domingo, 26 de marzo de 2017

Alcàsser. Prensa local de los primeros días #2.




El pdf titulado "Prensa local de los primeros días" se publicó por primera vez en el antiguo "Grupo de las Sombras", de Facebook. Lo vuelvo a publicar ahora, en forma de post, con nuevos comentarios.

En esta segunda entrega se presentan los artículos de prensa comprendidos entre los días 22 de noviembre y 2 de diciembre de 1992 inclusive.

Esta interesante documentación no estaría disponible sin la valiosa colaboración de un miembro del citado grupo, que se desplazó personalmente para conseguirla en la hemeroteca local.

Aunque dispongo de las fotografías que acompañaban a los artículos, no he considerado conveniente publicarlas todas porque son de baja calidad. En varios casos he añadido fotografías no originales, que son las que no llevan pie de foto.




Domingo, 22 de noviembre de 1992
  • Noveno día tras la desaparición.
1992.11.22, Domingo - LEVANTE. Tres programas de televisión abordarán el caso de las niñas de Alcácer desaparecidas hace nueve días. La Guardia Civil ha investigado a parientes de las tres jóvenes que residen en provincias próximas a Madrid.

A. IRANZO
T. DOMINGUEZ

El Ayuntamiento de Alcácer espera recibir una gran cantidad de llamadas telefónicas a partir de hoy, debido a la difusión televisiva de la desaparición de las tres jóvenes de la localidad. En este sentido, el consistorio está preparando la infraestructura necesaria para hacer frente a este aluvión de llamadas.

El misterio de las chicas de Alcácer fue objeto de un reportaje del programa "Informe semanal", emitido la noche de ayer en Televisión Española. Asimismo, Canal 9 también va a dedicar hoy un reportaje a este tema dentro de su espacio "Dossiers". Por último, el programa "¿Quién sabe dónde?", que se emitirá el próximo miércoles, dedicará una gran parte de su tiempo a este tema, e incluso no se descarta que se haga desde Alcácer.

Según las fuentes municipales consultadas por este periódico, la línea de investigación que tiene más visos de realidad es la de Madrid, aunque tampoco se descarta la de Barcelona. Asimismo, también se están revisando las casas de campo de Alcácer y municipios limítrofes por si las jóvenes se pudieran encontrar en alguna de ellas. La Guardia Civil tiene movilizados 200 agentes en la búsqueda de las chicas.

Fuentes próximas al caso insistieron ayer en que, aunque todavía no se puede descartar ninguna posibilidad, la hipótesis que cobra más fuerza es la de que pudieran estar en Madrid -partiendo de la base de que se han fugado-, a juzgar por las identificaciones "muy precisas" que se están dando en la capital.

El último aviso recibido por la Guardia Civil se registró en la noche del jueves, cuando un ciudadano que aportó datos muy claros sobre las niñas dijo haberlas visto a borde de un tren de cercanías entre Madrid y Segovia. Anteriormente, otro vecino de la capital denunció haberlas visto en la estación de trenes de Atocha. También en este caso el ciudadano facilitó una descripción perfecta de las adolescentes, por lo que aumenta las posibilidades de que, al menos en los primeros días, hubieran estado en Madrid. La Guardia Civil comprobó que no utilizaron ni el ferrocarril, ni la línea de autobuses, por lo que, de haber ido a Madrid, lo habrían hecho a dedo.

Las tres adolescentes desaparecidas tienen parientes en provincias próximas a Madrid, aunque la Guardia Civil ya ha interrogado a las familias, que aseguran no haberlas visto, ni haber recibido comunicación alguna por su parte.

De otro lado, los dos jóvenes que aseguraron a Levante-EMV haber visto a las chicas en un local de la plaza Xúquer de Valencia reafirmaron ante la policía sus declaraciones. Uno de estos jóvenes declaró ayer a este periódico que Antonia llevaba el pelo rizado, y no liso, como aparece en la foto difundida, y que una vestía un chaquetón largo azul y otra una chaqueta negra corta.

Rosa Folch, madre de Desirée Hernández, otra de las jóvenes desaparecidas el pasado 13 de noviembre, expresó ayer a Efe su preocupación, porque "a los ocho días de no ver a mi hija, la policía aún no tiene una pista clara sobre dónde pueden encontrarse".

1992.11.22, Domingo - LAS PROVINCIAS. Se descarta cualquier relación entre el violador evadido y las niñas de Alcácer. Los familiares, preocupados por la falta de pistas.

VALENCIA. (De nuestra Redacción.) - La Guardia Civil ha negado que exista relación alguna entre el caso del violador evadido del centro penitenciario de Picassent y las tres niñas de Alcácer en paradero desconocido desde hace ahora más de una semana. Fuentes de la investigación indicaron que la detención de recluso, condenado a 30 años de cárcel y que aprovechó un permiso para escapar de la prisión días antes de que las muchachas desaparecieran, podría producirse en las próximas horas, pero que estaba fuera de toda sospecha su posible implicación en la prolongada ausencia de las menores.


La gasolinera de Picassent donde se las vio por última vez.


Aunque la hipótesis de la huida voluntaria ha sido la más manejada por la investigación hasta el momento, tampoco existen datos que la apoyen de manera definitiva. De hecho, el teniente alcalde del ayuntamiento de Alcácer, José Manuel Alcayna, ha manifestado que la posibilidad de que la desaparición de las tres jóvenes se deba a una fuga, "cada día que pasa se aleja más".

Mientras tanto, según informaban ayer fuentes de la Guardia Civil, las investigaciones siguen en la misma línea de estos días, realizando batidas por las urbanizaciones y los pueblos de la comarca de l'Horta junto a los vecinos y efectivos de Protección Civil.

Estas mismas fuentes declararon que tanto los rastreos en los canales de agua, como los realizados desde los helicópteros en las zonas más abruptas y en la gran mayoría de los pueblos de la zona, han sido infructuosos y no han aportado ninguna novedad sobre la desaparición de las tres menores, en paradero desconocido desde la noche en que se dirigieron a una fiesta de su instituto celebrada en la discoteca Coolor de la localidad de Picassent.





Por su parte, Rosa Folch, madre de Desirée Hernández, ha expresado su preocupación porque "a los ocho días de no ver a mi hija, la policía aún no tiene una pista clara sobre dónde pueden encontrarse". Las tres menores han sido calificadas por la madre de una de ellas de "chicas normales" y "sin ningún problema que les pudiera inducir a una fuga".

Las tres chicas nunca llegaron a la citada discoteca y las últimas personas que las vieron, una pareja de novios que las subieron a su coche en Alcácer, las dejaron en una gasolinera situada a la entrada de Picassent, desde donde ellas les habían comentado su intención de ir a la discoteca. Según Alcayna, "las tres jóvenes iban sólo con lo puesto, y si tenían intención de fugarse no se hubieran dejado cerca de 40.000 pesetas que tenía una de ellas ahorradas, ni preparadas las mochilas con los libros y la ropa de deporte para ir el lunes a clase."

Sobre las llamadas que se han recibido asegurando que las tres jóvenes habían sido vistas en Madrid y Barcelona, José Manuel Alcayna ha indicado que la Guardia Civil continúa trabajando con estas pistas, pero la hipótesis de que podrían encontrarse en Madrid es, hasta el momento, la más fiable.


Lunes, 23 de noviembre de 1992
  • Décimo día tras la desaparición.
1992.11.23, Lunes - LEVANTE. Un grupo de motoristas de trial buscó en el monte a las tres muchachas. La Guardia Civil continúa buscando en las urbanizaciones.

La Guardia Civil sigue la búsqueda de las tres niñas de Alcácer que hace nueve días desaparecieron de su domicilio sin que hasta ahora se haya encontrado un dato fiable sobre su posible paradero, así como no se descarta ninguna hipótesis sobre la cual poder trabajar, informaron fuentes de la investigación.

En las últimas horas, grupos de motoristas inscritos en una prueba de trial que se celebró en Picassent han recorrido con sus vehículos las zonas más inaccesibles de la comarca, sin que hasta el momento se haya podido localizar a las jóvenes, informaron fuentes de la policía local de Alcácer. Desirée Hernández Folch, Miriam García Iborra y Antonia Gómez Rodríguez, faltan de su domicilio desde la noche del 13 d noviembre, en que decidieron ir a una fiesta estudiantil que se celebraba en una discoteca de Picassent, a unos dos kilómetros de sus domicilios.


Búsqueda en chalés

Equipos de la Guardia Civil y Protección Civil siguen las batidas por las urbanizaciones de chalés y pueblos de la comarca con la ayuda de perros adiestrados, pero hasta ahora todas las acciones han resultado infructuosas.

Así mismo, la Guardia Civil confía en que ayer se pudiera descartar alguna de las hipótesis sobre las que se trabaja, ya que se confiaba en que todos los vecinos que tienen chalés en las afueras de las poblaciones, así como en el campo, acudieran a los mismos y pudieran informar sobre las posibles anomalías en los mismos, y si alguna de ellas pudiera corresponder a la ruta seguida por las tres niñas desaparecidas.

Familiares de las jóvenes desaparecidas, cuyas fotografías aparecen en unos carteles que se siguen distribuyendo por distintos pueblos de la provincia, han expresado su desolación ante la falta de pistas claras sobre su posible paradero, aunque la de Madrid parece ser la más concreta.

1992.11.23, Lunes - LAS PROVINCIAS. Las últimas llamadas telefónicas revelan que las niñas de Alcácer están en Madrid. Guardia Civil y voluntarios continúan la búsqueda.

La hipótesis que cobra cada vez más fuerza acerca del paradero de las tres adolescentes de Alcácer, aunque aún no se ha descartado ninguna, es la de que pudieran estar en Madrid, según se desprende de las últimas llamadas telefónicas que se han recibido en el Ayuntamiento de Alcácer, comprobadas por la Guardia Civil. Por otra parte, la Benemérita continúa con las tareas de búsqueda de las tres niñas, que hoy hace ya diez días que desaparecieron de su domicilio, sin que hasta el momento se hayan encontrado los suficientes datos fiables para dar con ellas.

La espera en los domicilios de las tres niñas y en el Ayuntamiento de Alcácer sigue siendo angustiosa. A las once de la mañana de ayer se habían recibido tres llamadas telefónicas en las que dos de los interlocutores, que previamente se identificaron, afirmaron haber visto en Madrid a Desirée Hernández Folch, Miriam García Iborra y Antonia Gómez Rodríguez, en un parque y saliendo de una tienda de juguetes, 1 mientras que el tercero aseguró que el pasado lunes se encontraban en una cafetería de Toledo.

1 Será que no encontraron el tren eléctrico en Valencia (la famosa batalla de la locomotora Marklin) y tuvieron que irse a Madrid.


Fernando Gómez y Luisa Requena, padres de Toñi.



Las descripciones de las adolescentes coincidían, pero los datos que facilitaron no eran suficientes para dar con el posible paradero, tal y como viene sucediendo con las docenas de llamadas telefónicas que se producen al día, aunque cada vez se registran menos.

Por otra parte, fuentes próximas de la investigación manifestaron que las tres adolescentes -partiendo siempre de la hipótesis de que se fugaron-, no utilizaron ni el autobús ni el tren, por lo que podrían haber llegado a Madrid en autostop.

Una portavoz autorizada del Ayuntamiento de Alcácer afirmó ayer que "la espera se está haciendo cada vez más angustiosa, especialmente para los familiares. Si es una aventura de niñas, lo que no entendemos es cómo no se han encontrado ya, con la difusión que se está dando a este caso y el interés que están tomando las fuerzas de seguridad del Estado. Todos los cuarteles de la Guardia Civil de España tienen fotocopias de las fotografías de las niñas."

Diez días desaparecidas

Desirée Hernández Folch, Miriam García Iborra y Antonia Gómez Rodríguez faltan de su domicilio desde hace diez días. Concretamente, fueron vistas por última vez sobre las 20 horas del pasado 13 de noviembre, cuando decidieron ir a una fiesta estudiantil que se celebraba en una discoteca de Picassent, a unos dos kilómetros de sus domicilios en Alcácer.





Equipos de la Guardia Civil y Protección Civil continúan con las tareas de búsqueda por los pueblos y urbanizaciones de las comarcas de la Ribera y l'Horta, con la ayuda de perros adiestrados, pero hasta ahora todas las acciones han resultado infructuosas.

Según informó la Policía Local de Alcácer, ayer también participaron en una batida motoristas inscritos en una prueba de trial que se celebró en Picassent, que recorrieron las zonas más inaccesibles y cercanas a donde fueron vistas las niñas por primera vez.

Asimismo, familiares de las jóvenes desaparecidas, cuyas fotografías aparecen en unos carteles que se siguen distribuyendo por distintos pueblos de la provincia, han expresado su desolación a la agencia Efe, ante la falta de pistas claras sobre su paradero.

Falsa pista en Valencia

En la madrugada del sábado al domingo, la Guardia Civil comprobó otra pista procedente de un radioaficionado de Castellón, que aseguraba que las adolescentes se dirigían hacia Valencia por la autopista A-7, en un turismo, marca Renault 12 o Renault 18, de color verde y matrícula de Madrid.

Así, se dio aviso también a la Policía Local de Valencia y Cuerpo Nacional de Policía, hasta que los ocupantes del citado vehículo fueron identificados y tras las oportunas averiguaciones, se confirmó que la pista era, una vez más, falsa.
Javier Martínez


Martes, 24 de noviembre de 1992
  • Undécimo día tras la desaparición.
1992.11.24, Martes - LEVANTE. La policía investiga si las niñas de Alcácer viajaron en un autobús del Granada CF. Un adolescente que se fugó de Muro de Alcoy aparece vivo en un pueblo de Soria.

T. DOMÍNGUEZ / EFE
VALENCIA/GRANADA/ALICANTE

La policía granadina investiga la posibilidad de que las tres niñas de Alcácer hubiesen viajado el pasado día 14 con los jugadores y el entrenador del Granada Club de fútbol en el trayecto entre la localidad sevillana de Aguadulce, donde habían disputado un encuentro con el equipo local, y la capital granadina.

La supuesta identificación se produjo el sábado 14 de noviembre, un día después de que desaparecieran, aunque varios testigos dijeron ayer a Levante-EMV que "creemos que no eran las chicas de Alcácer, porque aparentaban tener más edad y físicamente no se parecían".

Las tres jóvenes investigadas por la policía se mezclaron con los jugadores granadinos al término del partido y les pidieron que las llevaran en su autobús hasta Granada. Sin embargo las chicas fueron sorprendidas por el entrenador del conjunto granadino, Nando Yosu, quien las llevó a la parte delantera del autocar y les explicó que no podían viajar con ellos porque lo prohíben las normas del club.

Nando Yosu dijo que "creo que al final subieron a escondidas y se agazaparon en la parte de atrás del autocar con la complicidad de algunos jugadores, porque cuando llegamos a Granada las vi bajar del coche." 1

El entrenador del equipo granadino añadió que, a su juicio, "las tres chicas que fueron en nuestro autocar no creo que fueran las de Alcácer, al menos después de haber visto las fotos que me enseñó la policía, ya que no se parecían mucho. Además, las que viajaron con nosotros eran más mayores". En cualquier caso, Yosu asegura que "cuando aquellas chicas se subieron al coche, yo aún no sabía lo de Alcácer. No me enteré hasta que las vi el lunes (día 15) en los periódicos nacionales".

Esas jóvenes también fueron vistas por un redactor de deportes del diario granadino Ideal, quien coincide en señalar que no cree que se tratara de las adolescentes valencianas, "aunque la verdad es que no me fijé mucho, porque les dije que no las llevaba y apenas las miré".

1 Se acabó por organizar una excursión a Granada, para buscar a las niñas. Arturo Luna Briceño lo contaba así en su libro: "... A esto había que añadir que los testigos que aseguraban haberlas visto en Granada decían que ello ocurrió por la noche y en fines de semana... Comenté el hecho con José Manuel Alcayna y le dije que en la zona de copas de Pedro Antonio de Alarcón, en Granada, era fácil que un viernes por la noche se movieran más de cinco mil jóvenes... Lo mejor sería que familiares y amigos se desplazaran el viernes y el sábado y en grupos batieran la zona, a la vez que aprovechaban para llenar de carteles Granada... “Mira, Arturo, aunque no sirva para nada y las niñas no estén en Granada y no consigamos encontrarlas, esto hay que hacerlo para mantener alta la moral del pueblo. Hay que mantener encendida la llama de la esperanza, porque si no, sería terrible para todos...”




Un circo en Madrid

Por otro lado, la Guardia Civil ha proseguido durante estos días su investigación sobre el caso, sin que haya aparecido, al menos por el momento, alguna pista fiable. Entre las comprobaciones que se realizaron figura una denuncia efectuada por un ciudadano que creyó haberlas visto repartiendo publicidad de un circo en un barrio de Madrid.

Sin embargo, tampoco este aviso fue el definitivo. Unos agentes de la Benemérita visitaron el circo y encontraron en él a las supuestas niñas de Alcácer, que resultaron ser tres jóvenes que pertenecen al circo y que viajan con éste habitualmente.

Fuentes próximas al caso dijeron ayer a este diario que "a medida que pasan las horas, somos cada vez más pesimistas porque cada vez pierde más fuerza la hipótesis de la fuga voluntaria". Los investigadores se basan, entre otras cosas, en la dificultad que entraña para tres niñas, cuya fotografía se ha distribuido hasta en el último rincón del país y que carecen de dinero, sobrevivir lejos de su casa durante más de diez días. A ello se une la falta absoluta de una pista lo suficientemente fiable como para situarlas en un punto definitivamente. Aún así, la Guardia Civil mantiene activos todos los medios -terrestres, acuáticos y aéreos- que desde el primer día han participado en las labores de búsqueda.

1992.11.24, Martes - LAS PROVINCIAS. Se amplía el perímetro del rastreo para encontrar rastros de las niñas de Alcácer. La hipótesis de la fuga va perdiendo fuerza.

VALENCIA. (De nuestra Redacción.) - La Guardia Civil, decenas de voluntarios y efectivos de Protección Civil y Policía Local de diversos municipios de l'Horta han comenzado a batir otras zonas más distantes del área que se había "barrido" hasta ahora en la búsqueda de las tres niñas desaparecidas de Alcácer hace más de diez días.

Concluidas con resultado negativo las tareas de rastreo en los alrededores de los términos municipales de Picassent, Alcácer y otras poblaciones próximas, las autoridades han decidido ampliar el perímetro de las batidas, al mismo tiempo que siguen recibiéndose llamadas telefónicas de personas de todos los rincones de España que afirman haber visto en un momento u otro a las menores Miriam García, Antonia Gómez y Desirée Hernández, de 14 y 15 años.

También ha resultado infructuosa por el momento la llamada a la colaboración ciudadana lanzada el pasado sábado por el consistorio de Alcácer y la Guardia Civil, en el sentido de que los propietarios de chalés no ocupados de toda la comarca de l'Horta revisaran sus viviendas, en busca de rastros del paso por alguno de ellos de las tres niñas.

Por otro lado, la pista surgida en Granada el pasado lunes tras comunicarse que las niñas podrían haber sido vistas en un autobús de la plantilla de un equipo de fútbol de esa ciudad se ha desmentido, al explicar los propios jugadores que las muchachas que se "colaron" en el transporte eran mayores y, en cualquier caso, no respondían para nada a la descripción de las tres desaparecidas.

De hecho, si al principio la hipótesis de la fuga premeditada fue la que más peso tuvo en las investigaciones para encontrar a las adolescentes, pasados diez días comienza a perder fuerza y se manejan otras posibilidades, como que alguien las pueda estar reteniendo en contra de su voluntad.

No obstante, tampoco hay indicios que apoyen esta versión, por lo que únicamente resta comprobar una por [una] todas las llamadas y seguir las averiguaciones de la "pista madrileña", la única que ha mostrado con visos de credibilidad, aunque no haya conducido al paradero actual de las chicas.

Fugada de Alfaz del Pi

Paralelamente a este misterioso caso, prosigue la búsqueda de la joven de 17 años que se fugó de una clínica privada de Alfaz del Pi hace ya casi un mes. Gloria Martínez Ruiz había sido ingresada en el centro sanitario por desequilibrios emocionales el 30 de octubre pasado.





Menos de 24 horas después, la chica evitaba a las enfermeras y escapaba del lugar saltando una tapia que circunda la clínica. Desde entonces está siendo buscada por toda la provincia de Alicante y sur de Valencia.

Al parecer, la última vez que fue vista estaba tomando un vaso de agua en un bar de la localidad de Altea, donde llamó la atención de los camareros, quienes sólo supieron de quién se trataba tras enterarse de lo ocurrido por los medios de comunicación.


Miércoles, 25 de noviembre de 1992
  • Duodécimo día tras la desaparición. La prensa revela la declaración de Hervás del día 19. ¿Y el famoso "secreto sumarial"?
1992.11.25, Miércoles - LEVANTE. Las familias de las niñas desaparecidas opinan que han sido raptadas por una red de trata de blancas. El conductor que las llevó hasta Picassent asegura que "no tenían intención de fugarse".

VICENT MONTAGUD

Fernando García, padre de una de las tres niñas de Alcácer desaparecidas el pasado día 13, considera cada vez más probable que las adolescentes hayan sido secuestradas por una red dedicada a la prostitución de menores. "Es la hipótesis que barajamos con mayor fuerza -afirmo-, porque ya han pasado demasiados días fuera de casa como para seguir pensando que se han fugado voluntariamente."

El padre de Miriam, que actúa como portavoz de las familias afectadas, se declara "atormentado", porque la posibilidad del rapto implica que "pueden estar pasándolo muy mal. Cada minuto de sufrimiento dejaría marcadas para toda la vida a unas crías como éstas -añadió- y eso es algo que te corroe por dentro."



El padre de Desirée (izquierda) habla con un testigo.


Fernando García advierte, en ese sentido, que "vamos a demostrar a esta gentuza que no es tan fácil hacer desaparecer a tres ciudadanas" y que "ya nos encargaremos de hacer todo lo posible para que paguen lo que han hecho. Ojalá sirva esto para terminar con estas atrocidades", manifestó.

El portavoz añadió, por último, que ha descartado la posibilidad de que las niñas se encuentren en Granada, como denunciaron los responsables del equipo de fútbol de esta ciudad, después de haberse entrevistado personalmente con todos los jugadores que aseguran haberlas reconocido.

"Me pidieron que las llevara"

Francisco José Hervás  y su novia Luz López recogieron casualmente a las niñas el pasado día 13, poco después de las ocho de la tarde, en la avenida Ricardo Hernández. Iban a dejar su coche en un taller de Picassent porque perdía combustible y se las encontraron sentadas frente a un semáforo situado en la circunvalación de esta localidad. Fueron las últimas personas que hablaron con ellas. Su testimonio es, trece días después, el único válido para los encargados de la investigación. Ninguna llamada telefónica recibida posteriormente ha podido ser confirmada.





Francisco José asegura que, cuando detuvo su vehículo, Miriam García se acercó hasta la ventanilla y le pidió si le podía llevar hasta la discoteca. "No estaban haciendo dedo -asegura- posiblemente para asegurarse de que no les cogía nadie sospechoso."

Este testigo, que no se dio cuenta de que eran las niñas desaparecidas hasta que se lo dijo su compañera días después, recuerda también que no llevaban ninguna bolsa de viaje y sostiene que tampoco tenían intención de fugarse. "Cuando llegamos al pueblo -añade- me dijeron que si les podía llevar a la discoteca, pero yo no podía porque el coche me perdía muchísimo gasóleo."

Francisco José, que suele recoger frecuentemente a autoestopistas porque "yo también hacía dedo cuando era más joven", añade que las niñas estaban "muy contentas a la vez que un poco nerviosas porque iban a la discoteca y llegaban un poco tarde" y que durante los pocos minutos que duró el trayecto, se rieron varias veces y hablaron entre ellas en un tono distendido.


Jueves, 26 de noviembre de 1992
  • Duodécimo día tras la desaparición. La prensa revela la declaración de María Dolores Badal Soria del día 21. ¿Y el famoso "secreto sumarial"?
1992.11.26, Jueves - LEVANTE. La mujer que vio a las chicas en Picassent dice que las recogieron cuatro hombres. La Guardia Civil ha efectuado una reconstrucción de los hechos.

VICENT MONTAGUD

María Dolores Badal, la mujer que denunció haber visto a las tres niñas de Alcácer desde su vivienda en Picassent el mismo día en que desaparecieron, manifestó ayer a Levante-EMV que las menores hacían auto-stop en la calle Padre Guaita de esta localidad sobre las ocho de la tarde y fueron recogidas por un turismo en el que viajaban cuatro hombres. "Me fijé en ellas porque resultaba extraño que cupieran los siete en un coche de pequeñas dimensiones como era aquél", afirmó.



Los padres de las niñas desaparecidas, con Joan Lerma.


La testigo no consiguió reconocer la marca ni el modelo del coche desde la ventana donde se encontraba y sólo recuerda que tenía cuatro puertas porque sus ocupantes no tuvieron que apearse de él para que subieran las menores. Por este motivo tampoco logró ver su aspecto. Pero la descripción de la ropa que llevaban las pequeñas coincide y ella todavía no había podido ver las fotografías publicadas en los medios de comunicación.

María Dolores tardó varios días en ponerse en contacto con la Guardia Civil. Únicamente lo comentó en el pueblo. Y el sábado pasado dos agentes del Instituto Armado se desplazaron a su domicilio por primera vez. El domingo regresaron con un vehículo y efectuaron una reconstrucción de los hechos para comprobar si su versión era cierta. Los responsables de la investigación, de momento, no han informado de los resultados de estas pruebas. El lunes, por último, la testigo se personó en las dependencias de la Benemérita para interponer la correspondiente denuncia.

Las familias afectadas, entretanto, continúan realizando diferentes gestiones. El pasado miércoles se entrevistaron con el presidente de la Generalitat para expresarle su convencimiento de que sus hijas se encuentran retenidas por alguien. "Quisiéramos pensar que se han marchado a correr a una aventura -manifestó el padre de Miriam García tras la reunión-, pero creemos que no es así y que no pueden regresar a casa.

1992.11.26, Jueves - LAS PROVINCIAS. Un joven desaparecido en Silla sigue en paradero desconocido desde septiembre. Continúa la búsqueda de las niñas de Alcácer.

Las niñas de Alcácer

El único indicio que presenta hasta el momento visos de credibilidad sobre el paradero de las tres niñas desaparecidas en Alcácer hace más de diez días, es la llamada "pista madrileña", aunque todavía no haya llevado a localizar a Miriam García, Antonia Gómez, ambas de 14 años, y Desirée Hernández, de 15 años de edad.


Los familiares de las niñas de Alcácer continúan angustiados.


Asimismo, la Guardia Civil, que ha recibido llamadas desde muchos lugares de España, podría comprobar uno por uno todos estos avisos de los ciudadanos, alertando sobre el paradero de las tres valencianas.

Por otro lado, miembros de la Benemérita junto con voluntarios y efectivos de Protección Civil y Policía Local de diversos municipios de l'Horta han comenzado ya a batir otras zonas más distantes del área que se había "rastreado" hasta ahora en la búsqueda de las niñas.

La hipótesis de la fuga premeditada de las tres adolescentes ha comenzado a perder fuerza, y se maneja la posibilidad de que alguien las pueda retener por la fuerza.

1992.11.26, Jueves - LEVANTE. Las tres niñas desaparecidas subieron a un vehículo de color blanco en Picassent.

VICENT MONTAGUD

Una vecina de Picassent ha denunciado ante la Guardia Civil que las tres niñas desaparecidas en Alcácer subieron voluntariamente a un turismo de color blanco en el que viajaban al menos dos personas el mismo día que desaparecieron. Los agentes encargados de la investigación han interrogado varias veces a esta testigo durante la última semana, e incluso han tratado de confirmar su información comprobando el ángulo de visión que tenía desde el lugar donde se encontraba.





La mujer, que estaba sentada frente a la puerta de su domicilio cuando se produjeron los hechos, 1 manifestó en su comparecencia voluntaria que vio a las tres niñas caminando juntas el pasado día 13, sobre las ocho y cuatro de la noche, por el tramo comprendido entre la ermita de Picassent y la vía del tren en dirección a la discoteca Coolor. Después afirma que el conductor de un turismo, cuya marca y matrícula no consiguió retener en su memoria, se detuvo frente a ellas y les invitó a subir.

La versión de esta mujer, cuya identidad no se ha facilitado, coincide con la de la pareja de novios que llevó a las adolescentes en su vehículo desde Alcácer hasta Picassent y con la de un amigo que las vio frente a una gasolinera de esta última localidad. Todo parece indicar que como las niñas dijeron a sus familiares, se dirigían a la discoteca haciendo auto-stop. Apenas les falta un kilómetro para llegar desde el lugar donde fueron vistas por la nueva testigo. Pero la investigación ya ha revelado que no lo consiguieron.

Fuentes de la Guardia Civil no quisieron confirmar ni desmentir este testimonio y se limitaron a manifestar que "es un dato que forma parte de la investigación y no se puede desvelar". El portavoz de las familias afectadas, sin embargo, sí que tenía ayer constancia tanto de la denuncia como de las posteriores diligencias efectuadas por agentes del Instituto Armado en relación a ella.

1 No, la señora Badal no hacía calceta a la puerta de su casa. Estaba asomada al balcón de su ventana, en la esquina del Casal de Picassent, sobre las ocho de la tarde, según declaró en la Casa Cuartel de Picassent, el dia 21 de noviembre.

Entrevista con Lerma

Los familiares de las niñas se entrevistaron ayer a partir de las ocho de la tarde con el presidente de la Generalitat. Fernando García, que actúa como portavoz, manifestó a Levante-EMV poco antes de la reunión que su objetivo era "pedir a Joan Lerma cualquier sugerencia que nos pueda aportar y, sobre todo, que ponga a nuestro alcance todos los medios de comunicación públicos en la medida que sea posible para intentar localizar a nuestras hijas",

Esta no fue, sin embargo, la única gestión realizada ayer por las familias. Fernando García, su portavoz, afirmó que han traducido a cinco idiomas los trípticos editados por el ayuntamiento, en los que aparecen las fotografías de las pequeñas y sus respectivos domicilios,  y los han llevado a las empresas de transporte internacional con sede en Valencia. Los responsables de estas firmas, según su versión, "se han comprometido a distribuirlas por toda Europa".


Lunes, 30 de noviembre de 1992
  • Decimoséptimo día tras la desaparición.
1992.11.30, Lunes - LAS PROVINCIAS. Los padres de las niñas de Alcácer se entrevistarán el miércoles con Corcuera. Empieza a cundir el desencanto.

Los padres de Desirée Hernández, Miriam García y Antonia Gómez, las tres jóvenes de Alcácer desaparecidas, se entrevistarán el miércoles con el ministro del Interior, José Luis Corcuera, a quien trasladarán su intranquilidad y el desencanto que empieza a cundir entre ciertas personas que están participando en la búsqueda de las menores.





No obstante, Fernando García, que ejerce las labores de portavoz de las tres familias, no quiso adelantar a quiénes se refiere cuando habla de desencanto, "porque la primera persona que lo tiene que saber es Corcuera. Compréndalo."

Mientras tanto, Fernando García sigue trabajando desde las dependencias del Ayuntamiento de Alcácer, donde se le ha improvisado una oficina en la sala de concejales. Él mismo se encarga de seguir pistas que llegan, aunque la mayoría "no tienen sentido", asegura, y de volver a rastrear las que ya han sido investigadas "por si acaso yo pudiese ver algo más".

La pista andaluza

Las llamadas telefónicas son constantes, desde todos los puntos de España, pero el mayor número de contactos los han establecido personas que residen en distintos puntos de la comunidad andaluza.

Llamadas desde Granada, Cádiz, Algeciras, Córdoba, La Línea de la Concepción y otros lugares del sur de España parecen conformar lo que se podría llamar ya la pista andaluza.

Esta posibilidad tiene desconcertadas a las familias, ya que si esta pista se confirma las jóvenes podrían no estar retenidas, "pero nos parece impensable que, si es así, no nos hayan llamado por teléfono para decirnos alguna cosa, que estaban bien, que no nos preocupáramos", asegura Fernando García.

Estancia en Madrid

No obstante, la única hipótesis que parece cierta a estas alturas, según las fuentes policiales consultadas por LAS PROVINCIAS, es la que indica que efectivamente estuvieron en Madrid. 1

La realidad es que Antonia Gómez, Desirée Hernández y Miriam García desaparecieron el pasado viernes 13, cerca de las ocho de la noche, entre Picassent y Alcácer. Hoy hace ya 17 días que no se sabe nada de ellas. Durante todo este tiempo se han sucedido las llamadas procedentes de punta a punta del país. Muchas de estas llamadas las realizan personas que aseguran ser videntes o curanderos, y que afirman conocer el paradero de las menores.

Difusión nacional

La mayoría de estas llamadas se han registrado desde hace una semana, a raíz de la participación de los padres de las menores en programas de radio y televisión con una gran audiencia nacional.

Todas estas comunicaciones, por inverosímiles que parezcan, se comprueban. Sin embargo, los resultados han sido hasta el momento negativos. No obstante, la investigación sigue abierta y la búsqueda continúa sin que se haya descartado ninguna posibilidad.
Teresa Laguna

1 ¡Qué obsesión con Madrid!


Miércoles, 2 de diciembre de 1992
  • Decimonoveno día tras la desaparición.
1992.12.02, Miércoles - LEVANTE. Las familias de Alcácer pedirán a Corcuera más colaboración. Un pueblo entero de León se ha ofrecido para buscar a las niñas.

El alcalde de Alcácer y los padres de las niñas de esa población que desaparecieron el pasado 13 de noviembre se entrevistarán esta tarde con el ministro del Interior. Las familias pedirán a Corcuera más medios y exigirán "que no se dé carpetazo al asunto".

Teresa Domínguez

Los padres de las niñas desaparecidas y el alcalde de Alcácer se reunirán a las cinco de la tarde de hoy con el ministro del Interior, José Luis Corcuera, en un intento de reforzar aún más la investigación del caso, según confirmó ayer tarde el padre de una de las chicas y portavoz de las tres familias afectadas, Fernando García.

Según el portavoz, "vamos a pedirle colaboración total y más medios, si cabe, para poder encontrar a las niñas. Lo que no queremos es que se le dé carpetazo al asunto, y ése es el mensaje principal que queremos transmitirle a Corcuera." 1

La comitiva, a la que recibirá el ministro en su despacho y que partirá a primera hora de hoy hacia Madrid, estará formada por Fernando García, padre de Miriam; Fernando Gómez, padre de Antonia; Rosa Folch, madre de Desirée, y el alcalde de Alcácer, Ricardo Gil. El portavoz de las tres familias indicó que desconoce el tiempo de duración de la entrevista e incidió en que "vamos a exigirle que cuando se retiren los investigadores sea porque ellas ya han aparecido."

1 Corcuera anda ahora dando lecciones de política por las televisiones. Pero, según Fernando García, Corcuera llegó a "levantarme la mano y a decirme que lo que tenía que hacer era marcharme a casa a llorar como los otros padres."





Solidaridad

Fernando García dijo ayer que su único miedo ahora es que el interés por las niñas decaiga, "aunque tenemos cuerda para rato y no pensamos desistir hasta que las encontremos. Nuestra impresión ahora es buena, porque todos estamos y están pendientes. De todas formas, a Dios le pido que esto acabe ya."

El portavoz familiar declaró que desde hace unos días está empezando a recibir multitud de cartas de apoyo de todos los rincones de España.





Ayer mismo llegaba a Alcácer una carta del Ayuntamiento de Santa María del Páramo (León) en la que el alcalde se pone a sí mismo y a todos los habitantes de su municipio a disposición de los padres de las niñas desaparecidas. "En la carta decían que se ponían a nuestra entera disposición para lo que hiciese falta, y nos pidieron que les mandásemos pasquines con las fotos de las chiquillas para distribuirlas por toda la comarca del Páramo. Es increíble que todo un pueblo de tan lejos se solidarice de esta manera con nosotros. Pero eso nos anima porque sabemos que no estamos solos. Les llamé inmediatamente y les di las gracias."

Mientras tanto, la Guardia Civil prosigue las investigaciones, sin que hasta el momento se haya producido ninguna novedad. Fuentes del caso dijeron a este diario que "el número de llamadas se mantiene y siguen telefoneando desde todos los rincones del país."




Fuentes:

  1. Diario "Las Provincias".
  2. Diario "Levante-EMV".
  3. Revista "Tele Indiscreta", 1996. Artículo "Fernando Garcia, padre de Miriam, sigue luchando para descubrir a los asesinos de Alcácer cuatro años después.


sábado, 25 de marzo de 2017

Alcàsser. Prensa local de los primeros días #1.




El pdf titulado "Prensa local de los primeros días" se publicó por primera vez en el antiguo "Grupo de las Sombras", de Facebook. Lo vuelvo a publicar ahora, en forma de post, con nuevos comentarios.

En esta primera entrega se presentan los artículos de prensa comprendidos entre los días 15 y 21 de noviembre de 1992 inclusive, los primeros siete días de información del caso.

Esta interesante documentación no estaría disponible sin la valiosa colaboración de un miembro del citado grupo, que se desplazó personalmente para conseguirla en la hemeroteca local.

Aunque dispongo de las fotografías que acompañaban a los artículos, no he considerado conveniente publicarlas todas porque son de baja calidad. En varios casos he añadido fotografías no originales, que son las que no llevan pie de foto.




Domingo, 15 de noviembre de 1992
  • El 15 de noviembre declararía ante la Guardia Civil Oscar Jiménez García (21,30 h.)

1992.11.15, Domingo - LAS PROVINCIAS. Desaparecen de forma misteriosa tres adolescentes de Alcácer.


VALENCIA. (De nuestra Redacción). - El municipio de Alcácer vive momentos de angustia por la desaparición de tres niñas de catorce años, hecho ocurrido el viernes en una gasolinera situada a la entrada de Picassent. 1 Más de 100 personas, voluntarios, policía local y la Guardia Civil, iniciaron las labores de rastreo por los términos municipales de Alcácer y Picassent para encontrar a Desirée Hernández y Miriam García, ambas de 14 años y Antonia Gómez, de 15 años, sin que al cierre de esta edición hubieran sido halladas.




Las tres jóvenes, estudiantes de octavo de EGB y BUP, salieron de casa en la tarde del viernes con la intención de acudir a la discoteca "Coolor", situada a las afueras de Picassent.

Algunas informaciones apuntan a que las tres muchachas al no disponer de un vehículo para llegar a la sala de recreo podrían haber realizado auto-stop.

Los últimos vecinos de Alcácer que vieron a Desirée Hernández Folch, Miriam García Iborra y Antonia Gómez aseguran que se encontraban a las ocho y cuarto de la tarde en una estación de servicio situada en el término municipal de Picassent. 1 En la citada discoteca se celebró esta tarde una fiesta del Instituto de Picassent y éste era el lugar donde se dirigían las tres jóvenes de Alcácer. Fuentes bien informadas confirmaron a este diario que "ninguna de las tres adolescentes estuvo en la discoteca, ya que nunca habían entrado en un centro de recreo similar". 

1 ¿Cómo sabían esto? Hervás no declaró ante la G.C. hasta el 19 de noviembre.

Hora de cenar

Familiares de Desirée manifestaron a LAS PROVINCIAS que "en un principio no iban a dejar ir a sus hijas a la discoteca, por su corta edad, pero luego se juntaron las tres amigas y decidieron ir un rato en la tarde del viernes a la disco". 2

A las ocho y media los padres de Desirée se alarmaron al no llegar su hija a cenar, cuando a esta hora es costumbre cenar. El padre, que está delicado desde hace años, decidió acudir al Ayuntamiento para denunciar la ausencia de su hija en medio de un gran nerviosismo familiar.





Anoche vecinos de las localidades de Picassent y Alcácer se movilizaron para dar con el paradero de las tres jóvenes. Desde el Ayuntamiento de Alcácer se coordinaron diferentes brigadas de búsqueda. Cada una de ellas contaba con un amigo de las jóvenes para dirigirse a los lugares que frecuentaban, pubs, cafeterías y diversos establecimientos de recreo.

De manera paralela, debido a la gravedad del caso, la policía dispuso de brigadas para rastrear la zona de monte y chalets de Picassent.

Asimismo, la policía local de Alcácer y los propios vecinos repartieron entre el vecindario fotocopias de los rostros de las tres adolescentes.

A última hora de la tarde de ayer un rumor apuntó que las tres menores podrían haber pernoctado en un chalet de la urbanización "Morredondo" de Picassent, circunstancia que fue desmentida tanto por la Guardia Civil como por la policía local de Alcácer.

2 ¿La primera vez que iban?

1992.11.15, Domingo - LEVANTE La desaparición de tres niñas en Alcácer moviliza cuatro comarcas.

Tres niñas de entre 14 y 15 años desaparecieron el pasado viernes por la tarde cuando caminaban por la carretera que une Alcácer y Picassent. Las menores se dirigían por primera vez a una discoteca situada en la zona. 1 Veinte equipos de rescate, coordinados por la Guardia Civil, rastreaban anoche toda la zona comprendida en un radio de 50 kilómetros.

1 Pues sí, la primera vez.

1992.11.15, Domingo - LEVANTE La extraña desaparición de tres niñas en Alcácer moviliza cuatro comarcas.

Tres adolescentes, de 14 y 15 años, desaparecieron el pasado viernes por la tarde cuando caminaban desde Alcácer hasta la discoteca Coolor, de Picassent. Veinte equipos de rescate, coordinados por la Guardia Civil y la policía local, rastreaban ayer toda la zona comprendida en un radio de 50 kilómetros. Un portavoz del Ayuntamiento de Alcácer, la localidad natal de las menores, descartaba ayer "totalmente" que "se hayan ido por su propia voluntad".

VICENTE MONTAGUD

Las adolescentes desaparecidas son Desirée Hernández Folch, Miriam García Iborra y Antonia Gómez Rodríguez. Todas vivían en Alcácer. Dos tienen 14 años, y la tercera, 15. La última vez que fueron vistas caminaban juntas por la carretera que une esta localidad y Picassent, en dirección a la discoteca Coolor. Portavoces de las respectivas familias aseguran que no llevan ninguna documentación personal.

Las chicas se dirigían a una discoteca por primera vez en sus vidas. Iban a asistir a una fiesta organizada por sus compañeros de clase. Pero, según un portavoz del Ayuntamiento de Alcácer, ni siquiera tenían previsto entra en el local porque, entre otras cosas, no llevaban dinero. "Querían quedarse en la puerta para ver el ambiente y dar una vuelta", explicó.





Poco después de las siete de la tarde 1 llamaron al padre de una de ellas para ver si las podía llevar en coche a la fiesta. Pero no le localizaron en casa, según las mismas fuentes, decidieron irse a pie. "Es algo muy frecuente entre los jóvenes del pueblo -añadió- porque sólo hay un kilómetro y medio de distancia."

Las adolescentes no suelen ingresar a sus casas más tardes de las diez de la noche y, por este motivo, sus familiares comenzaron a preocuparse a partir de esa hora. A las once de la noche ya estaban en las dependencias de la policía local para interponer la correspondiente denuncia. Los agente municipales intentaron encontrarlas durante toda la noche y, por la mañana, comunicaron lo sucedido a las primeras autoridades locales que, a su vez, dieron el aviso a la Guardia Civil y a los ayuntamientos de toda la comarca de L'Horta Sud.

1 La versión definitiva fijaría la hora de la llamada a las ocho de la tarde.

Grupos de voluntarios

El alcalde y los concejales de Alcácer comenzaron a organizar grupos de rescate con voluntarios del pueblo, a partir del mediodía. Estas personas recorrieron todos los pubs y zonas de recreo de las localidades colindantes mientras agentes de la Guardia Civil rastreaban el monte y las numerosas urbanizaciones ubicadas en las afueras.

El citado portavoz del ayuntamiento manifestó a Levante-EMV, al cierre de esta edición que "descartamos totalmente que se hayan ido a algún sitio por propia voluntad". Las mismas fuentes indicaron que las niñas hubieran avisado por lo menos a una amiga íntima que tenía previsto ir con las chicas a la discoteca y tuvo que quedarse en casa porque estaba enferma.

Un miembro de la corporación municipal de Alcácer, que se reunió ayer con un grupo de amigos y amigas de las adolescentes durante más de dos horas, también llegó a la conclusión de que "no es normal lo que ha ocurrido". Fuentes próximas a las familias de las niñas decían por su parte que "estas chicas son incapaces de provocar un trauma de este calibre a sus padres".




Veinte equipos de rescate, coordinados por la Guardia Civil y los policías locales de diferentes localidades, rastreaban anoche toda la zona comprendida en un radio de 50 kilómetros a partir de Alcácer. Tenían previsto llegar, según las mismas fuentes municipales, a las comarcas de La Ribera, La Safor, L'Horta y la Hoya de Buñol. Todos estos voluntarios llevaban unas fotocopias impresas por el ayuntamiento en las que figuran las fotografías de las muchachas y sus datos personales, así como el teléfono de la policía local que estará atendido por un guardia durante las 24 horas.


Lunes, 16 de noviembre de 1992

1992.11.16, Lunes - LEVANTE. La Guardia Civil no halla pistas del paradero de las tres niñas de Alcácer.

La Guardia Civil carece de pistas fiables sobre el paradero de las tres adolescentes de Alcácer desaparecidas el pasado viernes, y hasta el momento no se descarta ninguna hipótesis. Un motorista del parque de Protección Civil de Torrent resultó muerto y otro herido de gravedad, a las ocho de la tarde de ayer, al ser arrollados por un turismo cuando participaba en la búsqueda junto a más de trescientos voluntarios.

1992.11.16, Lunes - LEVANTE. Más de 300 vecinos de Alcácer colaboran en la búsqueda de las niñas desaparecidas.

Más de 300 vecinos de Alcácer, coordinados por el equipo de gobierno municipal, están colaborando con la Guardia Civil en la búsqueda de las tres adolescentes desaparecidas el pasado viernes cuando caminaban hacia la discoteca Coolor de Picassent. Al cierre de esta edición, los responsables de la investigación carecían de pistas concretas sobre su paradero y no descartaban ninguna hipótesis. Las familias, por su parte, insistían es que "es totalmente imposible" que se hayan marchado por su propia voluntad.

Los funcionarios del ayuntamiento y los guardias civiles del puesto de Picassent, donde los padres denunciaron la desaparición de sus hijas, han recibido decenas de llamadas telefónicas de personas que aseguraban haber visto a las niñas en diferentes lugares. Una de ellas estaba "dispuesta a jurar" que el sábado de madrugada se encontraban en un bar situado en Motilla del Palancar (Cuenca) acompañadas por tres jóvenes de aspecto sospechoso.

El conductor de un autobús también estaba convencido de que las había llevado a Cheste. Otra mujer llamó a la una del mediodía de ayer diciendo que, en ese momento, Miriam García se estaba comiendo una naranja en una estación de bombeo mientras Antonia Gómez y Desirée Hernández dormían. La policía confirmó poco después que era otra falsa alarma.

La información facilitada por los ciudadanos hasta el momento es contradictoria. El único testimonio válido sigue siendo el de un amigo de las menores que las vio en una gasolinera de Picassent... 1

1 ¿Cómo sabían esto? Cano Llacer no declaró ante la G.C. hasta el 20 de noviembre.

Los equipos de rescate rastrearon el sábado por la noche toda la zona comprendida entre Sagunto y Gandía (de norte a sur) y desde Buñol y Xátiva hasta el mar. Recorrieron, según fuentes municipales, el 95% de las poblaciones de la provincia de Valencia. La Guardia Civil y los guardias rurales, entretanto, buscaban fundamentalmente en los montes y urbanizaciones.

Dos días de angustia

La del sábado fue una larga noche en Alcácer. El ayuntamiento de esta localidad se convirtió en un centro de operaciones paralelo. El consistorio reflejaba ayer esta situación. Incluso el salón de plenos estaba repleto de tazas de café y restos de bocadillos. Todos los funcionarios se encontraban allí a pesar de que era día de descanso.

La teniente de alcalde Carmen Gómez justificaba esta preocupación generalizada en una localidad de siete mil habitantes con dos argumentos fundamentales. En primer lugar, porque los compañeros de instituto de las niñas se quedaron esperándolas en la puerta de la discoteca donde se estaba celebrando una fiesta. 1 Y, en segundo, porque la amiga íntima de una de ellas, que no pudo ir a la discoteca por que se encontraba enferma, no sabe absolutamente nada. 2




Fernando Gómez, el padre de Antonia, manifestaba ayer que su hija "lo estará pasando peor que yo". Este hombre, que trabaja en una industria química, barajaba la posibilidad de un secuestro, y advertía que "si lo que buscan es dinero se han equivocado de persona". Fernando recordaba también que Antonia es "una cría que se asusta muy pronto y es incapaz de darnos un disgusto así".

Rosa Folch, la madre de Desirée, ha recurrido por primera vez en su vida a un vidente. "Una ya sabe lo que pensar -decía- y voy a ir donde haga falta para encontrar a mi niña." Rosa asegura que, al igual que las otras chicas, su hija no llevaba dinero ni documentación personal cuando salió de casa.

1 Las niñas no estudiaban en el instituto de Picassent, luego esta información es una mera fábula periodística.
2 De nuevo, ¿cómo saben esto? Ester no declararía hasta el 20 de noviembre.

1992.11.16, Lunes - LEVANTE. Un muerto y un herido grave en un accidente ocurrido durante el rastreo.

V.M.

Un motorista del parque de Protección Civil de Torrente resultó muerto y otro herido de gravedad en un accidente registrado ayer, poco después de las ocho de la tarde, cuando los funcionarios participaban en la búsqueda de las tres adolescentes desaparecidas en Alcácer. Ambos fueron arrollados por un turismo todo terreno que circulaba por un tramo prácticamente recto de la carretera VP-3065. El siniestro se produjo, concretamente, en el punto kilométrico 19,800.





Fernando Castilla Vela, de 27 años, falleció cuando le trasladaban en una ambulancia de la Cruz Roja al Hospital General Universitario de Valencia. Francisco Conejo Rodríguez, de 36 años, ingresó en estado "muy grave" en la unidad de cuidados intensivos del mismo centro sanitario. Fuentes autorizadas aseguran que tiene las dos piernas fracturadas y una fuerte conmoción cerebral entre otras patologías.





Al cierre de esta edición, Francisco Conejo se encontraba inconsciente y estaba a punto de ser sometido a una prueba radiológica. Los médicos que le atienden intentaban comprobar así si presenta algún tipo de lesión interna en el cerebro.

Los motoristas partieron a las cuatro y media de la tarde de Torrent con otros tres vehículos de Protección Civil -un Nissan Patrol y dos turismos- para buscar a las niñas. Después del accidente fueron recogidos por una dotación de la policía local de Picassent, cuyos miembros practicaron la respiración artificial y otros primeros auxilios al funcionario que sobrevivió mientras llegaba la ambulancia.

El diputado provincial José Luis Ibarra y el alcalde de Torrent, Juan Jesús Ros, se desplazaron al Hospital General a los pocos minutos de producirse el accidente para interesarse por el estado del herido.

1992.11.16, Lunes - LAS PROVINCIAS. Un miembro de Protección Civil pierde la vida mientras buscaba a las menores de Alcácer. La familia de las desaparecidas no descarta que se marcharan voluntariamente.

Uno de los miembros de Protección Civil de Torrente que participaba voluntariamente en la búsqueda de las tres chicas desaparecidas en Alcácer perdió ayer la vida en un accidente. Fernando Castilla Vela, de 27 años, murió tras ser arrollado por un todoterreno. Su compañero, Francisco Conejo Rodríguez, de 30, se encuentra muy grave. Ambos rastreaban la zona con sus motocicletas. Mientras tanto, la familia de las tres jóvenes desaparecidas aseguraron ayer a LAS PROVINCIAS que no descartaban la posibilidad de que sus hijas hubiesen tenido "una mala idea y se hayan ido". No obstante, ayer la búsqueda de Antonia Gómez, Miriam García y Desirée Hernández fue incesante, y en ella participaron vecinos, radioaficionados, Protección Civil y Guardia Civil.

Francisco Castilla Vela, de 27 años, y su compañero Francisco Conejo Rodríguez, de 30, sufrieron un accidente mientras buscaban a las tres jóvenes de Alcácer desaparecidas el viernes. Se habían ofrecido voluntariamente para iniciar el rastreo. A las 4,30 de la tarde los encontramos en la puerta del Ayuntamiento de la población, listos para iniciar la marcha. Dos horas y media después se produjo el fatal accidente en la carretera llamada Pentacabras, cerca del cruce con la carretera de Picassent. Un vehículo todoterreno los arrolló. Ambos conducían motos con las que se metieron por barrancos y lugares inaccesibles, buscando a las tres adolescentes.

Francisco Castilla ingresó muerto en el Hospital General de Valencia, mientras que Francisco Conejo se encuentra en estado muy grave. El sepelio por el fallecido se celebrará mañana martes en la parroquia de la Sagrada Familia, de Torrente.

Búsqueda infructuosa

Mientras tanto, dos días y dos noches dando palos de ciego, recorriendo campos de naranjos, montes, barrancos, pueblos, revisando pozos, preguntando a la gente, pero Desirée, Miriam y Antonia siguen sin aparecer.

Las familias Gómez-Rodríguez, García-Iborra y Hernández-Folch aseguran que sus hijas son "unas niñas buenas, con un buen comportamiento. No son niñas de ir a discotecas y bares. No sabemos qué les ha podido pasar."




La madre de Desirée asegura que "les han tenido que lavar la cabeza". No obstante, la madre de Miriam no descarta una huida voluntaria: "Yo no descarto que haya tenido una mala idea, un mal pensamiento, y que se haya ido. ¡Ojalá sea eso, que se hayan ido y que vuelvan pronto!" La madre de Antonia no se explica qué ha podido pasar, sólo llora y pide que vuelvan pronto.

Los padres de las tres adolescentes ya han hecho todo lo posible por encontrarlas. Incluso han recurrido a cuatro videntes, el único camino que les queda por seguir.

Según las familias, las cuatro videntes consultadas coinciden en señalar que las niñas están vivas, y que se encuentran próximas a sus domicilios, en un radio de acción de un kilómetro.

Mandarinas frescas

Aseguran que las tres están en un chalet situado en una urbanización de los montes cercanos.

Una de las videntes las localizó en un chalet pequeño, cuadrado, en el que había una mesa con una vela casi consumida y las peladuras de tres mandarinas. La búsqueda de este chalet dio resultado positivo. Se encontraron las peladuras de mandarina todavía frescas, pero no a las niñas. Dos de las adolescentes escribían un diario, pero sus familias no los han encontrado. 1 No obstante, la correspondencia y los poemas que la tercera escribía sí se han hallado. En estos momentos se encuentran en poder de los efectivos de la Guardia Civil que se encargan de la investigación.

Todo el pueblo las busca

Ayer fue un día de mucha intranquilidad y desasosiego en Alcácer. Todo el pueblo se ha volcado en la búsqueda de estas tres chicas, que no acostumbraban a dar disgustos a sus familias.

1 ¿En serio? ¿Qué pasó con los dos diarios?




Sus amigos y compañeros de clase, que no se explican la desaparición, se dedicaron desde las siete de la mañana a distribuir los miles de carteles que se confeccionaron con las fotos y datos de las tres chicas. Los hicieron llegar a todas las carreteras, gasolineras, semáforos, y demás lugares muy concurridos con la esperanza de obtener una ayuda.

También los radioaficionados se han volcado en este caso. Ayer participaron unos 60 coches en el rastreo de las menores.

Pozos y acequias

Paralelamente, efectivos de Protección Civil, muchos de ellos voluntarios, como en el caso de los efectivos de Torrente, dedicaron sus esfuerzos en inspeccionar campos, pozos, casetas abandonadas, montones de piedras.

Sin embargo, tras dos días todo ha sido en vano. No hay pistas fiables sobre el paradero de las tres jóvenes. Se han recibido llamadas asegurando que las habían visto en Valencia en la Plaza de Cánovas, en la Plaza Xúquer, también las habían visto en Paiporta y en otras localidades. Todo ha sido inútil. Paralelamente el teniente de alcalde de Alcácer, José Manuel Alcayna, aseguró que las tres menores desaparecidas el pasado viernes "no lo han hecho por propia voluntad" y expresó su temor de que "algo grave" haya ocurrido.

Desirée Hernández y Miriam García, de 14 años, y Antonia Gómez, de 15, fueron vistas por última vez en la tarde del viernes en una gasolinera de la localidad vecina de Picassent, donde pensaban acudir a una fiesta estudiantil en una discoteca próxima. 2 Según José Manuel Alcayna, se desconoce si las menores hicieron auto-stop en la gasolinera, como es costumbre entre los adolescentes de la zona.
Teresa Laguna

2 Una vez más, recordemos que Hervás declaró el 19 de noviembre y Cano Llacer el 20. ¿Cómo se sabía esto el día 16?


Martes, 17 de noviembre de 1992

1992.11.17, Martes - LEVANTE. Una amiga de las niñas desaparecidas dice que "hubieran contado conmigo para irse"

Ester Díez, la amiga íntima de las tres niñas de Alcácer desaparecidas el pasado viernes, asegura que es "totalmente imposible" que se hayan fugado de casa porque "hubieran contado conmigo o, por lo menos, me hubieran avisado". Agentes de la Guardia Civil y de la policía, en colaboración con voluntarios de Protección Civil y unos 80 radioaficionados, trabajaban ayer intensamente para encontrar algún rastro de las niñas. Pero, al cierre de esta edición, seguían en paradero desconocido por tercer día consecutivo.

VICENT MONTAGUD

Ester Diez es la última persona que vio a las niñas antes de que salieran de Alcácer en dirección a la discoteca Coolor de Picassent. Incluso tenía previsto ir con ellas. Pero tuvo que quedarse en la cama porque estaba resfriada, y las adolescentes pasaron a visitarla poco después de la las cinco de la tarde del pasado viernes. Ester se declara "amiga íntima" de Desirée Hernández y asegura que conoce "de toda la vida" a Miriam García y a Antonia Gómez. Afirma, respecto a su desaparición, que es "totalmente imposible que se hayan fugado de casa por su propia voluntad".





Ester recuerda que, minutos antes de que las niñas salieran de su casa con la intención de hacer auto-stop, su madre les advirtió que algún día les ocurriría algo grave. y reconoce que ella misma le replicó que "hemos ido muchas veces y nunca nos ha pasado nada". Dice también que "no estaban muy entusiasmadas con la idea de ir a la discoteca" y que "fue aquí mismo donde se les ocurrió acercarse a la puerta para ver a los compañeros de instituto". 1

La niña añade que sus amigas "estaban muy contentas" y sostiene que "ninguna de ellas se había peleado con sus familias o con alguien conocido". De lo contrario, en cualquier momento "me lo hubieran contado porque siempre lo hacen". "Todo les iba de maravilla y estaban ilusionadas, entre otras cosas, con el cambio que siempre supone dejar el colegio y entrar en el instituto", explica.

Miriam, siempre según su versión, es "la más responsable de las tres". Hasta tal punto es así que "cuando tenía que llegar media hora tarde a su casa porque se quedaba a cenar conmigo o algo, llamaba por teléfono para avisar". Ester, que ya ha prestado declaración ante la Guardia Civil, asegura, por último, que "ya no sé qué pensar". 2

Un aluvión de llamadas

Ayer, a las ocho de la tarde, se cumplieron tres días desde que las niñas fueron vistas por última vez. Con el paso de las horas, los funcionarios del Ayuntamiento de Alcácer y los guardias civiles del puesto de Picassent donde los padres denunciaron la desaparición de sus hijas, reciben cada vez más llamadas telefónicas de personas que aseguran haber visto a las niñas en diferentes puntos de la Comunidad Valenciana e incluso de España. Pero fuentes autorizadas aseguraban ayer que esta información no ha sido de utilidad y que hasta el momento no existen pistas concretas.

Numerosos  vecinos de Alcácer, en colaboración con voluntarios de Protección Civil y un grupo de unos ochenta radioaficionados, continuaban ayer intentando encontrar algún rastro de las niñas a la vez que repartían unos 20.000 carteles editados por el ayuntamiento en los que aparecen las fotografías de las desaparecidas y sus respectivas filiaciones.

Herido en el hospital

Fuentes de la Jefatura Provincial de Tráfico manifestaron ayer que los motoristas de Protección Civil de Torrent que sufrieron un accidente cuando participaban en la búsqueda fueron arrollados por un turismo en un momento en que se habían apeado de sus vehículos.

Fernando Castilla resultó muerto prácticamente en el acto. Francisco Cornejo, su acompañante, permanecía ayer ingresado en la unidad de traumatología del Hospital General Universitario de Valencia con un fuerte traumatismo craneoencefálico y fracturas en las dos piernas. Su estado continuaba siendo "grave" veinticuatro horas después del accidente, según fuentes autorizadas, aunque permanecía consciente y mantenía estables sus constantes vitales.

1 Que no, que las niñas no iban a ese instituto. No eran sus compañeros. Miriam, concretamente, iba al instituto La Florida, de Catarroja.
2 ¿Cómo? Esther prestaría declaración ante la Guardia Civil el 20 de noviembre de 1992. ¿O es que prestó más de una declaración y en el sumario sólo consta la del 20 de noviembre?

1992.11.17, Martes - LAS PROVINCIAS. Las tres niñas desaparecidas podrían estar en Madrid.

Nadie duerme tranquilo en Alcácer desde la noche del viernes. Ese día se dio la voz de alarma. Tres adolescentes, residentes en la localidad de l'Horta, habían desaparecido misteriosamente. Tres días después -la última persona que vio a las niñas en la estación de servicio Mari fue un compañero de estudios de Desi Hernández- 1 nadie sabe nada del caso. Ninguna de las tres pequeñas ha telefoneado a sus familiares y, lo que es más preocupante, nadie puede dar una explicación razonable a la desaparición. Fuentes próximas al caso dan credibilidad a una comunicación de un ciudadano que asegura que vio el domingo a las tres menores en Madrid.

1 José Antonio Cano Llacer tenía 16 años, y Desirée sólo 14. ¿Compañeros de clase? ¡Hola, César! (F3, F4).

Lo que parece evidente, tras las informaciones facilitadas por sus familiares, es que ni Desi Hernández ni Miriam García, ambas de 14 años, ni Toñi Gómez, de 15, habían previsto fugarse de sus casas.

Tanto es así que, por ejemplo, Desi -estudiante por segundo año consecutivo de octavo de EGB- había hablado el pasado viernes con su madre para que le diera el dinero con el que pagar las clases de natación.

El viernes, la menor había dejado preparada su bolsa de deportes con los utensilios que iba a utilizar para las lecciones del día siguiente, signo inequívoco de que tenía intenciones de acudir.




"Aunque Desi no es una buena estudiante, le encantan los deportes y no era extraño verla patinar y correr por las calles de Alcàsser junto a sus amigas de cuadrilla", recordaba ayer su madre, que desde que se conoció la noticia de la desaparición no ha podido conciliar el sueño. Rosana, su hermana de 17 años, y su padre Vicente, que padece una enfermedad, se encuentran en la misma situación.

La tienen encerrada

"No somos padres exigentes, nunca regañamos a nuestra hija pequeña que, ante todo, es una niña muy abierta", recalcó Rosa Folch, que piensa a pies juntillas que a su hija "la tienen encerrada, si no estoy convencida que nos hubiera telefoneado".

Tras la distribución de 15.000 fotocopias con los rostros de Desirée, Miriam y Antonia, por los pueblos de la comarca y en los medios de comunicación, la policía y la Guardia Civil han recibido numerosas llamadas de personas que aseguran haberlas visto en distintos lugares de la Comunidad Valenciana y España, aunque al cierre de esta edición no habían sido localizadas.

Colaboración ciudadana

Se han recibido llamadas de Navalmoral, Motilla del Palancar, de un conductor que aseguró haberlas visto haciendo auto-stop en Cheste y, al parecer, de un vecino de Madrid que dijo que las había visto en la capital de España. Ésta es la que mayor fiabilidad tiene para los investigadores. "Se tratan -asegura José Manuel Alcayna, teniente alcalde de Alcàsser- de llamadas que han pasado un filtro, de las que pueden tener una verosimilitud".

400 pesetas en el bolsillo

Ninguna de las desaparecidas llevaba en los bolsillos más de 400 pesetas, aseguró uno de los familiares. Si la intención de las tres hubiera sido la de escapar de sus casas, lo más lógico es que una de ellas, que tenía en su hucha 40.000 pesetas, se las hubiera llevado consigo.

Al parecer, a la discoteca "Coolor" pretendían acudir las tres desaparecidas y una cuarta amiga llamada Esther. "Las tres salieron de casa de Esther pasadas las ocho de la tarde. Esther les dijo que no podía ir a la discoteca porque se encontraba enferma. Al no haber medio de transporte para acudir a "Coolor", Miriam le pidió a su padre que las acompañara, aunque éste estaba también enfermo", aseguró ayer la madre de Desi.

Batidas por la comarca

Todo el pueblo de Alcàsser, así como los vecinos de todas las localidades de la comarca están volcados para encontrar a las jóvenes. Desde adolescentes que reparten fotocopias en el peaje de la autopista, hasta brigadas informativas que han "barrido" hasta Canet, Requena, Xátiva y Oliva. Por si esto no fuera poco, vecinos de Alcácer se trasladaron a Oropesa y Benidorm.

Ayer tarde llegó desde Madrid uno de los equipos del "¿Quién sabe dónde?", un programa de difusión nacional, que se emite por TVE, donde se busca a personas desaparecidas.

Gamberros que no la quieren soltar

La madre de Toñi Gómez es clara sobre lo que le puede haber ocurrido a su hija: "Estoy segura que la tienen cogida cuatro gamberros y que la quieren soltar, aunque también hemos barajado la posibilidad que se trate de una chiquillada y que ahora estén asustadas." 1

"Sólo quiero decirle que no tenga miedo en volver a casa y que la vamos a acoger con los brazos abiertos", confesó entre lloros la madre de Toñi.

Desi mide 1,67,tiene el pelo castaño, ojos verdes y vestía el pasado viernes pantalón vaquero azul, camisa blanca y camiseta negra. Miriam mide 165, tiene el pelo rubio, los ojos azules y vestía cuando desapareció pantalón y chaqueta vaquera y suéter blanco.

Por último, Toñi mide 1,60 de estatura, tiene el pelo negro, los ojos pardos y vestía en el momento de su desaparición chaqueta y pantalón azul oscuro, además de un suéter de lana de tonos claros, con dibujos de gatos en parte del pecho.
J. I. S.

1 Se tambalea la información anterior de que era imposible que se hubieran ido por propia voluntad.


Miércoles, 18 de noviembre de 1992
  • El 18 de noviembre declararía ante la Guardia Civil Sandra Leal Galán (17,50 h.)
1992.11.18, Miércoles - LEVANTE. Las fuerzas de seguridad centran en Valencia la búsqueda de las tres niñas desaparecidas. El delegado del Gobierno afirma que hay "nuevas pistas" en localidades próximas a Alcácer.

VICENT MONTAGUD

Las fuerzas de seguridad del Estado no han podido confirmar, de momento, la posibilidad de que las tres adolescentes desaparecidas en Alcácer el pasado viernes se encuentren fuera de la Comunidad Valenciana, y siguen ahora "otras pistas" en otros lugares "más o menos próximos" a esta localidad, según manifestó ayer a Levante-EMV el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Francisco Granados.



Francisco Granados se reunió ayer con los padres de las jóvenes desaparecidas.


El representante del Ejecutivo sostiene que hasta el momento "no se ha podido comprobar" la información que, sobre el paradero de las niñas en otras ciudades españolas, facilitaron varios ciudadanos. Y asegura, en este sentido, que los encargados de esta operación política conjunta entre la policía y la Guardia Civil han movilizado a sus efectivos para buscar a las adolescentes en Madrid, Cáceres y Alicante.

Francisco Granados afirma también que son "bastantes" las llamadas recibidas desde que transcurrieron unas doce horas de la desaparición de las niñas y que "se están comprobando prácticamente todas después de efectuar las pertinentes comprobaciones de seguridad". Pero, según su versión, "no hay nada confirmado y seguimos sin disponer de una pista realmente concluyente".

El delegado tiene la impresión de que las niñas "se encuentran con vida" y que "alguna causa" les impide regresar. Y explica, en este sentido, que las gestiones realizadas hasta el momento indican que "pudiera ser que tengan miedo de regresar a sus casas o que alguien esté coartando su libertad de movimientos por causas que todavía desconocemos".

"Estamos llegando al límite"

Para Granados, el transcurso de las horas "complica el caso", a pesar de que las estadísticas sobre la desaparición de menores en la Comunidad Valenciana indican que "todavía no ha terminado el margen" de tiempo existente para descartar ninguna posibilidad. Los datos que manejan policía y Guardia Civil revelan que, aunque el plazo normal para las fugas voluntarias oscila entre las cuarenta y ocho y las setenta y dos horas, existen casos de hasta seis y siete días.

Las niñas de Alcácer al cierre de esta edición seguían en paradero desconocido por cuarto día consecutivo. Desirée Hernández, Miriam García y Antonia Gómez fueron vistas por última vez frente a una gasolinera de Picassent a las ocho de la tarde del pasado viernes. El delegado del Gobierno asegura, en este sentido, que "estamos llegando al límite".

Agentes movilizados

Granados asegura que más de veinte guardias civiles, incluida la unidad de perros, unos quince agentes del Cuerpo Nacional de Policía y todos los efectivos de las policías locales de la comarca de L'Horta Sud están participando en la búsqueda en colaboración con miembros de Protección Civil y los equipos de voluntarios que coordina el Ayuntamiento de Alcácer.

El delegado del Gobierno se entrevistó ayer, a partir de las siete de la tarde, con las familias de las tres adolescentes y con el equipo de gobierno municipal de Alcácer para "darles ánimos" u explicarles con mayor detalle "que estamos aprovechando todas y cada una de las informaciones de que disponemos para intentar localizarlas." Al cierre de esta edición, la reunión, celebrada en el ayuntamiento, todavía no había concluido.

1992.11.18, Miércoles - LEVANTE. La Guardia Civil ha comprobado hasta la información que dan los videntes

FRANCESC MARTÍNEZ

Los guardias civiles del puesto de Picassent ,donde los padres denunciaron la desaparición de sus hijas el pasado viernes, han comprobado desde entonces hasta la información que sobre su posible paradero han facilitado varios videntes conocidos por las familias. Fuentes de este cuerpo aseguraron a este periódico que "no queremos descartar ninguna posibilidad".

La teniente de alcalde del Ayuntamiento de Alcácer, Carmen Gómez, confirmó ayer a Levante-EMV que el primer vidente que ofreció sus servicios a los encargados de la investigación afirmó que las adolescentes se encontraban retenidas en un chalet situado en la urbanización de Morredondo. Y, según Gómez, varias dotaciones policiales han recorrido este lugar "al menos cuatro veces" desde ese día.

Entierro del motorista

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Francisco Granados, junto al conseller de Administración Pública, Emèrit Bono; el director general de Interior, Joan Binimelis, y el alcalde de Torrent, Jesús Ros, asistieron ayer a los funerales de Francisco Castillo Vela, el voluntario de Protección Civil de Torrent que falleció el domingo pasado en un accidente de tráfico ocurrido cuando participaba en la búsqueda, y en el que también resultó herido de gravedad uno de sus compañeros.

La misa por el difunto fue oficiada en la iglesia de la Sagrada Familia de Torrent a partir de las doce de la mañana. La comitiva fúnebre se desplazó después al cementerio de esta localidad.

Francisco Castillo Vela recibió allí sepultura en medio de las escenas de dolor de sus familiares y un gran número de compañeros del parque que tiene Protección Civil en su localidad natal.

1992.11.18, Miércoles - LAS PROVINCIAS. Las niñas de Alcácer fueron vistas el sábado en Atocha. Habla el matrimonio valenciano que vio a las niñas en Madrid.

"No hay duda, eran ellas. Nos extrañó verlas tan jovencitas, viajando solas y nos acercamos a ellas, un poco como protección. No caímos en la cuenta de que eran las niñas de Alcácer hasta que llegamos a Valencia y vimos la televisión, pero les preguntamos si iban a Valencia y nos dijeron, un poco asustadas, que no". Así hablaba ayer una señora valenciana, cuyo nombre no quiere desvelar, que junto con su esposo estuvo tres cuartos de hora, el sábado, junto a tres niñas que, según la Policía, podrían muy bien ser las desaparecidas de Alcácer. Tipos y descripción de las ropas, coinciden. el encuentro, casual, se dio en un andén de la estación de Atocha de Madrid, el sábado a mediodía. Y es testimonio ha sido tomado como una pista sólida.

El matrimonio valenciano que ha prestado a la policía testimonio de que vio en Madrid a las que presuntamente eran las niñas desaparecidas en Alcácer, había pasado dos días en Madrid cumpliendo el deseo de ver la colección Thyssen y regresaba a Valencia a mediodía del sábado. "Nos equivocamos, estábamos en el complejo de la estación de Atocha y llegamos muy pronto para tomar el tren. Pero para estar bien seguros no esperamos en el vestíbulo general sino en el andén, el 5-6, que es por donde pasa el Intercity a Valencia procedente de Chamartín. Esperamos tres cuartos de hora y estuvimos casi todo este tiempo junto a las niñas", relata la esposa.

"Las vi frágiles, sin equipaje, y pensé que eran muy jóvenes para ir solas, al menos para mi gusto. Además en el andén había un chico vestido de cuero que no me gustaba. Las chicas estaban en el suelo, comiendo bocadillos, bebiendo latas y fumando una de ellas", dice la señora. De modo que por la propia inseguridad de todo viajero que está en un andén semidesierto con sus maletas, y por instinto de protección, se acercaron a ellas. "La verdad, yo temía que aquél hombre les diera un tirón. Además, fue esa cosa de viajero inseguro, que quiere confirmar que está en el sitio correcto para tomar su tren. De modo que les pregunté: "¿Vais a Valencia?". Y de una forma airada, como huidiza, una de ellas me dijo que no, que no. Vi claro que no querían hablar. Y a pesar de todo, nos acercamos; no me gustaba aquél hombre, que no iba con ellas pero rondaba en el andén. Y así estuvimos, reunidos, esperando nosotros nuestro tren".

No vieron si subían al tren

Los testigos relatan que una de las jóvenes subió al piso superior, al vestíbulo de la estación, quizá a los lavabos, donde había alguna otra persona que a la señora no le había parecido recomendable. La señora reconoce que no lo pasó muy bien en el andén, que estuvo inquieta. Pero cuando finalmente llegó su tren, el matrimonio subió, hizo todo el viaje a Valencia, y olvidó toda la incidencia.

- ¿No vieron si las niñas subían al tren también?

- La verdad es que ya no. Subimos en primera y fuimos a lo nuestro, subir nuestras maletas y sentarnos. Podría ser que ellas también hubieran subido, pero en ese momento había dos sólo. Esa estación, además, es de mucha circulación: cercanías, el AVE en otra parte, otras líneas a Valencia por Cuenta y por Albacete, y a otras partes.

Sorpresa en la televisión

La sorpresa llega cuando, ya en Valencia, tras una tarde de recepción familiar, ponen el telediario y reconocen a las muchachas como las tres desaparecidas de Alcácer.

-Una llevaba el pelito corto, la otra rizado y largo, la tercera una melenita lacia. Para mí no hubo duda. Llamé a mi marido y también las reconoció. Así y todo, esperamos al día siguiente, a otro telediario. En Canal 9 lo dieron mejor, con más detalle en las fotos. No tuvimos dudas y llamamos al 091.

La policía, la Guardia Civil, ha tomado seriamente el testimonio del matrimonio valenciano, y ha seguido en Madrid sus investigaciones. Pelo, corte y color, ropa, bolsa-mochila que llevaba una de ellas, todos los detalles han sido contrastados por la policía y un matrimonio particularmente observador. Y la policía ha tomado en cuenta la pista, a la que se han unido, ayer, otras varias, procedentes de Vallecas, concentradas en Tele5, que dicen haberlas visto.

En ese andén de Atocha las muchachas pudieron haber bajado poco antes y, después, tomar otro tren con destino a otro lugar de España.

Nota: Todo este artículo basado en las declaraciones de un matrimonio anónimo tiene el aspecto de ser una invención del diario Las Provincias para vender más ejemplares. Un caso similar al del diario Ya cuando "encontró" a Anglés en Sudamérica ("Tuve un mal asunto y me pasé"), que resultó ser un individuo al que pagó el periódico para hacerse pasar por el supuesto prófugo. La presencia de las niñas en Atocha no figura en el sumario ni en el libro de Juan Ignacio Blanco. ¡Y mira que en ambos se relatan una infinidad de casos de personas y videntes que creían haber visto o detectado la presencia de las niñas en los lugares más insospechados!

Los padres piden a Granados que intensifique la búsqueda

Fernando García, padre de Miriam, una de las niñas desaparecidas en Alcácer, pidió ayer al delegado del Gobierno, Francisco Granados, que se intensifique la búsqueda de las tres adolescentes. Mientras tanto continúan las investigaciones por todo el territorio español para encontrar a las tres desaparecidas, Desi Hernández, Miriam García y Toñi Gómez. Granados se reunió a última hora de la tarde de ayer con los familiares de las tres niñas para tranquilizarles y explicarles cómo iban las investigaciones. Ayer, al cierre de esta edición, las tres adolescentes no habían sido encontradas y las fuerzas de seguridad continuaban su búsqueda.

El padre de Miriam se encontraba en la mañana de ayer en el Ayuntamiento de Alcácer a la espera de comunicar con el delegado del gobierno, al que pidió que se movilizara aún más para encontrar a su hija. Fernando García manifestó a LAS PROVINCIAS que "estoy casi seguro de que no ha habido premeditación, mi hija y sus amigas no se han ido de casa. Miriam a las ocho de la tarde del viernes llamó a casa, se puso mi mujer y le dijo que si papá podía llevarlas a la discoteca. Mi mujer les indicó que no fueran y que yo estaba enfermo y no podía llevarlas. fue esta la última vez que oímos la voz de nuestra hija, se despidió diciendo "hasta luego" y desde ese momento no hemos sabido nada más."

Apuntaba Fernando que "no creo que la desaparición haya sido una aventura juvenil, pero ojalá sea así y vuelvan muy pronto a casa, donde las estamos esperando."

Con lágrimas en los ojos Fernando decía que "quizá no he dedicado el tiempo necesario a mi hija y no he sabido cómo tratarla, por la falta de tiempo debido a mi trabajo, debía haber sido un mejor padre. Aunque no conozco todo lo que debiera a mi hija, ella es una niña muy sensible, muy abierta y espontánea."

El propio Fernando nos relataba cómo fueron las primeras horas de angustia tras la desaparición de su hija "el primer día no sabía qué hacer, estaba sólo con un grupo de amigos, pero no sabíamos por dónde comenzar la búsqueda. Estuvimos cuatro o cinco horas batiendo zonas, sin embargo no encontramos nada. Durante estos días no he tenido ninguna corazonada."





Miriam tiene dos hermanos: uno de ocho años y otro un año más joven que ella. Su padre, sobre el estado de ánimo de sus hermanos, comentaba que "el pequeño todavía no se ha enterado mucho, sin embargo el mayor lo está pasando igual de mal que su padre o quizá peor. Se siente aún más impotente que yo, pues ve que no puede hacer nada por encontrar a su hermana."

Sobre la posibilidad de que se encuentren en Madrid las tres niñas, el padre de Miriam manifestaba "en la capital de España tenemos familiares, pero a su casa no han ido. Esperamos que sea esa una buena pista."

Por otra parte, una de las tías de Desirée Hernández indicó ayer a este diario que "aún no sabemos nada de lo de Madrid, no es más que una pista. Sus padres están destrozados y cada día más desesperanzados."
J. M. Esteve


Jueves, 19 de noviembre de 1992
  • El 19 de noviembre declararían ante la Guardia Civil Francisco José Hervás Martínez (12,50 h.) y su novia María Luz López García (13,10 h.)

1992.11.19, Jueves - LEVANTE. La Guardia Civil ha comprobado más de cien llamadas sobre las tres niñas desaparecidas





La Guardia Civil ha comprobado ya más de cien llamadas telefónicas sobre las tres adolescentes desaparecidas en Alcácer el pasado viernes. Estos ciudadanos aseguran haberlas visto en diferentes lugares de España. Pero su información, de momento, no ha servido para localizar a las niñas. Los responsables de la investigación, que continúan barajando la fuga voluntaria como primera hipótesis de trabajo, 1 atribuyen esta preocupación generalizada a la psicosis desatada por los recientes asesinatos de menores.

VICENT MONTAGUD

Todos los efectivos disponibles de la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía se encuentran en situación de alerta para intentar localizar a las tres niñas desaparecidas el pasado viernes en Alcácer. Los agentes han comprobado ya más de un centenar de llamadas telefónicas que, sobre su posible  paradero en diferentes ciudades españolas, han facilitado ciudadanos. Pero, según fuentes próximas al caso, se han recibido "muchísimas más". La información proporcionada con alguna de estas llamadas, que de momento no han servido para localizar a las menores, apuntan hacia los alrededores de Madrid. Una mujer, que se identificó como Rosa, manifestó ayer a una emisora de radio que el pasado martes por la noche vio a unas niñas, cuya descripción física se ajustaba a la de las desaparecidas, tomándose "tranquilamente" unas tapas en un bar situado en Leganés, una localidad cercana a la capital.

Pero, sólo unas horas más tarde, un vecino de Ciudad Real, llamado Constantino Espada, acudió a la comisaría de Policía para denunciar que había reconocido a las menores en la calle gracias a las fotografías publicadas en la prensa Este hombre, además, aseguró que las niñas hablaban en valenciano. Cáceres, Jaén, Córdoba, Alicante y Gandía son otras de las ciudades donde la Guardia Civil se ha movilizado.

La hipótesis que siguen barajando los investigadores con mayor fuerza, a pesar de que el transcurso del tiempo juega en su contra, es que las adolescentes se hayan fugado voluntariamente de sus domicilios y tengan miedo a volver.

1 ¿Cómo podían barajar NADA, si teóricamente no sabían lo que había ocurrido? El primer día tenían que haber tomado declaración a todos los parientes y amigos de las niñas, a sus profesores, al personal de la gasolinera, de Coolor, de Zass y otros lugares frecuentados por ellas, etc., para establecer una hipótesis de trabajo. Ésta noticia es del día 19, ¡que es cuando declaran Hervás y Mari Luz! Y no sería hasta el 20 que declararían Cano Llacer, Soria Chaveli y Esther Díez, mientras que la señora Badal lo haría el día 21. Para leer las declaraciones, ver tomo 4 del sumario, folios 603-803.

Pero hay otras dos posibilidades. La segunda es que las niñas hicieran auto-stop para llegar hasta la discoteca Coolor, de Picassent, y el conductor que las recogió sufriera un accidente mortal y su vehículo todavía no ha sido localizado. Esto ya ocurrió hace cuatro años en Tavernés de Valldigna. Cuatro personas, que figuraban como desaparecidas, fueron halladas posteriormente dentro  de una acequia entre los restos de su turismo. 2 

Por este motivo, la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana ha ordenado la intervención de varias unidades especiales. Los equipos de buceo de la Guardia Civil rastreaban ayer todas las acequias existentes entre Picassent y Torrent, mientras los motoristas recorrían los barrancos y laderas de las montañas en busca de un posible vehículo accidentado.

Un helicóptero, procedente de Madrid y que está preparado para misiones nocturnas, también se ha sumado a la operación  sobrevuela los alrededores de Alcácer efectuando círculos concéntricos cada vez de mayor diámetro.

La tercera hipótesis es, obviamente, que Miriam García, Desirée Hernández y Antonia Gómez han sido objeto de algún hecho delictivo. Las mismas fuentes, sin embargo, no especificaron ayer esta posibilidad y advirtieron que es "la última" que barajan.

No usaron el "Party Line"

V. M.

La Guardia Civil ha comprobado todas las llamadas telefónicas efectuadas desde los domicilios de las tres niñas desaparecidas.

Los agentes intentaban averiguar de este modo si las adolescentes conocieron a alguien que vive fuera de la Comunidad Valenciana a través del Party line. Pero, según manifestaron a Levante-EMV fuentes próximas al caso, ninguna de las tres adolescentes ha utilizado este servicio que permite comunicarse con varias personas a la vez durante los últimos meses.

Esta gestión ha sido efectuada por los investigadores por lo ocurrido el pasado 2 de noviembre en Langayo (Valladolid).

Dos niñas de catorce años, Susana Arranz y Ana Laura Arenas, desaparecieron entonces cuando se dirigían al colegio y fueron localizadas tres días más tarde en Madrid. Se dirigían a visitar a unos amigos que habían conocido con el Party line.

2 Y en la fosa de Las Marianas también se habrá perdido alguien. Hay que tener cara para lanzar esta hipótesis. ¿Cómo va a evaporarse un vehículo que tenga un accidente en el interior de Picassent o en el pequeño descampado que creo que en origen separaba Picassent de la discoteca? ¿Dónde están los barrancos o acequias en ese trayecto?

1992.11.19, Jueves - LAS PROVINCIAS. Se intensifica el rastreo en busca de las tres niñas. Un helicóptero participó ayer en la búsqueda de las menores desaparecidas de Alcácer.

Cumplidos ya seis días desde la desaparición de las tres niñas de Alcácer, sigue sin haber noticia alguna de las menores a pesar de que se intensifican los esfuerzos de las autoridades para dar con su paradero, en concreto las operaciones de rastreo por la provincia de Valencia. Fuentes cercanas a la investigación informaron ayer a LAS PROVINCIAS que a medida que pasa el tiempo se reafirma la hipótesis de la fuga, en concreto la "pista de Madrid", aunque reconocen que no se puede descartar ninguna otra posibilidad.


Francisco Granados, en la reunión que mantuvo el martes con los familiares de las niñas desaparecidas.



Las labores de la 311 Comandancia de la Guardia Civil en Valencia, se centran en analizar "todas y cada una" de las decenas de llamadas telefónicas que se reciben a diario en sus dependencias por gente que asegura haberlas visto en diferentes puntos de la geografía valenciana.

De hecho, una de estas comunicaciones, la de un matrimonio que afirmaba haberlas encontrado el pasado fin de semana en la estación de Atocha de Madrid, ha dado como fruto que la Policía Judicial del instituto armado en la capital española tome parte activa en las averiguaciones.

A pesar de que pesa sobre todo la hipótesis de la fuga, tampoco se ha desestimado que las menores hubieran podido tener algún accidente. En este sentido, todos los puestos de la Guardia Civil, así como Policía Local y Nacional de la provincia de Valencia están en alerta y rastreando activamente la zona de Picassent y Alcácer, donde residen las tres niñas.

Barrancos y acequias

El radio de esta búsqueda se ha ido ampliando no sólo en estos núcleos urbanos y otros próximos, sino también en urbanizaciones, fincas aisladas, barrancos, playas y acequias. A medida que pasen los días, el "peinado" se irá extendiendo a otros municipios y campos limítrofes mientras no se reciban noticias de las niñas.

En concreto, un helicóptero participó ayer en las tareas de rastreo. También la unidad de buceadores de la 311 Comandancia tanteó palmo a palmo todos los cauces de agua, preferentemente los que estén cercanos a carreteras.

Fuentes relacionadas con el caso indicaron que todas las casas cuartel de España están ya avisadas y cuentan con las fotografías y datos personales de Desirée Hernández y Miriam García, ambas de 14 años, así como de Antonia Gómez, de 15.

Además, los puestos aduaneros con Francia y Portugal disponen de estas informaciones por si las menores hubieran decidido salir del país, ya que la Guardia Civil se muestra casi convencida de que las tres protagonizan una huida de casa, "cosa de chiquillas".

Máxima prioridad

Siempre en la reserva, los investigadores han contado con la posibilidad que las niñas hubieran sido víctimas de algún acto delictivo, aunque la Guardia Civil se muestra remisa a aceptar este hecho. No obstante, se ha procedido a revisar las salidas temporales de los reclusos del centro penitenciario de Picassent para conocer si alguno de ellos pudiera no haber regresado y pudiera estar relacionado con la desaparición de las pequeñas. Estas gestiones han dado resultado negativo de momento, al haberse comprobado que todos los internos que disfrutaron de permiso volvieron en la fecha señalada.

El pasado martes, el delegado del Gobierno, Francisco Granados, se entrevistó con los padres de las niñas y les pidió paciencia y confianza en los esfuerzos policiales. Granados les manifestó que el propio ministro del Interior, José Luis Corcuera, ha calificado su búsqueda como de "máxima prioridad".

J. Barajas


Viernes, 20 de noviembre de 1992
  • El 20 de noviembre declararían ante la Guardia Civil Francisco José Antonio Cano Llacer (19,02 h.), Francisco Antonio Soria Chaveli (19,30 h.) y Esther Díez Martínez (20,30 h.)
1992.11.20, Viernes - LEVANTE. Una de las tres niñas de Alcácer tenía casi 40.000 pesetas y no se las llevó. La investigación resta credibilidad a la hipótesis de la fuga voluntaria.

V. M.

Una de las tres niñas de Alcácer que desaparecieron el pasado viernes tenía casi 40.000 pesetas ahorradas en su casa y no se las llevó. Este dato, que ha sido confirmado por las propias familias y por la Guardia Civil, resta credibilidad a la hipótesis de una fuga voluntaria que los encargados de la investigación todavía consideran como la más probable.

Fuentes próximas al caso manifestaron ayer a Levante-EMV que, de cualquier manera, "lo que ya ha quedado claro después de innumerables gestiones es que las chicas no tenían la intención preconcebida de abandonar sus domicilios" cuando salieron de Alcácer en dirección a la discoteca Coolor, de Picassent. 1

1 En el día que declararían Cano Llacer, Soria Chaveli y Esther... ¿Nos estaban preparando ya para el cambio de hipótesis sobre lo sucedido con las niñas, de huida voluntaria a secuestro?

La Guardia Civil y la policía nacional continuaban ayer intentando confirmar la veracidad de las llamadas telefónicas que siguen recibiendo desde diferentes lugares de España. Una de ellas, efectuada poco después de las doce y media de la mañana, procedía de Salamanca. Pero esta información todavía no ha facilitado la localización de las menores.

Los agentes, cuando reciben uno de estos avisos, efectúan un pequeño interrogatorio a la persona que supuestamente ha visto a las niñas. Les preguntan, concretamente, la características físicas de las menores y la ropa que llevan, entre otros detalles. Después elaboran un pequeño informe y lo remiten a la 311ª Comandancia de la Guardia Civil o a la Jefatura Superior de Policía de Valencia.

Búsqueda en las acequias

Entretanto, la operación de búsqueda seguía ayer centrada en las localidades próximas a Alcácer.

Los equipos de buceo rastrearon, desde primera hora de la mañana, la acequia que discurre entre Torrent y Picassent. Al cierre de esta edición, sin embargo, no habían encontrado ningún rastro de las niñas.

Los submarinistas permanecerán buscando en la misma acequia hasta que completen, palmo a palmo, todo su recorrido. Después, según las mismas fuentes, se desplazarán a las golas del Perelló y del Perellonet. La Guardia Civil trata así de rebuscar en todos los lugares donde suelen aparecer cadáveres. 2

El helicóptero desplazado a Valencia desde Madrid, por su parte, sobrevuela ya la zona sur de la comarca de L'Horta después de haber recorrido desde el aire todas las localidades cercanas a Alcácer durante el pasado miércoles, efectuando círculos concéntricos cada vez de mayor diámetro, según indicaron fuentes de la Guardia Civil.

2 Pues sí, eso parece.

1992.11.20, Viernes - LAS PROVINCIAS. Acequias y canales son "barridos" en busca de rastros de las niñas de Alcácer. Un ciudadano ibicenco dice haberlas visto en la isla.

VALENCIA. (De nuestra redacción) - Acequias, canales, barrancos y campos de la zona fueron "barridos" ayer de forma sistemática por equipos de buceo y helicópteros de la Guardia Civil en busca de rastros de las tres niñas desaparecidas de Alcácer. El Ayuntamiento de esta localidad valenciana redistribuyó nuevas fotos actualizadas de las menores por los municipios colindantes, mientras los familiares y padres de las pequeñas viven una angustiosa espera que cumple ya una semana.

Por otra parte, las Fuerzas de Seguridad del Estado en Ibiza iniciaron al mediodía del miércoles la búsqueda de las niñas tras la llamada recibida por un ciudadano ibicenco cuya identidad no ha sido facilitada, y quien aseguró a la Policía haberlas visto en el interior de un vehículo color azul metalizado, marca Ford Fiesta y con matrícula de Alicante, según informa Colpisa.

Aunque no deja de ser una hipótesis más, los responsables policiales no descartan que las adolescentes se hubieran desplazado hasta la isla teniendo en cuenta su proximidad a Valencia, además del interés lúdico que despierta Ibiza.

No obstante, las tareas fundamentales de búsqueda se centran en el rastreo de los alrededores de Alcácer y Picassent. En concreto, buceadores de la Guardia Civil, apoyados por un helicóptero, se sumergieron ayer por la mañana en el canal Júcar-Turia, el cual abastece de agua a Valencia y tiene su origen en Tous. Este cauce artificial transcurre paralelo a varias carreteras que unen las poblaciones de Torrente, Alcácer y Picassent, lugar al que se dirigían las tres niñas desaparecidas el viernes por la noche para participar en la fiesta de un instituto escolar.

Aunque persiste la hipótesis de que las niñas Desirée Hernández Folch y Miriam García Iborra, ambas de 14 años, y Antonia Gómez Rodríguez, de 15, puedan haberse desplazado hasta Madrid, los investigadores no descartan del todo la posibilidad de que hubieran sufrido algún tipo de percance, probablemente automovilístico. 3

3 Esto ya, ni lo comento.


Sábado, 21 de noviembre de 1992
  • El 21 de noviembre declararía ante la Guardia Civil Dª María Dolores Badal Soria (20,15 h.)
1992.11.21, Sábado - LEVANTE. Los investigadores dicen que la mejor identificación se ha realizado en Madrid.

V. M.

Un vecino de Madrid ha descrito, durante una segunda entrevista mantenida con agentes de la Guardia Civil, unas cadenas que una de las niñas llevaba en el cuello y que no aparecían en las fotografías publicadas en la prensa. Este hombre asegura que ha visto a las niñas en un bar situado en la calle Clara del Rey. Su declaración, según fuente próximas al caso, es "la más fiable" de las efectuadas hasta el momento.

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Francisco Granados, manifestó ayer en este sentido que "parece que se confirma la posibilidad de que pudieran estar en Madrid". Granados confirmó que "han sido identificadas por alguna persona que incluso ha reconocido varios objetos personales que una de ellas llevaba".

El representante del Ejecutivo aseguró también que, al margen de la operación de búsqueda que continúa centrada en Valencia mediante más de doscientos guardias civiles, "la actividad en Madrid es también muy intensa a través del grupo de menores del Cuerpo Nacional de Policía para barajar todas las posibilidades".

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid manifestaron por su parte que todas las unidades que patrullan por la capital están alertadas sobre la desaparición de las adolescentes y llevan en sus vehículos fotografías de las menores para poder identificarlas.

Dos mandos de la Guardia Civil que participan en la operación se entrevistaron ayer, a partir de las siete y media de la tarde, con todos los componentes del equipo de gobierno municipal de Alcácer y con las familias afectadas para detallarles las gestiones efectuadas hasta el momento y explicarles cómo se encuentra la investigación. Esta reunión, celebrada en el ayuntamiento, no había finalizado al cierre de esta edición.

1992.11.21, Sábado - LEVANTE. Otra posible pista en Valencia

AMADOR IRANZO

Dos jóvenes aseguraron ayer a Levante-EMV haber visto la noche del jueves a las tres chicas desaparecidas de Alcácer en un pub de la plaza Xúquer de Valencia. Según su relato, las chicas que iban solas y no parecían preocupadas, abandonaron el local poco después de que los jóvenes les preguntaran si eran ellas las jóvenes que buscaba la policía.

Juan Antonio Sáez y Miguel Ángel Carvajal llegaron al pub a las dos de la madrugada. Miguel Ángel reconoció a las chicas porque había visto sus fotos en el periódico de la mañana: "Seguro que eran ellas, sobre todo dos." Según Miguel Ángel, "se notaba que era la primera vez que iban a ese local, porque miraban todo extrañadas y estaban un poco paradas y no hablaban con nadie. De todas formas, se las veía tranquilas, incluso una de ellas bailaba."

Los dos nuevos supuestos testigos.

Los jóvenes se acercaron a las tres chicas y les preguntaron si eran ellas las que buscaba la policía. "Una de ellas se rió, pero con una risa falsa, como si quisieran disimular. Luego le preguntó a las otras si se iban, y abandonaron el local al poco tiempo", afirma Miguel Ángel.

Según Juan Antonio Sáez, "iban arregladas y no parecían preocupadas. Una llevaba una camisa blanca y las otras dos llevaban cazadoras acolchadas. Cuanto nosotros llegamos parecía que ya llevaban un rato allí." Después de ver a las chicas, los jóvenes volvieron a comprobar en el periódico las fotos. Según su versión, no hay duda: eran las tres chicas de Alcácer.

1992.11.21, Sábado - LEVANTE. La Guardia Civil teme que las niñas de Alcácer estén encerradas en algún chalé. El Instituto Armado solicita la colaboración ciudadana por primera vez desde la desaparición

VICENT MONTAGUD

La Guardia Civil teme que las tres niñas desaparecidas hace ya más de siete días puedan encontrarse retenidas contra su voluntad en algún chalé próximo a Alcácer y, por este motivo, ha solicitado la colaboración ciudadana por primera vez desde que comenzaron las investigaciones. El Instituto Armado pide a todos los propietarios de casas de campo situadas en las localidades de Picassent, Montserrat, Real de Montroy, Turís, Torrent y Godelleta que visiten sus inmuebles durante el fin de semana para comprobar que no están allí.

Ésta es una nueva línea de investigación abierta ayer por las fuerzas de seguridad. Pero hay otras que se desarrollan paralelamente para no descartar ninguna hipótesis. Agentes de la Guardia Civil, por ejemplo, están recorriendo durante los últimos días todos los clubes de alterne ubicados en las carreteras de Valencia para comprobar que las adolescentes no han sido secuestradas por alguna red de prostitución de menores.



Desirée Hernández, Miriam García y Antonia Gómez.


La posibilidad de que las chicas hayan sido raptadas para ser explotadas sexualmente, sin embargo, está considerada por los responsables de la operación como "muy remota", porque, según su opinión, "es muy difícil que se lleven a tres personas a la vez y en estos casos suele mediar el consentimiento de la víctima, aunque sea mediatizado por algún tipo de droga".

Continúa la búsqueda

Los equipos de submarinismo de la Guardia Civil continuaban ayer rastreando palmo a palmo el canal Júcar-Turia, a la altura de Picassent; las desembocaduras de la Albufera, y todos los barrancos y acequias donde haya acumulación de agua por si las jóvenes hubieran sufrido algún accidente de tráfico y el automóvil siniestrado todavía no ha sido localizado. El helicóptero que participaba en la operación, sin embargo, regresó ayer a Madrid después de 48 horas ininterrumpidas de servicio.

El Ayuntamiento de Alcácer, simultáneamente, ha organizado nuevos equipos de búsqueda que recorrerán las partidas más inaccesibles del término durante hoy y mañana. El equipo de gobierno municipal, además, ha rogado la colaboración de los cazadores, ahora que comienza la temporada, y ha enviado unos 3.000 trípticos a la Federación Valenciana de Municipios y Provincias para que procedan a su distribución.

En caso de que las tres niñas no hubieran aparecido antes del próximo lunes, según manifestaron a este periódico fuentes municipales autorizadas, el ayuntamiento editaría más trípticos a todo color para repartirlos en todas las comunidades autónomas.

1992.11.21, Sábado - LAS PROVINCIAS. Las niñas de Alcácer podrían ocultarse en algún chalé.  Las autoridades piden a los dueños de casas de campo que supervisen sus viviendas

El Ayuntamiento de Alcácer y la Guardia Civil, que continúa a la búsqueda de las tres niñas desaparecidas misteriosamente hace una semana de la citada población valenciana, han solicitado públicamente a las personas que poseen chalés cercanos a esa localidad y a otras de la comarca, que supervisen sus viviendas ante la posibilidad de que puedan hallarse rastros del paso de las menores o incluso permanezcan ocultas en alguna de ellas.

Fuentes de la 311 Comandancia del Instituto Armado indicaron que esta petición se llevaba a cabo como parte del rastreo que llevan a patrullas del Instituto Armado, submarinistas y helicópteros, apoyados por unidades de Protección Civil y agentes municipales. Fuentes del consistorio de Alcácer comentaron que esta medida completaría la labor de búsqueda de las menores, pues aunque se bate palmo a palmo el terreno circundante a los lugares habitados y urbanizaciones, las casas de campo quedan sin ser investigadas ya que no pueden abrirse sin permiso de sus dueños.

Pistas en chalés

Portavoces de la Guardia Civil comentaban a este respecto que la colaboración de los propietarios de las numerosas fincas esparcidas por los campos de Torrente, Monserrat, Real de Montroy, Alcácer, Picassent, Turís, Godelleta y el resto de municipios comprendidos en el actual radio de búsqueda, "nos ayudaría muchísimo, al ahorrarnos tiempo para rastrear otros lugares. Asimismo se ha pensado que en alguna de esas casas que permanecen cerradas por largas temporadas las niñas podrían estar todavía ocultas o refugiadas, o haber llegado a pernoctar dejando pistas valiosísimas para localizar su paradero."

Por esta razón, las autoridades ruegan a los propietarios que noten anomalías en sus chalés o que puedan encontrar rastros de las menores, que telefoneen a la Guardia Civil de Picassent (1230609), a la Policía Judicial de la Comandancia de Valencia (3801000) o al Ayuntamiento de Alcácer (1240347?.

Mientras tanto, el asunto de la desaparición de Desirée Hernández Folch, Miriam García Iborra y Antonia Gómez Rodríguez, de 14 y 15 años, adquiere interés a nivel nacional. Diariamente, tanto el Ayuntamiento de Alcácer como la Guardia Civil reciben decenas de llamadas de personas que afirman haberlas visto en lugares tan alejados como Segovia, Tarragona, Almería o Castellón.

Llamadas telefónicas

Aunque se telefonea desde todos los rincones de España, la pista más fiable sigue siendo la de Madrid, después de que alguien informara que las había detectado en Motilla del Palancar, en la N-III, junto a otros tres jóvenes, y posteriormente, se hayan recogido diversos testimonios que aseguran su presencia en la capital española.

El teniente de alcalde de Alcácer, José Manuel Alcayna, manifestaba ayer que el jueves se registraron cinco o seis comunicaciones de gente que decía haberlas localizado en Cataluña. Es por ello que la "pista de Barcelona" tampoco se descarta como hilo conductor de las investigaciones para hallar el paradero de las menores.

Por lo demás, ayer seguía "peinándose" con personal y perros, además de vehículos todo-terreno y un helicóptero, toda la comarca de l'Horta en busca de algún rastro de las niñas.
J. Barajas




Fuentes:

  1. Diario "Las Provincias".
  2. Diario "Levante-EMV".
  3. http://lawebdelassombras.blogspot.com.es/2016/07/alcasser-al-cesar-lo-que-es-del-cesar.html
  4. http://lawebdelassombras.blogspot.com.es/2016/10/alcasser-mas-dulce-que-la-miel.html