lunes, 9 de diciembre de 2013

Crimen y novela policíaca.




"It is a capital mistake to theorize before one has data. Insensibly, one begins to twist facts to suit theories, instead of theories to suit facts."

“Es un error capital el teorizar antes de poseer datos. Sin darse cuenta, uno comienza a retorcer los hechos para hacerlos encajar en las teorías en lugar de encajar las teorías en los hechos.”

Sherlock Holmes, A Scandal in Bohemia.


---OOO---


Cuando uno se inicia en el análisis de crímenes y misterios, aparte de leer material sobre medicina forense, balística, derecho, psicología, toxicología y tantas otras disciplinas, no viene mal tampoco alternar el estudio de estas materias tan áridas con otras lecturas sobre temas similares, pero escritas de forma mucho más accesible.

Me estoy refiriendo a las novelas de misterio y policíacas. Y, para empezar a tratar un poco el tema, me gustaría citar a los autores que considero imprescindibles, muchos de los cuales resultaban ser eruditos en ciertas materias relacionadas con la criminología. Y hay que comenzar con el creador del género, Edgar Allan Poe.




Edgar Allan Poe. (1809-1849). Norteamericano, nacido en Baltimore. Escritor y poeta extraordinario, que en su corta vida fue capaz de abordar innumerables temas. Se le considera el inventor de la novela policíaca, según demuestran relatos como “La carta robada” o “Los crímenes de la calle Morgue”.

Arthur Ignatius Conan Doyle. (1859-1930). Británico, nacido en Edimburgo, Escocia, en cuya universidad estudió medicina. Ejerció como cirujano, médico y oftalmólogo. Pero lo que le hizo mundialmente conocido fueron sus historias de Sherlock Holmes, que inauguró con “Estudio en escarlata”, en 1887.

Willard Huntington Wright. (1888-1939). Norteamericano, nacido en Charlotesville (Virginia). Escribía con el seudónimo S.S. Van Dine. Su carrera como novelista comenzó tras verse obligado a guardar cama durante más de dos años a causa de su drogadicción. Durante ese lapso de tiempo se dedicó a leer todas las novelas policíacas que cayeron en sus manos. Una vez restablecido, en 1926 publicó su primera novela “El Crimen de Benson”, a las que seguirían once novelas más. El protagonista era el detective aficionado y aristócrata Philo Vance.

Dashiell Hammett. (1894-1961). Norteamericano, nacido en St. Mary, Maryland. Entre 1915 y 1922 trabajó como detective para la Agencia Pinkerton. Sus obras más famosas son Cosecha roja, La maldición de los Dain y El halcón maltés. Pero lo que, en mi opinión, le ha inmortalizado son sus cuentos de “El agente de la Continental”.

Ellery Queen. Bajo este seudónimo escribían dos talentosos primos de origen judío-norteamericano, nacidos en 1905 en Nueva York: Frederick Dannay y Manfred Bennington. Lo curioso es que el protagonista de sus entretenidas novelas también se llama Ellery Queen, que en la ficción es el hijo del inspector jefe de Homicidios de Nueva York, Richard Queen, a quien ayuda a resolver los casos que se le presentan.

La lista podría hacerse interminable, pero me he limitado a incluir mis autores favoritos. Aunque podría haber citado otros muchos, como G. K. Chesterton, Raymond Chandler, Agatha Christie, Erle Stanley Gardner, Patricia Highsmith, John Dickson Carr o Truman Capote, por citar sólo unos pocos más.

En cuanto a los autores más recientes, cabe citar a Henning Mankell, Karin FossumKhell Ola Dahl, pero tengo debilidad por John Verdon, y su personaje Dave Gurney, un policía retirado de Nueva York. Hay que leer sus obras “Sé lo que estás pensando”, “No abras los ojos” y “Deja en paz al diablo”. Tengo pendiente de leer su última novela “No confíes en Peter Pan”.

¿Y por qué hablar hoy de novelas policíacas?

Pues, aparte de que, como he dicho, sirven como un agradable alto o pausa en el camino del estudio de las ciencias relacionadas con el crimen, el factor más importante que me ha hecho escribir este post es la frase de Sherlock Holmes que lo encabeza:

“Es un error capital el teorizar antes de poseer datos. Sin darse cuenta, uno comienza a retorcer los hechos para hacerlos encajar en las teorías en lugar de encajar las teorías en los hechos.”









Y este es un error capital en el caso Alcásser y en otros muchos casos. Todo el mundo se lanza a teorizar sobre cuáles pudieron ser las causas del crimen, quienes serían los verdaderos culpables y qué motivos les llevarían a actuar así.

Pero antes de emitir una teoría alternativa a la versión oficial, hay que tener los suficientes datos y conocer el caso con la suficiente profundidad. Porque, de lo contrario, se corre el riesgo de poner en circulación teorías ridículas que alguien con mayor conocimiento del tema puede desmontar en cinco minutos. Y eso dejaría en muy mal lugar a los partidarios de teorías alternativas. Primero hay que desmontar la versión oficial y luego conocer lo que pasó hasta tal punto que se pueda elaborar una nueva versión de los hechos sólida y convincente.

Y eso, en un caso de la tremenda complejidad del de Alcásser, es muy difícil.

Todavía estoy en ello...

Afortunadamente, tenemos otras dos frases de Sherlock Holmes que nos van a servir de ayuda:

"Lo que un hombre puede inventar, otro lo puede descubrir". 

Y, también:

"Cuando todo aquello que es imposible ha sido eliminado, lo que quede, por muy improbable que parezca, es la verdad."

Os animo a que hagáis lo mismo. Desmontar la mentira, conseguir todas las piezas y montar el puzzle hasta que nos aproximemos lo más posible a la verdad. Con rigor, criterio, profesionalidad y sin sensacionalismos.

Para que no nos llamen conspiranoicos. Y por el honor de las niñas y de sus familias.

11 comentarios:

  1. Hola Nozick: como te interesa ese gigante que es Edgar Allan Poe, posiblemente te haya gustado su relato "El misterio de Marie Rogêt" que a mi me resultó fascinante. He disfrutado mucho de novelas de Dashiel Hammett y Raymond Chandler, y tomo nota de los autores que me son desconocidos y que recomiendas. También me permito recomendarte al autor argentino Rodolfo Walsh, especialmente su novela, del género "non fiction", (como "A sangre fría", de Truman Capote), "Operación Masacre".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sergio. Hay que leer a Poe y al terminar, volver a empezar. Siempre encuentras un matiz nuevo. Espero que te gusten las recomendaciones que todavía no hayas leído. En cuanto tenga tiempo, comienzo con Operación Masacre.
      Otro abrazo para ti!

      Eliminar
    2. ASI ES CADA QUE LEES A POE ES UN NUEVO MUNDO LO VES DESDE OTRA PERSPECTIVA

      Eliminar
  2. Hola Nozick, una pregunta simple: por qué no se puede hablar de la realidad de los crímenes de Alcasser?. Crees que sun habra alguien ovupando un alto csrgo?. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se puede, siempre que no sea en un medio de comunicación de masas. JIB ha concedido cuatro entrevistas en lo que va de año, pero no las vas a ver en la portada de los periódicos ni en la televisión.
      ¿Que por qué no se puede hablar en los medios importantes? Porque los que lo impidieron hace veinte años siguen pudiendo impedirlo, está claro. Por eso se le puede hacer una fiesta con petardos y champán a cualquier etarra hdp que vuelve a su pueblo, pero Ricart, que está condenado como colaborador necesario -no como autor- de tres asesinatos, tiene que ir dando tumbos por España como si fuera Jack el Destripador. Para eso, que lo hubieran dejado en la cárcel. ¿Sabemos donde están los etarras? ¿Nos dan el día a día de Valentín Tejero o de Pedro Luis Gallego Fernández? Da asco tanta hipocresía de los medios de comunicación.

      Eliminar
  3. Excelente ramillete de autores, y no creas, no sería interminable la lista. Faltan pocos,creo. En cuanto al método deductivo de nuestro inimitable Holmes aplicado al misterioso Alcasser me parece que tenemos "la carta robada". No sé, intuyo que los tenemos tan cerca, tan obvios, que no reparamos en ellos(todos los culpables). Parafraseando lo de "una vez descartado lo imposible....", lo tenemos dificil, muy dificil en un crimen que por lo que sé no se han prestado los jueces a una reconstrucción de los hechos. Eso en sí mismo es querellable por los afectados, y de obligado cumplimiento a petición de parte. Desconozco que asistencia letrada tendrían los afectados, pero las innumerables contradicciones de los primeros testigos, la tardanza inexcusable en prestar declaración voluntaria(los tiempos cuentan en justicia, mucho) y la ausencia de reconstrucción de los hechos confesados haría posible la reapertura del caso en otras instancias. Ver la doctrina Parot como ha acelerado el cumplimiento de resoluciones con una velocidad irreconocible en nuestro reumático sistema judicial. Con el suficiente dinero la VO estaría desmontada en Estrasburgo y sus perpetradores afrontando sus responsabilidades. Enhorabuena por el artículo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario y por tu apoyo.

      Eliminar
  4. Un blog muy interesante, me alegro de haberlo encontrado. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  5. ¿Y Simenon, no te gusta Simenon y su comisario Maigret?

    ResponderEliminar

Todos los comentarios y opiniones son bienvenid@s mientras se expongan con cortesía. El tema del comentario tiene que estar relacionado con el contenido del post. Antes de redactar uno, tenéis que elegir una opción en el desplegable "Comentar como". Si no tenéis un perfil, podéis elegir un nombre o comentar como usuario anónimo. Y después hay que pulsar "publicar". Los mensajes publicitarios, los mensajes de mal gusto, los trolls y los intoxicadores no son bienvenidos. También ruego precaución para no vincular nombres a conductas delictivas, lo que puede ocasionar una querella, o dejar mensajes que puedan servir de pretexto a las autoridades correspondientes para cerrar el blog. En cualquiera de esos casos me veré obligado a no publicar el mensaje. No obstante, la responsabilidad sobre el contenido de los mensajes corresponderá a los que los hayan redactado. Ruego que las posibles quejas o solicitud de aclaraciones se remitan a la dirección de correo del blog y no en un nuevo comentario.