ahí. Ahora un trozo de camino le metes la tercera y vas que chuta, pro entonces íbamos en primera poco a poco, y a veces rozando tierra también.

Que el coche negro, creo que iba preparado y que tenia un elevador que lo montaban para arriba.

Que creo que ese coche le pusieron una cosa que montó un poco más para arriba, pero subió bastante bien.

Que la bajada y la subida se tarda lo mismo.
Que se sube en tres cuartos de hora o por ahí.
Que cuando volví paseando llamé a mi consuegro.
Que mi consuegro estaba sentado al lado de las colmenas.
Que yo cuando había ido ahí, antes no había visto hecha una fosa sin cubrir.

Que si hubiera habido un hoyo de dimensiones como las que vi de dos metros por uno, lo habría visto.

Que por allí en los matorrales no vi nada que estuviera escondido.
Que mi hijo iba muy poco, iba conmigo, si hubiera visto algo lo habría dicho.
Que desde el cuartel de la guardia civil fui arriba.

Que esos dos señores que iban de paisano no me dijeron quienes eran. La guardia civil tampoco me dijo porque iban ahí.

Que fue el sargento de ahí de Llombay quien me dijo "Gabriel márchese con esos señores".

Que a mi no me dijeron de donde venían estos señores ni por que.

Que el coche negro con el que vinimos lo dejamos antes de llegar a la colmenas, la fosa atrás, y el barranco a la derecha.

Que subimos tres. Iban dos y yo tres.
Que yo iba delante y el otro ayudante detrás.
Que éramos tres. No había un conductor además.
Que conducía un señor más alto.
Que es el mismo que me enseñó la chaqueta y me enseñó los cinturones.
Que dejamos el coche al lado de las colmenas y nos fuimos los tres a la fosa.
Que esos trozos de papel los encontramos a la parte de abajo.

Que cuando nos acercamos a la fosa, hay dos árboles y ahí no se vio nada, ninguno de los tres.

Que era el mediodía.
Que ellos llevaban un macuto y una caja como si fuera de zinc.

Que era un macuto ordinario, así, y la caja de zinc también era así, un macuto.

Que sacaron unos guantes de una bolsa.

Que él me ofreció unos guantes, tomé esos guantes, y al otro compañero le dio unos guantes, él también se los puso, el alto.

Que yo me fui con él más bajo, nos fuimos hacia la izquierda, alante, a donde está lallá para la loma, allí mirando, y el se quedó al lado de la fosa y fue cuando se marchó al mismo lado donde aparecieron las chaquetas.

Que estaríamos a unos 40 metros o por ahí de él, y el tiempo que tardamos en esa dirección.

Que cuando íbamos él más bajo yo andando en esa dirección yo no vi a nadie, iba a mi camino.

Que cuando iba en dirección, hacia el barranco, iba el otro a mi lado el más bajo. El otro que se había quedado en la fosa que estaba detrás, nosotros al otro no le veíamos.

Que nosotros al otro no lo veíamos.
Que lo teníamos a la espalda.

Que nos avisó que había encontrado eso, no habiamos parado de andar, y nos giramos y nos dijo "Esta es la chaqueta de Antonia", se agachó y dijo, "Y aquí están los tres cinturones".

Que nos llamó y nos giramos.

Que nos fuimos a la parte de detrás y aparecieron los papeles, los trozos de papel.

Que dio la vuelta así, cosa de cinco o seis minutos. Vimos los papeles, los cogió él.

Que le dio al hombre alto los papeles que encontramos, los limpió y leyó el nombre de Enrique Anglés. 4


4 Individuos sin identificar, automóvil sin identificar... Y luego le dan unos guantes, le enseñan la cazadora y los tres cinturones y le leen lo que pone el papel reconstruido. Cualquier conspiranoico lo mismo pensaba que lo estaban utilizando como coartada de la "aparición" de los objetos. Pero unos Guardias Civiles nunca harían eso, es imposible...


Que esa operación no tardó en hacerse. Lo limpió, enseguida lo leyó, yo estaba ahí detrás entre los dos, y lo hizo enseguida y enseguida leyó el nombre.

Que luego continuamos por ahí dando vuelta, por todo aquello, hasta que vinieron los otros coches. La guardia civil, y yo no vi nada, ni apareció nada.

Que estuvimos los tres y no pareció nada más.

Que los trozos de papel los dejó ahí encima del plástico aquel. El lo dejaba ahí todo encima del plástico.

Que en el lugar donde encontramos los trozos de papel, esos papeles estaban medios pegados entre las... que había de tierra.

Que no se si se podian volar, yo los vi que de tanto tiempo llover estaban pegados a las hojas.

Que las maderas que me han enseñado hoy, yo por ahi no las vi.

Que esas maderas, ahí antiguamente también había colmenas y esas a lo mejor, yo siempre que solia romperse alguna, y yo la dejaba por ahi y eso es el culo de una colmena.

Que a mis colmenas no les faltaba nada.
Que el guardamontes fue el último que vino.

Que ese guardamontes es la persona que yo me creia que era el que se ocupaba de aquello, y me dijo que no, que era otro, que é se ocupaba de Catadau para abajo, pero el ahí arriba hacia muchos años que no habia subido, y ahí se ocupa otro.

Que ese guardamontes, vive en Llombay, el que subió, él entonces, en el termino de Tous, allí se ocupaba otro guardamontes.

Que allí subió nada más que este que no le correspondía, yo me creía que si, y me dijo no, de eso ahora se ocupa otro.

Que no me acuerdo ahora como le llaman.
Que no sé si ha declarado ante la guardia civil o el juzgado.

Que cuando se iban a sacar los cadáveres y no sabia lo que podía haber ahí hasta que empezaron a sacar.

Que yo estaba bastante atento, porque cuidado, que una cosa de esas, con tres angelitos.

Que estábamos todos por ahí dando vueltas.
Que cuando salieron los cadáveres, sí que vi la alfombra.

Que cuando sacaron la alfombra, yo noté que había unos trapos y eso, y yo tiré, y el otro señor que subió también cogió, y entonces al pegar tirón dije, déjala que esta todo lleno de tierra, déjalo, ya los sacaran.

Que primero sacaron primero un cadáver, luego otro, luego otro, y la alfombra se quedó ahí.

Que la alfombra no la vi al fondo de la fosa, y solo pegué un tirón porque nos marchamos ya.

Que los cadáveres estaban encima de la alfombra.

Que cuando sacaron la alfombra la dejaron ahí, porque estaba llena de tierra, la dejaron allí mismo donde estaba.

Que estaba allí en la tierra, conforme tiramos para fuera, se quedó ahí, no se hizo ningún comentario.

Que todos vimos que estaba la alfombra, si no todos, algunos.
Que el juez ordenó lo que tenía que hacerse.
Que se hizo ahí lo que dijo el juez.

Que apareció detrás de unos matorrales una persona que estaba haciendo fotos, esa persona estaba en la parte de allá que había matorrales. Esto es la fosa y estaba aquí detrás, que había muchos matorrales. Y yo me di cuenta y le dije al teniente, ahí creo que hay una persona.

Que esa zona está entre medios donde se dejan los coches porque los coches se quedan ahí.

Que está entre los coches y la fosa, esa persona estaba entre los matorrales, el teniente se fue hacía él, hacia el que estaba haciendo fotos, pero enseguida se dieron... y ya no vino más.

Que ese no sé si haría fotos.

Que yo de cámaras no se nada. Yo vi como si fuese una máquina de fotografiar.

Que no vi que los cadáveres tuvieran ataduras.

Que no se dijo delante de mí que ninguno de los cadáveres tuvieran ataduras.

Que cuando se sacaron los cadáveres cada uno se metió en una bolsa.






Que los metían entre los hombres del funeral, y el teniente, y los guardas que empezaron a sacarlos.

A LA ABOGADA DEL ESTADO

Que las dos personas con las que subí estuvieron hasta el final, hasta el momento que llegó el juez, ellos se quedaron allí hasta el final.

Que ellos que yo sepa no se si dieron explicaciones al juez.
Que allí no se tocó nada hasta que llegó el juez.
Que allí no se excavó nada.

Que lo único que hice con los dos señores es ver si había algo por los alrededores.

Que esperamos hasta que llegara la guardia civil.

AL PRESIDENTE
(A instancias del ministerio fiscal)

Que llovió todo aquel invierno.
Que llovió esos dos meses o tres antes, casi todo el invierno, muchos días.

Que por el sitio donde estaba la fosa, hacia mucho tiempo que yo no había pasado por ahí.

Que si había habido ahí un hoyo no habría podido verlo.




Juan Ignacio Blanco.
Entrevista en "La Quinta Esfera". 2013.02.17:

"... Yo he intentado entrevistarle un montón de veces o hablar con él. Cada vez que su mujer me ve aparecer por allí se encierra en casa, empieza a gritar... a gritar la mujer «¡Como hables con un periodista me ahorco ahora mismo en la cocina, me corto las venas, me clavo un cuchillo!»... esto, no sé qué... y es encerrar a una persona que, evidentemente, es una, una de las muchas claves que te dicen... yo subí ahí y me dijeron, «Tú sube y a ver qué te encuentras». Y lo que me encuentro es esto..."





Fuentes:



  1. Levante-EMV. Los agricultores que hallaron los cadáveres se ocultaron de la prensa.
  2. Las Provincias. 30/05/1997. El "fotógrafo misterioso" era un periodista de Las Provincias.
  3. Juan Ignacio Blanco. Entrevista. La Quinta Esfera, 17/02/2013.
  4. Vista del Sumario 1/93. 13ª Sesión - Valencia, a 29 de mayo de 1997. Declaración de Gabriel Aquino González.
  5. Sumario 1/93. Caso Alcàsser.

8 comentarios:

  1. Qué raro lo de los personajes estos que no se identifican.
    ¿Y cómo es que uno de ellos suelta que ahí seguro que están las niñas de Alcasser? que si esta cazadora es de Toñi, los cinturones son de las niñas... eso únicamente lo diría alguien que sabe perfectamente y de antemano quién está ahí, ¡con toda seguridad!.
    Y lo de Jambrina ya es de traca. Ese es el único que no está en los atestados de todos los que pasaron por ahí.

    ResponderEliminar
  2. A mi me extraña que el papel alli se qedara,.pero de ser asi, no entiendo la ausencia de motitas de moho o bien en la foto no se aprecian

    ResponderEliminar
  3. Hola. Saludos a todos.

    Con respecto al tema de los colmeneros, siempre he visto una pequeña contradicción. A todos nos llama la atención que estos señores subieran a la Romana en una época en la que no se suele visitar las colmenas (cabe señalar que estos señores hacía meses no iban). Por no hablar de que se niegan a conceder entrevistas, y de que la famosa carta de "Garganta Profunda" los implica de alguna forma. Esto nos hace pensar que supuesta y presuntamente, estos señores están indirectamente relacionados con la ocultación de la verdad.

    Sin embargo, vemos que sus declaraciones se contradicen con la verdad oficial, con respecto a la mano que se asoma, el puño de hombre, etc... Me pregunto, exactamente ¿Qué papel juegan estos señores? ¿Están metidos en el ajo o no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los metieron en el ajo, y más concretamente a Gabriel Aquino, ¿el motivo? La histérica de su mujer lo sabrá. Es la que parece que amenazaba con suicidarse a su marido si hablaba con JIB o alguno de sus colaboradores.

      Eliminar
  4. La razón que los puso en alerta fue la dichosa mano de hombre que aseguran vieron e incluso la relacionaron con la desaparición de ese otro chico de alicante. Estaban convencidos que vieron un puño de hombre y un reloj. Sin embargo uno de ellos dice que cavaban y cavaban y solo veían tierra hasta que dieron con el primer cuerpo. Mi pregunta es: ¿ Si el brazo estaba semienterrado como es que tuvieron que cavar tanto para dar con los cuerpos? Ellos afirman que el puño era de hombre, después ya no estaban tan seguros. Todo esto da muy mal rollo y yo sin ser para nada conspiranoico debo admitir que hubo muchos peces gordos metidos en todo este asunto.

    ResponderEliminar
  5. ¿Iban los colmeneros protegidos con sus ropas especiales al acercarse a las colmenas? Nunca leí ni escuché ninguna referencia al respecto, o que se hubieran cambiado de ropa. Porque si iban desprotegidos, podía ocurrirles esto, por más invierno que fuera, tengo entendido. En el minuto 00:32 puede verse al apicultor a la derecha de la imagen protegido con su atuendo especial.
    https://www.youtube.com/watch?v=z62LpC2EjNU&feature=youtu.be

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos que suponer que las protecciones las tenían en el maletero de la furgoneta de Aquino, que declaró:

      "... Que ese día no saqué ninguna colmena porque con el lío todo esto. Ese día no pudimos ver de mañana, como hacía frío aún él se quedó fumando un cigarro..."

      Es decir, todavía no se las habrían puesto porque hacía frío y todavía no era hora de revisar las colmenas. Pero, si hacía frío y no eran horas ¿qué hacían allí tan temprano, aparte de tener un pretexto para "descubrir" la fosa?

      Eliminar

Todos los comentarios y opiniones son bienvenid@s mientras se expongan con cortesía. El tema del comentario tiene que estar relacionado con el contenido del post. Antes de redactar uno, tenéis que elegir una opción en el desplegable "Comentar como". Si no tenéis un perfil, podéis elegir un nombre o comentar como usuario anónimo. Y después hay que pulsar "publicar". Los mensajes publicitarios, los mensajes de mal gusto, los trolls y los intoxicadores no son bienvenidos. También ruego precaución para no vincular nombres a conductas delictivas, lo que puede ocasionar una querella, o dejar mensajes que puedan servir de pretexto a las autoridades correspondientes para cerrar el blog. En cualquiera de esos casos me veré obligado a no publicar el mensaje. No obstante, la responsabilidad sobre el contenido de los mensajes corresponderá a los que los hayan redactado. Ruego que las posibles quejas o solicitud de aclaraciones se remitan a la dirección de correo del blog y no en un nuevo comentario.